Yo No Creo en los Hombres. Crítica final.

yo no creo en los hombres maria dolores amenaza con pistola a daniel adriana louvier

¿Cómo estuvo Yo No Creo en los Hombres?

El mundo de una vecindad, el mundo de la gente bien y el mundo de la cárcel de mujeres se unieron en uno solo para conformar la historia de la telenovela Yo No Creo en los Hombres.

Para su debut como productora única y después de que cancelaran el proyecto titulado “Madre Sustituta”, Giselle González seleccionó una historia clásica de Caridad Bravo Adams que ya había sido llevada al radio y cine, y que en televisión realizó Lucy Orozco en 1991.

La escritora Aída Guajardo retomó el libreto que Marcia del Río construyó en esa ocasión y lo transportó al México del 2015, al México actual donde en telenovelas ya se habla de cocaína, de semen y de la pastilla del día siguiente.

María Dolores (Adriana Louvier) es una costurera de vecindad que se enamora del rico inmaduro Daniel Santibáñez (Flavio Medina). El hombre/niño se obsesiona con ella pero su familia se opone a la relación. Por otro lado en la vecindad viven la amargada Josefa (Azela Robinson) y su hija Isela (Fabiola Guajardo) quien es la mejor amiga de María Dolores. Josefa pretende utilizar a Isela para vengarse del juez Claudio Bustamante (Alejandro Camacho) a quien considera culpable del suicidio de su hija en la cárcel años atrás. María Dolores conoce al abogado Maximiliano Bustamante (Gabriel Soto), el hijo de Claudio, y se enamora de él tras decepcionarse de Daniel. Sin embargo Daniel, Josefa y la familia Santibáñez no la dejarán en paz con Max.

SPOILERS
En el capítulo final Josefa se entrega al Ministerio Público para pagar sus crímenes. En la cárcel se entera de que la directora del penal fue la culpable de la muerte de su hija y después de haber recibido un balazo en la pierna la mata. En su última escena aparece en silla de ruedas.

María Dolores sale de la cárcel por fallas del Ministerio Público en su proceso. Daniel la recoge y la lleva a su casa donde se enfrenta a Ursula. Ursula le dispara pero Daniel se interpone y cae muerto.

Max queda malherido tras un intercambio de balazos cuando lo rescatan de su cautiverio. María Dolores lo visita en el hospital y de repente los instrumentos indican que su corazón dejó de latir.

Claudio se hace cargo de Isela. Doris se queda con Orlando. Ivana al parecer adopta a un bebé.

En la última escena María Dolores con su hija deja una flor en una tumba y de repente aparece Max para acompañarlas en su camino por el panteón. La tumba es la del padre de María Dolores con quien empezó toda la historia.

Revive aquí el Maratón de las mejores cachetadas

A diferencia de otras versiones, la telenovela contó con la actuación del antagonista Daniel Santibáñez (Flavio Medina) en toda la historia y se enfocó en una venganza por un oscuro asunto del pasado. Acertadamente previo al desenlace se transmitió el programa especial Yo No Creo en los Hombres El Origen en donde se presentaron los eventos de años atrás que transformaron las vidas de algunos personajes y los llevaron a ser de la forma en como los vimos en la telenovela.

En alusión al título de Yo No Creo en los Hombres, una galería de mujeres vivieron en carne propia las traiciones de sus hombres: Josefa fue traicionada por su marido quien violó a su hija; el marido de Honoria (Cecilia Toussaint) prefirió al alcohol que a ella; Alma (Luz María Jerez) soportó la infidelidad de su marido; Doris (Estefanía Villarreal) fue engañada por Ari (Lenny de la Rosa) e Ivana (Sonia Franco) fue solamente un títere para Daniel.
La historia presentó escenas de gran realismo y crudeza y tal vez habría sido más adecuado programarla en un horario nocturno. Además tanta desgracia que le ocurrió a María Dolores y a su familia llegó a ser fatigante. Al final utilizaron el sempiterno “engaño de Lázaro” de las novelas de Televisa en el que uno de los personajes principales aparentemente muere pero luego de último momento aparece milagrosamente vivo.

A diferencia de La Malquerida en donde el conflicto de la fuente original también se planteó hasta el final, Yo No Creo en los Hombres entretuvo en todo momento desde el primer capítulo. De una manera vertiginosa sucedían cosas diferentes cada día, se resolvía un problema pero surgía otro y la tensión nunca cesó de existir.

Los personajes estuvieron alerta todo el tiempo demostrando que sí tenían sangre en las venas. Ya sea luchando por amor, por odio o por ambición, la trama los movía hacía adelante encausándolos a llevar a cabo su cometido.

La dirección de escena a cargo de Eric Morales, Xavier Romero quien falleció a mitad del proyecto y Luis Vélez, logró aprovechar lo mejor de sus actores. Actores cumplidores como Gabriel Soto, Fabiola Guajardo, Jorge Gallegos, Eleane Puell, Lenny de la Rosa, Pablo Perroni y Estefanía Villarreal jamás habían brillado tanto como en esta telenovela.

Macaria, Luz María Jerez, Cecilia Toussaint y Alejandro Camacho dieron cátedra como primeros actores y los debutantes Sonia Franco y Pedro de Tavira iniciaron con el pie derecho en las telenovelas.

Los villanos Rosa María Bianchi, Azela Robinson, Flavio Medina, Sophie Alexander, Juan Carlos Barreto, Elizabeth Guindi, Adalberto Parra se llevaron las palmas por todas y cada una de sus intervenciones.
Revive aquí el Maratón de las mejores cachetadas

Adriana Louvier imprimió de una manera segura pero humilde su sello personal a María Dolores. A veces tierna, a veces crédula, a veces frágil, a veces fuerte. Todo un rango de emociones fueron transmitidas de manera precisa con sus ojos, su voz, sus pausas y hasta sus suspiros.
Yo No Creo en los Hombres. Crítica final.
Fuerza, pasión y entrega es lo que transmitieron todos quienes participaron en este proyecto que sobrepasó todas las expectativas.

Felicidades a toda la producción y cuadro actoral, con todo gusto podemos decir “Yo sí creo en el equipo de Aída Guajardo, Eric Morales y Giselle González”.
Yo No Creo en los Hombres. Crítica final.
Revive aquí el Maratón de las mejores cachetadas

Disfruta todos nuestros artículos sobre Yo No Creo en los Hombres dando click en la siguiente imagen:
Yo No Creo en los Hombres. Crítica final.Yo No Creo en los Hombres

Te recomendamos...

10 Comentarios

  1. Ángel Adm dice:

    “Yo También Creo en el Equipo de Gissele González”. Me desahogaría aquí para descifrar cada elogio de la historia, pero me espero hasta que publiquen mi crítica. Es que fue una telenovela de acuerdo al siglo XXI, le sacaron provecho a los personajes, todavía más del que ya tenía, no había quien sobraba, fue de lo mejor de Televisa en años, dijiste cosas muy ciertas de Adriana Louvier, completamente ciertas, aplaudo tu crítica por que hay cosas muy verdaderas como actores que nunca hubieran brillado tanto.

    Gracias por traerla!!!

  2. Anónimo dice:

    Solo puedo decir gracias por este gran proyecto

  3. Jesús Vásquez dice:

    Hola saludos quisiera hacer una pregunta ¿como saben que la tumba que visita María Dolores al final es la de su padre?, digo porque vi el final y no observe que identificarán la lápida. En cuanto al capítulo final debo decir que fue atípico, me recordó (perdón la comparación) al de la telenovela Lo que la vida me robó con la parte del secuestro de Max y demás, me gustaron algunas cosas pero eché en falta más escenas juntos de Max y María Dolores juntos, que hubiera un poco más de felicidad y luz después de tanta tragedia y que desarrollarán más algunas partes del último tramo del final. Falto que cerrarán la trama de Úrsula y compinches (es decir SPOILER Úrsula mata a su hijo y… ¿quedo presa, loca, se mató?) y también algunas subtramas. Prácticamente lo que más se desarrollo en el final fueron las tramas de Josefa, el rescate de Clarita y lo de María Dolores (aunque a esta ultima trama le faltó desarrollarla un poco más). En resumen final sufrido e intrigante que no me termino de cerrar para tan buena telenovela, es decir, en mi opinión le faltó un final más redondo que terminara de cerrar las tramas.

    • Staff dice:

      Gracias por tu comentario Jesús. María Dolores menciona que con la muerte de su padre empezó la historia, por eso asumimos que era la tumba de su padre. Estamos preparando otra nota sobre el capítulo final incluyendo algunos detalles como los que mencionas. No dejes de volver al sitio.

    • dory dice:

      Yo estoy de acuerdo con Jesús Vázquez… hubiera preferido media hra. más para q solucionarán las situaciones q faltaban, para mi ha sido de las mejores novelas q he visto, solo m quedó esa sensación de “me faltó algo”… de las actuaciones no m quejó, excelente reparto… Felicidades a todos! ☺

    • veronica dice:

      Muy de acuerdo, le faltó ver felicidad, hasta El final fue lo mismo de la telenovela.

  4. MARITZA dice:

    la novelista no estuvo tan mal. solo que el final fue chimbo..que paso con URSULA? con Josefa..? y EK hijo de Julián.?? ay no para mi que ni hubo presupuesto para terminar la teleculebra… lastima porque tenía buenos actores. .

  5. MARITZA dice:

    para mi que esa novela fue buena hasta que llegó el capitulo final. que les pasó?? se les perdió EK libreto??? se lo robaron??? se lo comieron los ratones??? lo único que siento es que deje de ir a una patrullaran para ver el final… que chasco… nooooooooooo

  6. Layo Morales dice:

    La novela debió llamarse La Venganza de Josefa, por que la verdad, por lo menos para mí su historia, sin mencionar la magistral actuación de la Sra. Actriz Azela Robinson, me atrapó mucho más que la historia protagónica. Y es que una novela donde son más interesantes las historias secundarias que la principal, que otros personajes tengan más tiempo en pantalla que los protagonistas,algo no está bien equilibrado. Durante los primeros meses de la telenovela me parecía lenta la trama, algunos capítulos aburridos y tomaba más fuerza la historia de Isela que de la misma María Dolores y en el capítulo final de 2 hrs y media vemos en escasas y pequeñas tres escenas al protagonista masculino y sin diálogo alguno. Casi peca de feminista la novela y más con el título que tuvo dejando al personaje principal masculino como un inútil y casi de adorno. Y es que si comparamos con las últimas acciones de un Claudio quien arriesgo su vida, su carrera por salvar la vida de su hijo. un Orlando que cuida de la mujer que amó y que se encuentra en estado vegetal, lucha por la mujer que ama y cuida de una hija que no es de él, con un Leo que se arriesgó y salvó a su novia de caer en la prostitución y finalizamos con un Daniel que en un día saca a María Dolores y se enfrenta a su madre por el amor que dice tenerle a ella, ¿ que pasó con el personaje de Max al final?. En mi opinión fue la base de Yo no Creo en los Hombres pero no una adaptación. La historia es de la protagonista que mata al villano tras sufrir de sus abusos y es encarcelada dejando en tela de juicio saber si es inocente o culpable. Esa era la historia, que como a pesar de todo lo que sufrió una mujer es castigada por defenderse, y más, que aunque pase el tiempo, esos casos en la vida real se repiten y pudó ser interesante que explotaran más esa parte de la historia enfocada a la actualidad. Se agradece la actuación de los primeros actores que fueron los que robaron cámara y nos deleitaron una vez más con su talento. Los últimos capítulos demasiado apresurados y con un final que te quedó a deber, a pesar su larga duración, varias escenas para cerrar tramas. Y como mensaje o moraleja de la telenovela me quedó con el de la historia de Josefa/Isela/Claudio

  7. karol dice:

    No entiendo máx muere si o no no entiendo ese capítulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *