Lágrimas de villano, cuando el castigo llega antes del final. Félix en Rastros de Mentiras.

¿Qué le depara a un villano cuando es desenmascarado?

El destino de los villanos en las telenovelas casi siempre forma parte del capítulo final. Hacia el ocaso de la historia ellos mueren, los meten a la cárcel, quedan desfigurados, sufren una terrible enfermedad, en pocas ocasiones se arrepienten y en aun menos quedan impunes como Bernarda (Jacqueline Andere) en La Otra.

¿Qué sucede cuando tras haber cometido innumerables atrocidades el villano es desenmascarado mucho antes del final de la telenovela? Su vida y la historia continúan pero ¿cómo llevarlo junto con los demás personajes hasta el último capítulo?

Esas son las interrogantes planteadas por el escritor Walcyr Carrasco en la telenovela Rastros de Mentiras para Félix (Mateus Solano), el villano principal.

Nuevamente de Brasil una historia busca acabar con un cliché del género. SPOILER. En Avenida Brasil ya habíamos visto un destino diferente para la villana Carmina (Adriana Esteves). Con el temple que la caracterizaba, ella reconoció sus crímenes, asumió su responsabilidad y pasó un tiempo en la cárcel. Pero su historia no terminó ahí como hubiera hecho cualquier escritor tradicional. La rubia Carmina pidió perdón y se resignó a una vida sucia en el basurero. Como una luz en su camino, Jorgito (Caua Reymond) su hijo, no la dejó olvidada y hubo una reconciliación… incómoda pero la hubo.

En Rastros de Mentiras el extrovertido personaje de Félix odiaba a su hermana Paloma (Paolla Oliveira) porque su padre solo tenía ojos para ella y a él lo despreciaba porque era afeminado. Al nacer Paulita (Klara Castanho), su sobrina, Félix no se tentó el corazón y se la robó dejándola abandonada en un contenedor de basura.

Félix también propició que Atilio (Luis Melo) tuviera un accidente cuando éste descubrió que estaba cometiendo un fraude contra el hospital. El villano elegante además de defraudar a Amarilys (Danielle Winits), fue el autor intelectual de varias maldades más como el secuestro de Paulita, el ingreso de Paloma a un sanatorio mental y el cambio de los resultados de un importante examen de ADN. Su secretaria también fue su víctima pues se la vivía insultándola llamándola “cachorra”.

La caída de Félix, quien era homosexual de closet, comenzó cuando en una cena familiar su esposa Edith (Bárbara Paz) reveló ante todos su preferencia sexual. La herida mujer mostró unas fotos donde Félix aparecía con su guapo amante. Aquello fue una hecatombe para la familia Khoury pero Félix salió relativamente airoso porque todos lo aceptaron sin importar que fuera gay con excepción de su padre, el férreo doctor César Khoury (Antonio Fagundes). El patriarca de la familia siguió llamándolo “mariquita”.

La circunstancia que marcó el fin de su carrera como villano ocurrió cuando fue desenmascarado nuevamente en frente de toda la familia. Las mentiras salieron a la luz y todos se enteraron que Félix había tirado a la bebé Paulita en un basurero. En un momento de catarsis Félix lo aceptó y cayó de la gracia de todos hasta de su madre Pilar (Susana Vieira) quien siempre lo había consentido.

Ahí comenzó su calvario. Félix fue expulsado de su trabajo y de su hogar. Además su padre se encargó de divulgar que era una persona deshonesta con el fin de que nadie lo empleara. Sin dinero, sin techo y sin vestido Félix se vio literalmente en la calle, obligado a hacer lo que fuera para subsistir.

La única que lo acogió, aun sabiendo todas las maldades que había cometido, fue Marcia (Elizabeth Savalla) quien había sido su nodriza en su infancia. Marcia le ofreció techo y trabajo en su puesto de hot dogs en una de las zonas peatonales más populares de Sao Paulo. Por necesidad Félix aceptó y soportó lo que consideraba humillante para una persona con su anterior nivel económico. Gracias a Marcia y a Niko (Thiago Fragoso) quien lo empezó a tratar más en esta penosa fase de su vida, Félix comenzó a reconsiderar sus valores y a ver a las personas de una forma más humana. Félix siguió siendo ácido y sagaz como siempre, pero con una nueva visión de lo material y de la familia.

Jonathan (Thalles Cabral), su hijo/hermano, también contribuyó al cambio en Félix al contarle un pasaje del libro de Los Miserables, aquel en que un clérigo ayuda a Jean Valjean aun sabiendo que era un ladrón.

En la recta final de Rastros de Mentiras, el villano gay que se había echado a la bolsa al público por su desparpajo ahora nuevamente se lo vuelve a ganar pero ya no como un hombre de mal, sino como un ser humano que fue víctima del desamor y de las artimañas de su propio padre.

Las traiciones y los oscuros planes pasaron a otras manos y el puesto de villana mayor lo ocupó Aline (Vanessa Giácomo) seguida por Amarilys.

Con otra óptica de la vida, el personaje de Félix pasó de ser antagonista a protagonista y sin duda alguna el público espera que viva una feliz historia de amor junto a Niko.

Que si fue un castigo muy light o que si lo perdonaron muy fácilmente, eso ya lo juzgará cada quien. Por nuestra parte aplaudimos el perfil de este personaje y esa trayectoria que lo llevó de una senda de maldad a una redención conmovedora.
Lágrimas de villano, cuando el castigo llega antes del final. Félix en Rastros de Mentiras.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Rastros de Mentiras dando click en esta imagen:

Lágrimas de villano, cuando el castigo llega antes del final. Félix en Rastros de Mentiras.

Te recomendamos...

10 Comentarios

  1. Rosario Elizabeth Macías Zapata dice:

    Estupendo Blog!!! Este es el mejor personaje villano y protagonista, desde el comienzo su personalidad excéntrica y malvada llamó la atención, por varios odiado, para mi si , tengpo que reconocer que al comienzo, pensé que lo odiaría y me dije, como puede ser así con su propia hermana, aunque sea adoptada. Pero después lo fuí conociendo su perfil y sus traumas emocionales y me dí cuenta de que no era un villano como cualquier otro, que solo busca el dinero, si no que también el era una victima de la persona que más debería amarlo o demostrarle su amor, su padre. Aunque su madre siempre lo amo, ella no hizo nada cuando el era menospreciado y golpeado por su propio padre, siempre a mi ver, fue más mujer que madre. La verdad es que yo sentí más pena por él que por la propia Paloma, el toda una vida esperando que su padre le demostrará algo de cariño, pero cariño y tambien aceptación. En un mundo machista y prejuicioso, La verdad no me sorprende que se haya vuelto así, poco a poco encontró en la calle lo que debió encontrar en casa, protección y aceptación. Y de Jonathan sospecho que Edith mintió.

  2. betty dice:

    Felix es un excelente personaje, tiene unos matices muy interesantes a mi punto de vista, yo al peincipio crei que era el tipico villano que odiaria como pasa regularmente, pero al paso de los capitulos, pero al ver poco a poco el porque era asi el porque su maldad, simplemente era su forma de defensa contra alguien que se supone deberia amarlo su padre, y su madre oh ella solo lo queria lo amaba pero no hizo nada por el cuando su padre le pegaba, ella fue egoista por ser mas mujer que madre, y me dio más pena por el porque solo queria aseptacion y comprencion, no acusaciones por ser diferente. Sobre todo en un mundo de machistas y etiquetas tontas, es eminente que el encontrara aseptacion en la calle mas que en casa. Nose pero a mi me gusta todo ese matis el cambio el que es diferente a lo que yo he visto en las novelas.

  3. Ángel Adm dice:

    Realmente que Félix es uno de los personajes mejor planteados de las telenovelas, sin ninguna duda, “Rastros de Mentiras” vino a acabar con clichés típicos, con escenas que hemos visto hasta al cansancio, para mostrarnos a un villano reflexionando para convertirse en un hombre de bien, defendiendo su orientación sexual, y del cuál ya estamos pendientes mirando su desenlace, el es quien protagoniza esta historia, dejo de serlo Bruno. Félix se robó la telenovela, y disfrutamos como puede dejar en disyuntiva a alguien o el como recibe apoyo por Niko o Marcia, una gran historia de reflexión.

  4. sora_02 dice:

    excelente personaje!!! tiene muchos matices, sarcastico, tiene muy buenas frases, el villano que se llevo la novela, de hecho es mas protagonista que paloma y bruno, y no es villano solo porque si, tiene sus razones porque se volvio asi, un papa q lo rechazo por ser gay y q paso a reivindicarse gracias al apoyo de marcia, niko y jonathan

  5. nina dice:

    Me encanto esta nota de felix, un personaje maravilloso, que estoy segura que sin el la novela no seria ni la mitad de buena de lo que es. Todos los que loamaron traten de ver la novela en su version original no se arrepentiran hay tantas escenas tristes, divertidas, amargas y romanticas que nos quito la version de tv azteca, y mi imagino que tambien en otras televisoras de latinoamerica que es casi imperdonable, si quieren mas de ella chequen en tv globo un beso *poderosas y soberanos*

    • Rosario Elizabeth Macías Zapata dice:

      Siiii, yo ya vi muchas parte de la versión extendida de Brasil!!! y llorooo. Voy a crear un espacio para subir las escenas más impactantes que editaron.

  6. Pilar dice:

    Me encanta el personaje de Felix, me muero por saber como sigue!!! Va a seguir vendiendo hot dogs???? Me cuentan por favor!! Gracias por la nota, me gustó mucho!

  7. Pilar dice:

    Gracias!! por responder, no me pierdo ni un capítulo. Gracias, gracias!

  8. Lety dice:

    Qué tiempos, esa novela era algo lenta en sus inicios tanto que no duró en el horario de las 8 de la noche en Colombia y la pasaron a las tardes donde se puso buena y subió en rating, por cierto hasta esa telenovela RCN no ha vuelto a ver estos resultados que tuvo antes y Globo ha ido bajando en emitirse pues ya no hay más telenovelas de ellos como el fracaso de Boogie Oogie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *