El Astro. Crítica Final.

telenovela el astro logo
El Astro. Crítica Final.

Con fenómenos paranormales, una empresa familiar en disputa y el misterio de un asesinato, El Astro abrió la barra de desvelados de TV Azteca a las 11 pm.

La historia se centró en el personaje de Herculano Quintanilla (Rodrigo Lombardi), un hombre que tras haber adquirido el arte de la adivinación en la cárcel se involucra con los Hayalla, dueños de una importante cadena de supermercados.

El Astro. Crítica Final.
Herculano era un hombre de misterios pero de bondadoso corazón y alma noble. En su camino se cruzó la guapa Amanda (Carolina Ferraz), una mujer de familia que se resistía con todas sus fuerzas a la pasión que Herculano despertaba en ella. Racional pero insegura, Amanda sucumbió porque todo su ser le gritaba que la felicidad para ella era ese hombre de turbante que noche a noche realizaba actos de magia en un centro nocturno con el nombre de El Astro.

Por otra parte vimos la historia del clan Hayalla, cuatro hermanos de ascendencia libanesa luchando por el control de la empresa familiar. Salomón (Daniel Filho), Youssef (José Rubens Chachá), Amin (Tato Gabus Mendes) y Samir (Marco Ricca) eran unos tiburones ejecutivos y la única luz en el corrupto mundo de las empresas Hayalla era el joven Marcio (Thiago Fragoso), hijo de Salomón y amigo de Herculano.

Una víctima más de esta historia fue Cló (Regina Duarte), la madre de Marcio, quien orillada por el desinterés de su marido se enredó con Felipe (Henri Castelli), un gigoló bisexual que pagaría caro su ambición.
El Astro. Crítica Final.
La tensión de la telenovela despegó con el asesinato de Salomón Hayalla. La búsqueda del culpable y la sucesión en la empresa familiar fueron los elementos clave para mantener el interés hasta el final.

Como en las historias de Agatha Christie, el inspector reunió a los personajes más importantes para revelar el misterio del asesinato y posteriormente el desenlace fue sorpresivo.

Gracias al ritmo rápido de las escenas y a la atmósfera de misterio, El Astro resultó una propuesta interesante y entretenida.

El romance de Herculano y Amanda, aunque pasó a segundo plano, fue mostrado de una manera muy sensual. La actuación over the top de Duarte como Cló recordó aquellos melodramas de Dolores del Río y Libertad Lamarque en la Época de Oro del Cine Mexicano. La relación entre los cuatro hermanos Hayallah se resume en una frase pronunciada al final: “Cada uno amaba a su hermano como Caín amaba a Abel”.
El Astro. Crítica Final.
Para concluir, quedó demostrado que en el mundo de las telenovelas aunque haya situaciones que queden sin explicación y temas con final abierto, si el desarrollo es bueno y cumple su objetivo de enganchar al público, eso pasa a segundo término.

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.