UEPA! Un Escenario para Amar. Crítica de la semana de estreno.

Los jóvenes necesitan un escenario para actuar

Abriendo un nuevo espacio telenovelero en TV Azteca llegó UEPA! Un Escenario para Amar. Con el horario de las 5 de la tarde este refrito de Como en el Cine (2001) pretende captar la atención del público juvenil, auditorio que quedó olvidado desde los fiascos de Camaleones (2009) y Verano de Amor (2009).

Bajo la producción y dirección de Rafael Gutiérrez, esta telenovela original de Verónica Suárez cuenta la historia de Lule (Gloria Stalina), una bailarina de un bar que se hace pasar por psicóloga porque su trabajo le da vergüenza. Lule mantiene a su hermana en un internado en Cuernavaca haciéndole creer que es una destacada profesionista. El destino pone en su camino a Claudio (Erick Chapa), un joven rico y todo corazón a quien también engaña con respecto a su trabajo. Junto a la historia de los protagonistas se desarrollan las de las demás chicas del bar y las de las jovencitas del internado. Todos en busca del amor.

Como en el Cine fue una de las más populares telenovelas juveniles de TV Azteca. Gracias a la dirección del veterano Antulio Jiménez Pons, la telenovela en su tiempo le robó auditorio a Televisa y sirvió de plataforma a jóvenes que se convirtieron en protagonistas como Ninel Conde, David Zepeda, Alejandra Lazcano, Mariana Torres y Pablo Azar.

Algunos artistas de aquella historia vuelven a aparecer en esta nueva versión como Betty Monroe, Ángela Fuste, Nubia Martí y José Ramón Escorza, galán quien muy esporádicamente aparece en pantalla.

De entrada, Un Escenario para Amar moderniza las situaciones que vive la juventud hoy en día alrededor de las redes sociales. La producción utiliza colores vivos y motivos de comics para ambientar la historia de estos chavos. Aunque no es nuevo, sobresale el trabajo de postproducción para insertar elementos gráficos como emojis al video.

En conjunto la telenovela resulta muy naive, es decir, muy ingenua, apta para llenar el horario vespertino y foguear a las nuevas generaciones de actores. La inclusión de música del grupo CD9 es atractiva y hay muchas caras guapas en el elenco juvenil.

En la primera semana abordaron los temas del sexo sin protección y de drogas desde una óptica diferente, ligera, sin el tremendismo que suelen tener los unitarios de La Rosa de Guadalupe y Como Dice el Dicho. Así es el tono de la historia, el de una comedia juvenil.

Gloria Stalina y Erick Chapa reciben su primera oportunidad para protagonizar una telenovela después de varias participaciones secundarias en historias como Corazón en Condominio y Siempre Tuya Acapulco.

Ambos cumplen bien con su trabajo. Aunque el papel de Lule a veces sea chocante por ser tan buena y mensa, Stalina debe cuidar sus expresiones faciales. Su bailarina/psicóloga es una mezcla de Sailor Moon con Betty Boop.

Erick Chapa está en buenazo pues así es Claudio, un galán rico con traumas infantiles que ayuda al prójimo. Hasta ahora ha estado tibio, su intensidad queda en veremos para cuando aparezca en escena su gemelo malvado.

Otros actores que destacan en el elenco son Ana Belena como Alexandra quien pretende a Claudio, Tatiana del Real como Estefy la hermana menor de Lule, Cristóbal Orellana como Saúl el novio de Estefy y Thali García como July, una de las amigas de Estefy.

En el lado opuesto, los que están mal, mal mal son Guillermo Iván, Martha Mariana Castro y Camila Rojas.

Guillermo Iván es Aldo Galán, un ranchero millonario que pretende a la guapa Lule. El actor combinó todos los clichés habidos y por haber pero no genera ni la más mínima simpatía. Es un personaje que necesita desarrollo pues se trata de una telenovela, no un sketch.

Martha Mariana Castro es Rafaela, la madre de Claudio y gran villana, sin embargo le ocurre lo mismo que a Gabriela Roel en Siempre Tuya Acapulco, cae una patética sobreactuación. Es la bruja del cuento pero desentona con todo lo demás.

Por último se nota que Camila Rojas es la más inexperta de todo el elenco. Luce poco natural y hasta nerviosa en sus parlamentos. Sería bueno darle más oportunidad en programas unitarios.

¿Que si hay muchos rostros pocos conocidos en el elenco? Pues para eso son estas historias, para darles experiencia y para darlos a conocer. Las estrellas del mañana por ahora son actores incipientes y lo que ellos necesitan es un escenario para actuar.

Disfruta todos nuestros artículos sobre UEPA! Un Escenario para Amar dando click en esta imagen:

UEPA! Un Escenario para Amar. Crítica de la semana de estreno.

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *