Tanto Amor, haciendo gala de los mejores recursos de TV Azteca

Hombre rico encuentra el amor en chica humilde

Para nadie es un secreto que el género de las telenovelas no atraviesa por uno de sus mejores momentos. El éxito de décadas anteriores ha mermado sustancialmente en los últimos años, y las empresas dedicadas a este tipo de productos, han tenido que echar mano de todas las alternativas posibles para mantener su audiencia.

Tal es el caso de TV Azteca, quien con sus últimas producciones ha intentado cautivar al público haciendo gala de sus mejores recursos. Caminos de Guanajuato, se consolida como una de las mejores de la barra actual, y la semana pasada le dieron la bienvenida a la que se rumoró podría ser su última telenovela: Tanto Amor.

En sus primeros capítulos este nuevo melodrama ha logrado atraer la atención. Aunque se trata de un refrito de la historia Pasiones (1988), con dos adaptaciones anteriores por la televisora del Ajusco, ésta nueva versión cuenta con elementos relevantes que la hacen diferente y ágil, incluyendo temáticas actuales más acordes con la realidad de estos tiempos.

El bien elegido elenco comprende grandes actores curtidos en estas lides y nuevas apuestas que hasta el momento no han caído en excesos y convencen con sus personajes. Arap Bethke como Bruno, construye un malvado de miedo que sabe perfectamente lo que está haciendo para conseguir lo que quiere. Su madre Silvia (Ofelia Medina) le acompaña en todas sus fechorías. Y si de hacer maldades se trata ya vimos que tendrán dos grandes aliadas, Altagracia (Aura Cristina Geithner) y su hija Oriana (Rossana Nájera) como la tercera en discordia.
Tanto Amor, haciendo gala de los mejores recursos de TV Azteca

A pesar de tanta maldad también hemos podido ver personajes más humanos. Carolina, la esposa maltratada de Bruno, interpretada por Andrea Noli. Ni que decir del excelente papel de Miri Higareda, como Mari, la hermana ciega de la protagonista, o el dulce señor Jesús, realizado por Omar Fierro.

La pareja protagónica, podríamos decir que hasta el momento es creíble y cumplidora. Un maduro Leonardo García, como Alberto Lombardo, ya había estado a la cabeza de una de las adaptaciones anteriores. García se mete en la piel de Alberto y responde en su lugar de galán. Por su parte, Melissa Barrera (Mía González), cumple perfectamente los parámetros de la niña tierna y sufrida que se enamora de su príncipe azul. Juntos lucen muy bien en pantalla y transmiten emociones convincentes, solo que en ocasiones puede hacerse muy notoria la diferencia de edad entre ambos.

Por otra parte, percibimos un gran mérito en los créditos de entrada de la telenovela. Son claros, y nos hacen un recorrido introductorio por los personajes que iremos conociendo a lo largo de los capítulos. La canción de presentación, Volver a caer, interpretada por Melissa y Kalimba, apunta a ser un valor agregado exitoso para esta producción.

Durante estos cinco primeros episodios, hemos podido ver una historia bien hecha, bien producida. Gratamente sorprendida por sus locaciones, exteriores preciosos e interiores creíbles. Escenas peligrosas, fuertes, de gran factura y realización y una iluminación distinta que le da otro toque a las imágenes.

Podríamos decir que Tanto Amor, es toda una apuesta arriesgada a la que se le ha puesto todo el empeño y la dedicación para convencer y enamorar al público. Esperemos no decaigan con el transcurso de los días, y el título del melodrama se convierta en un dulce presagio de lo que generarán en el televidente.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Tanto Amor en esta liga:

Tanto Amor, haciendo gala de los mejores recursos de TV Azteca

Angélica Herrera
Twitter: @angiehe
Email: acherrer@hotmail.com

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. Es una novela súper ágil, con esquema rosa pero diálogos realistas. Ojalá y sea una novela corta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.