Los Miserables. Crítica final.

Balas, diablos y venganza

Con muchos muertos en su haber llegó el final de la telenovela Los Miserables, producción de Argos TV para Telemundo. Inspirada en una circunstancia del clásico de la literatura escrito por Víctor Hugo, la autora Valentina Párraga desarrolló una historia que pecó de convencional y predecible.
Los Miserables. Crítica final.
Esta historia en un principio se transmitió en el horario de las 10:30 para después ceder su lugar a En Otra Piel y la cambiaron a una hora más tarde.

(Spoilers) En el capítulo final Daniel (Erik Hayser) se encuentra en las manos de Olegario (Gabriel Porras) y Liliana (Aylín Mujica) mientras Lucha (Aracely Arámbula) lo busca para rescatarlo. Los villanos se proponían capturarlo para matarlo pero ya que lo tienen amarrado Olegario, Liliana y Genaro (Luis Uribe) se ponen a discutir si lo matan o no. Los tres tienen un altercado donde resultan heridos Genaro y Olegario. Lucha encuentra a Daniel y se enfrenta a su hermana Liliana. A Liliana se le acaban las balas y las rubias pelean cuerpo a cuerpo hasta que Lucha empuja a “La Diabla” y queda inconsciente. Lucha ayuda a Daniel a salir del lugar donde se encuentran pero se topan con Olegario. Olegario amaga a la heroína pero ella lo empuja y el cae en unos escombros y se clava una varilla en un muslo quedando incapaz de moverse. Liliana despierta, encuentra un contenedor de gasolina y lo lleva hasta donde Olegario está clavado. La Diabla rocía de gasolina al matón y le prende fuego pero está muy cerca de él y ella termina ardiendo en llamas también. Mientras tanto la policía rescata a Lucha y Daniel. Finalmente Daniel se recupera y da un discurso a su equipo de policías. Pablo (Diego Soldano) le vuelve a declarar su amor a Helena (Alexandra de la Mora) y para culminar la telenovela se lleva a cabo la boda de Lucha y Daniel.

Una serie de personajes del montón hacen difícil seguir con interés una trama como esta. Lucha una mujer golpeada por la vida, Daniel el policía bueno, Liliana la villana loca y Olegario el villano desquiciado no eran nada particulares. Personajes como estos se ven en una telenovela sí y en otra también.

Olegario era un wannabe de El Señor de los Cielos. Lucha era como La Madrastra pero 20 años más joven y el personaje de Liliana pasó de ser la mala de la familia a toda una delincuente experta en armas.
Los Miserables. Crítica final.
Marco Treviño y María Barbosa marcaron su raya como los padres del clan Durán. Estos sí eran personajes humanos con una historia más tradicional. El padre buenote y la matriarca queriendo manipular a todos sus hijos.

Hayser y Arámbula hacen bonita pareja pero aquí el romanticismo se diluyó con la trama policiaca. Podemos comentar que el reparto cumplió en sus actuaciones y llamó la atención Luis Uribe a quien nunca lo habíamos visto en este tipo de telenovelas. Destacaron en el elenco Rodrigo Vidal como el cuñado de Lucha y Dave Douglas como el sobrino de Daniel.

La producción de Argos TV se mantuvo con alta calidad en todo momento. Con toda la experiencia que han acumulado, en esa casa productora ya son verdaderos expertos en realizar escenas de acción.

Sirva esta experiencia para repensar el género. El público se merece más que un miserable guion de policías y bandidos.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Los Miserables dando click en esta imagen:

Los Miserables. Crítica final.

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. José dice:

    Al principio llenaron toda la novela con la paja de Lucha llorando por la muerte de César y tratando de que Daniel no sepa nada, no fue si no hasta los capítulos 50 o 60 (creo), que todo comenzó a ir bien y nos dieron lo que tanto esperábamos. Hasta en un momento muchos odiamos a Daniel y queríamos que se quedará con Lucha el Diablo, pero como era un narco. Realmente la actuación de Gabriel Porras fue buena, por una parte ayudaba a Lucha, pero por otra la quería a la fuerza. El personaje de Lucía estuvo toda la novela llorando, queriendo copiar a Victoria. Lo que más me decepcionó de la telenovela fue la muerte de Vicky, lo de Aarón Díaz ya se sabía que era una participación especial. Al final de telenovela muere Fernanda o sea con eso la cagaron después de que ella se volvió buena. La pareja de Gay estuvo muy opacada cosa que no me gustó. Por otra parte en el final me hubiera gustado una pelea buena con Lucha y Liliana. Pero después de tanta paja al final todo fue muy bueno, terminaron en boda y todo. Aunque si quedaron cosas inconclusa que en un final de dos horas no pudieron contar -.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *