Amores con Trampa. Crítica final.

Hasta para las payasadas hay un timing

Amores con Trampa, refrito mexicano de la telenovela chilena Somos los Carmona (2013), llegó a su fin como varias telenovelas que se terminan dando patadas de ahogado: agradeciendo infinitamente al escaso público que la sintonizó.

Un proyecto que prometía y que mezcló un elenco de sólida experiencia con una nueva camada de egresados del CEA, se cayó conforme fueron pasando las semanas convirtiéndose en una telenovela insufrible.

(Spoilers) En el eterno capítulo final La Pantera (Lorena Herrera) se reconcilia con María (África Zavala) y los Carmona. Santiago (Ernesto Laguardia) se reconcilia con Isabel (Itatí Cantoral) mientras Esteban (Harry Geithner) le prende fuego a la casa. En lugar de salir huyendo inmediatamente, los Velasco se quedan dando vueltas de una manera estúpida en la sala. A final de cuentas se salvan y Santiago le devuelve a Facundo (Eduardo Yáñez) el dinero que le prestó al inicio de la telenovela.

Se lleva a cabo la boda doble de don Porfirio (Ignacio López Tarso) y Martina (Irina Areu) y de Rocío (Scarlet Dergal) y Beto (Aldo Guerra). En el festejo se presentan como variedad musical Lupillo Rivera y Julián Figueroa, el hijo de Joan Sebastian.

Diego (Boris Duflos) le pide permiso a Facundo para andar con Carmen (Jessica Decote). Un vaquero supuestamente millonario intenta ligarse a Francis (Flor Martino Bibolini). Isabel es secuestrada por Esteban pero finalmente intenta redimirse trabajando para Facundo en el rancho. Estefany (Nora Salinas) consigue trabajo como teibolera pero la policía llega a cerrar el tugurio y termina presa. Los Velasco regresan a su misma casa pero restaurada. La Pantera y Florencio (Agustín Arana) se declaran su mutuo interés. En la escena final ocurre algo similar al capítulo 1 cuando un grupo de hombres de negro se presenta ante los Carmona para comprarles una propiedad por mucho dinero. Al igual que en Así en el Barrio como en el Cielo, los que originalmente eran pobres, al final se vuelven doblemente millonarios.
Amores con Trampa. Crítica final.

En su afán de mezclar telenovela con comedia de payasada, el productor y autor de la versión libre de esta telenovela Emilio Larrosa, se va hundiendo cada vez más en tiempos en que la telenovela atraviesa una crisis terrible.

¿Puede cualquier escritor escribir comedia? Saúl Pérez Santana tiene a su crédito Libre para Amarte (2013) y Dos Hogares (2011) entre otras. “Calú” Gutiérrez viene de escribir La Gata (2014) y Una Familia con Suerte (2011). ¿Son suficientes esas experiencias para escribir una comedia de éxito? ¿Por qué no buscar asesoría de escritores especializados en la comedia?

La dirección de escena de Javier Yerandi y de Salvador Garcini fue pésima. Hasta para la payasada hay un timing, un ritmo, una acción y reacción coreografiadas. Aquí no hubo nada, puros personajes que habrían corrido por malos hasta del circo más chafa.

Se agradece que gran parte de la telenovela fue grabada en locaciones, sin embargo no se cuidó la calidad del audio. En los cortes entre escenas de foro y escenas de locaciones fue bastante notable la diferencia en el sonido.

Isabel Velasco alias “La Puchis” quedó en el limbo.¿Era demasiado buena como para destruir un matrimonio? ¿No quisieron hacerla mala para no perder fans? ¿El público mexicano no está listo para comedias de infidelidades? ¿La picardía extramarital de películas de Mauricio Garcés y Enrique Rambal ya no causa gracia para el público mexicano del 2015? En Amores con Trampa se planteó la circunstancia pero no cuajó.

De los más patéticos personajes fue el de Ricardo Margaleff como Mauricio, un director de cine wannabe. Realmente una interpretación para tarados.
Amores con Trampa. Crítica final.

Lástima de buenos actores con un mal guion y mala dirección. Se necesita valor para caer en el ridículo y Eduardo Yáñez, Itatí Cantoral, África Zavala, Ernesto Laguardia, Luz María Aguilar, Ignacio López Tarso cumplieron dentro de sus posibilidades con el material que tenían en manos.

Buen inicio para los novatos Jessica Decote, Aldo Guerra, Scarlet Dergal, Boris Duflos, Lore Graniewicz, Flor Martino Bibolini, Ceci Flores, Jocelín Zuckerman, Emilio Caballero y Rubén López. Tienen que continuar fogueándose ante las cámaras con papeles de todo tipo.

Fue una trampa el inicio de esta telenovela. Parecía buena pero no fue así.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Amores con Trampa dando click en esta liga:
Amores con Trampa. Crítica final.

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *