El martirio de los rogones de telenovela

Estos sí que no se cansan de rogar

En telenovelas siempre habrá estereotipos, roles que son parte de la fórmula de este tipo de historias. Están los buenos, aquellos que con valores luchan para lograr sus metas, y los malos, aquellos a que no les importa la forma en que logren sus objetivos aunque tengan que llevarse a todos entre las patas.

También parece que en las telenovelas es esencial que exista un triángulo amoroso. Los escritores de telenovelas tradicionales han impuesto el paradigma de que si no hay dos hombres interesados en la protagonista, o dos mujeres interesadas en el galán, la historia no va a funcionar.

El problema con este paradigma surge cuando los escritores meten a los terceros en discordia a la fuerza y su figura se minimiza quedando simplemente como rogones.

Los rogones no tienen vida propia. Los rogones existen solamente para crear inestabilidad en la pareja principal. Los rogones carecen de dignidad y viven de la obsesión.

El mundo de las telenovelas es tan pequeño que si los protagonistas tienen un conflicto con su pareja, inmediatamente acuden a los rogones. No es posible que los protagonistas de telenovelas solo tengan dos opciones amorosas en la vida. Existen millones de personajes más que aún no han sido creados y que también le quieren entrar al amor.

Si en determinado momento el o la protagonista llega a aceptar a un rogón todos sabemos que no es por amor. Qué tristeza con estos personajes.

A continuación te presentamos algunos rogones recientes.

Rodrigo de Amor de Barrio

Rodrigo (Joshua Gutiérrez) es una lástima de rogón. Es trabajador, de buenos sentimientos y guapo pero su única razón de existir es Paloma (Renata Notni). Su obsesión es tan grande que ha dicho que si no le hace caso se suicidará.
El martirio de los rogones de telenovela

Cheo de La Vecina

El ojo alegre de Cheo (Javier Jattin) es un macho encaprichado. Primero andaba de coqueto con cuanta chica guapa se le cruzara pero cuando vio que a Sara (Esmeralda Pimentel) le brillaban los ojitos cada vez que estaba con Antonio (Juan Diego Covarrubias) su orgullo lo convirtió en un rogón empedernido.
El martirio de los rogones de telenovela

Diego de Que Te Perdone Dios

Diego (Ferdinando Valencia), pobre Diego. Por más que le ruegue y le ruegue a Abigail (Zuria Vega) y aunque estuvieron a punto de casarse, el corazón de la chica de los minishorts jamás vibró con su presencia.
El martirio de los rogones de telenovela

Casandra de Así en el Barrio como en el Cielo

Casandra (Fran Meric) tuvo la pasión de Octavio (Luciano Zacharski) hasta que María (Marcela Guirado) se cruzó en su camino. A pesar de los ruegos y de mil y un conjuros que Casandra realizó con el chamán del barrio, Octavio nunca pudo sentir la misma atracción por ella.
El martirio de los rogones de telenovela

Julio de Lo Imperdonable

Físicamente es todo un galán pero hay algo en Julio (Ricardo Franco) que no le gusta a Ana Perla (Gaby Mellado). No importa que implore, suplique o se le arrodille, ninguno de los esfuerzos de Julio es capaz de que ella deje de pensar en Pablo (Sebastián Zurita).
El martirio de los rogones de telenovela
Tristemente los rogones han sido, son y serán último recurso o plato de segunda mesa.

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. Natascia dice:

    Lo peor es que talvez los rogones se convierte in novio/esposo y…ni un beso consigue da la protagonista. ..por el galan es diferente cuando tiene otra casi siempre se scosta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *