La Malquerida. Crítica Final.

la malquerida acacia

La Malquerida. Crítica Final.

Por años se habló de este proyecto original de Jacinto Benavente que los medios confundían con la argentina La Malparida. José Alberto “El Güero” Castro promovió la adaptación de Ximena Suárez y logró obtener luz verde para producir la telenovela. Respaldado por el renombre de un Premio Nobel de Literatura, se tenían grandes expectativas para esta realización pues además era un original para televisión.

Cuando la noticia empezó a circular corrieron infinidad de rumores sobre su elenco y como presagiando a la que sería su sucesora dos años después, las escritoras de Amor Bravío bautizaron al rancho donde se desarrollaba su historia como La Malquerida.

En el desfile de candidatas a Malqueridas estuvieron Verónica Castro, Silvia Navarro, Cecilia Suárez, Lucero y Adriana Louvier. Para los galanes se manejaron los nombres de Jorge Salinas y Osvaldo de León. Este último actor fue el primero en ser confirmado oficialmente aunque quedó en un personaje distinto al que inicialmente se había pensado.

Finalmente para los personajes principales fueron seleccionados Victoria Ruffo, Christian Meier, en su primera telenovela para Televisa, Ariadne Díaz y Mane de la Parra.
La Malquerida. Crítica Final.
El núcleo de la historia original es el conflictivo amor de una joven por el hombre que se casó con su madre y los esfuerzos de él por alejarla de cualquier pretendiente. Sin embargo en televisión hubo poco de este “postizo” complejo de Electra.

La telenovela inició tratando de explicar el odio de la niña Acacia (Ariadne Díaz) por su padrastro Esteban (Christian Meier) dándose a entender que no lo soportaba porque se convirtió en el sustituto de su difunto padre. Los años pasaron y Acacia creció odiando a Esteban.

En la época actual, Acacia regresa a vivir a la hacienda La Benavente con su madre Cristina (Victoria Ruffo) tratando de llevarse bien con Esteban. Paralela a esta trama surge la de Alejandra (África Zavala) quien es obligada a prostituirse por el inhumano Danilo (Alberto Estrella) y su secuaz Perla (Sabine Moussier). Además nos presentan a la familia Palacios, vecinos de la Benavente quienes ocultan un secreto del pasado y para conectar a todos los personajes aparece el galán Ulises (Mane de la Parra), quien llega al pueblo para construir un centro comercial en el que todos están interesados.
La Malquerida. Crítica Final.
En el capítulo final la mala edición restó dramatismo a climáticas escenas como la de cuando Acacia le revela a su madre que aceptó el amor de Esteban o la de la confrontación a balazos entre Esteban y Norberto.

Acacia resulta herida de muerte en el intercambio de balas pero utilizando el muy trillado recurso “levanta muertos” aparece sorpresivamente recuperada en la boda de Alejandra y Germán.

Danilo acaba quemado en la cárcel en una escena que podrían haber dejado a la imaginación y Esteban después de recibir la visita de despedida de Acacia en la cárcel, llora por haberla perdido. Cristina se refugia en casa de sus padres para repensar su vida y Acacia y Ulises se marchan a diferentes países cada uno en busca de su propio futuro.

Por internet ofrecieron tres finales alternativos. En el primero Esteban muere y Ulises y Acacia se reconcilian. En el segundo Acacia muere y Esteban queda preso. Finalmente en el tercero, Esteban mata a Cristina y muere después de forcejear con Acacia quien queda sola con sus abuelos.

Con el final oficial la producción optó por no arriesgarse y presentaron el final más obvio y predecible.

El drama inicial de La Malquerida recayó en Alejandra y su lucha por librarse de la red de traficante de personas. Mientras Ale vivía una vida llena de tragedias, Acacia estaba envuelta en un superfluo triángulo amoroso con Ulises y Manuel (Brandon Peniche). Manteniendo cierta distancia, Esteban observaba todo lo que hacía Acacia y su deseo comenzó a inflamarse lentamente. Hasta el cansancio usaron el pasaje “…maldigo el episodio…” de la canción “Perdón” de Camila cada vez que Esteban veía a Acacia. Y ella… pues ella nunca se dio cuenta de nada.

Hasta después de más de la mitad de la telenovela es que Acacia reacciona y se siente atraída por Esteban. Era el momento más esperado y fue lo que ocasionó que el público se dividiera en dos facciones: la que apoyaba a la pareja de Cristina y Esteban, y la llamada “Estecias” formada por quienes que querían ver juntos a Esteban y Acacia.

El desarrollo de ese amor prohibido, el asesinato de Manuel y la revelación de la cara oculta de Esteban fueron lo que impulsaron a La Malquerida a alcanzar sus mejores números de rating.

Qué mal que una telenovela “se ponga buena” hasta el final. ¿Y los primeros 100 capítulos?
La Malquerida. Crítica Final.
El final

La Malquerida careció de intensidad en su planteamiento inicial. Las historias secundarias ahuyentaron al público quien hasta ya avanzada la telenovela se seguía preguntando quién era La Malquerida, si Cristina o Acacia.

Al principio Christian Meier lució perdido en esta historia, pareciendo que actuaba por compromiso y más adelante hasta llegó un momento en que se creyó que abandonaría la telenovela. Hasta la parte final pudimos apreciar que así era Esteban, un hombre perdido y distante, un hombre sin escrúpulos, un extraño en su propia tierra.

Destacamos las actuaciones de Ariadne Díaz, Fabián Robles y Brandon Peniche. La primera imprimió su sello en Acacia, una joven bella, impulsiva y visceral pero confundida sobre sus sentimientos. Robles como El Rubio, el “friega-quedito” de la Benavente, demostró su oficio. Mientras que Peniche sacó la casta como Manolo, el niño mimado del pueblo.
La Malquerida. Crítica Final.
Los lanzamientos Joshua Gutiérrez y Gonzalo Peña cumplieron adecuadamente sus papeles y habrá que seguirles la pista.
La Malquerida. Crítica Final.
Más allá de la fidelidad a un clásico de la dramaturgia, la misión de toda telenovela es entretener y la conocida recomendación de “dejar lo mejor para el último” no aplica para La Malquerida ni para ninguna historia hecha para televisión.

Te recomendamos...

2 Comentarios

  1. Edson dice:

    Y pensaba que lo “mejor” se veía al comienzo, ese fue el error de la novela, cosa que nadie lo va a entender. Porque me baso en seguir creyendo que la gente se ciega en telenovelas y darán su brazo a torcer por Televisa y así hagan mal las telenovelas.

    Es increíble que la novela haya sido un fracaso en sus comienzos, lo más hipócrita es que la gente que empezó hasta yo lo veía como una gran novedad, cosa que después diluyó, la abandonaron y en su final va a verla. El sector DE (Perú) recién se entero que Christian Meier estaba en Televisa y vieron el Canal de las Estrellas para último. Finalmente la novela se mejoró para el final, pero para que se viera mejor o regular debió comenzar y seguir un hilo y no meterle relleno, porque se dio muy poco que hablar. Algo más no estuvo lleno de circos ni nada, sino fue rural, pero es una lastima que la producción no hiciera nada por prenderse, espero que el Guero Castro se de cuenta que hacer novelas antiguas y volverlas “moderna” ya no sirven, solo si tiene un manejo propio para la actualidad.

  2. jesus dice:

    El final deberia ser qe Cristina y Cacia las dos deberian ser su esposa de Esteban asi compartes una vida feliz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *