Rastros de Mentiras, un final de antología

Al final pudo más el amor

Se acabó este viernes 8 de mayo del 2015 la telenovela de Brasil, Rastros de Mentiras por canal 13 en horario estelar de las 9 de la noche.

Telenovela donde nació un personaje villano que ha roto con los prototipos del personaje homosexual tantas veces presentado en telenovelas.

En 1988, la telenovela mexicana Pasión y Poder trajo un personaje travesti (Juan Carlos Muñoz) que tenía mucha tela para cortar y lo hicieron. No se mordieron las enaguas. Y causó impacto cuando siendo cómplice del villano (Enrique Rocha) daba la vida por él y caía abatido por los balas.

En Hasta el Fin del Mundo (2014-2015) presentaron al homosexual con mañanita en la espalda, que decía “mi señora no haga eso”, “mi señora para allá y para acá” y se ponía las manos una encima de la otra, en la modalidad de la nueva nana de las telenovelas. Pero no sirvió para nada. Lo interpretó Alejandro Tommasi.

Aquí no, en Rastros de Mentiras la condición sexual del villano principal lo puso al filo de la navaja.

Paloma (Paolla Oliveira) y Bruno (Malvino Salvador), dos protagonistas a los cuales rastrearon los mentirosos personajes que se oponían a su felicidad.
rastros de mentiras capitulo final boda paloma y bruno

Fue un melodrama muy bueno, no tan a la altura de Avenida Brasil, es verdad, pero su villano principal Félix (Mateus Solano), si está al tú por tú con Carmina (Adriana Esteves), la de Avenida Brasil.

El título de la telenovela era buenísimo: Rastros de Mentiras.

Imagen final de antología. No sé si esta es la primera vez en la historia de las telenovelas que la imagen final es de dos hombres solamente, en este caso padre e hijo.

Es verdad que ciertos personajes no aportaron nada. La mayoría entró al juego y se dieron con todo.

Félix, el villano rastrero que robó a su sobrina recién nacida y la tiró en un bote de basura para que esta no le robara el cariño de la familia, y tampoco el dinero, llevó la trama a su más alto nivel. Sus frases eran muy cómicas.

Un día, cuando andaba en la jodidencia, se fue a vender hot dogs a la calle y se puso un collar tipo hawaiano y era de risa todo. Muy cómico.
rastros de mentiras capitulo 129 felix vendiendo hot dogs mateus solano

Imagen final de la telenovela Rastros de Mentiras. Padre e hijo tomados de la mano. Final simbólico. Félix y Cesar (Antonio Fagundes), los personajes, sentados a la orilla del mar. El hijo homosexual contra el padre avergonzado y machista, enfrentados por el poder, por el dinero, por la dirección de un hospital. Se vivió una lucha de mentiras entre dos rastreros muy poderosos. Al final, pudo más el amor. Estupendo y gran final de dos personajes de gran altura.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Rastros de Mentiras dando click en esta imagen:

rastros de mentiras logo cafe

Te recomendamos...

2 Comentarios

  1. mariana dice:

    hola me gustaria que cuenten el final de rastros de mentiras…BESOS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *