¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

¿Qué culpa tengo yo de estar pegada a Fatmagül?

La telenovela turca ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? realmente es muy buena pero tengo varias teorías al respecto. Por solo citar algunas de las cosas que me tienen enganchada, les comento las cuatro razones que tienen en este momento mi mundo de cabeza.

4. La historia

La telenovela está llena de amor, odio, drama y suspenso. Me tiene al borde del colapso cada que termina un capítulo y con ganas de ¡¡darle un chanclazo al televisor!!

La historia cuenta la vida de la pobre Fatmagül (Beren Saat) quien estaba comprometida con el pescador Mustafá (Fırat Çelik) y en una mala pasada que el destino le juega, es violentada por tres sujetos: Erdogan (Kaan Taşaner), Selim (Engin Öztürk) y Vural (Buğra Gülsoy), más uno de espectador, Kerim (Engin Akyürek) o sea cuatro culpables que son amigos en un pequeño pueblo costero llamado Ildir.

Los tres sujetos son pudientes con residencia en Estambul. El espectador que cree que también es culpable es pobre y viene pagando los platos rotos de sus amigos casándose con Fatmagül para limpiar su honra. Todos, o sea Kerim y su mamá y Fatmagül, su hermano, cuñada y sobrino, se mudan a Estambul esperando rehacer sus vidas.

A Kerim le pagan por este “favor” de casarse con ella y así los tres sujetos dizque amigos quedan bien librados del delito y ¿qué culpa tiene Fatmagül?

La protagonista tiene que aguantar a un marido que ni quiere ni conoce, todo lo contrario, lo desprecia porque cree que él fue uno de sus agresores y que se lo impusieron solo para cubrir apariencias.

Ella quiere el divorcio pero… Kerim se enamora de ella y con pequeños detalles y grandes acciones estoy segura que logrará endulzar el pobre y maltratado corazón de la pequeña Fatmagül.

La historia sigue porque está también la trama de Mustafá, el exnovio de Fatmagül, quien está lleno de odio y rencor y que también se va a Estambul según él a rehacer su vida pero estando ahí se topa con los agresores de Fatmagül sin saber que son ellos los verdaderos culpables de lo que le pasó a su amada.

Mustafá cree que Kerim y Fatmagül ya tenían sus queveres y que se burlaron de él, entonces parece que Mustafá es un lindo gatito pero no, trae un león enjaulado por dentro y la historia sigue…
¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

3. Las costumbres turcas

Las costumbres turcas son totalmente diferentes a lo que estamos acostumbrados a ver y a hacer y son algo que me cautiva al 100%.

Ver cómo se quitan los zapatos en la entrada de la casa y se ponen otros tipo pantuflas, cómo barren con una escoba chiquita agachándose para hacerlo, cómo toman té a cada rato y cómo son las tazas, cómo las camas individuales son pequeñísimas y cómo Fatmagül duerme con su sobrino en una de estas camitas, cómo beben ese líquido blanco que parece agua de horchata y resulta que es el licor nacional turco llamado raki.

Realmente me parece fascinante toda esa nueva información acerca de Turquía y sus costumbres.

¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

2. La producción

Me encanta toda la producción en general, la música y las locaciones que escogieron.
La música es hermosa, llena de acordes de bandoneón y mandolina y en combinación con las locaciones escogidas, ¡wow! Resulta conmovedor todo el conjunto en sí.

Es emocionante ver las pequeñas calles empedradas, el mar, los canales y la casita bien pintoresca de Fatmagül, lugares históricos como el Fuerte Rumeli, el puente del Bósforo que une Asia con Europa y la Torre de la Doncella en un islote.

Escenas así me ponen a pensar pero si Estambul era Constantinopla por Dios, es una ciudad milenaria y está muy bien conservada, realmente cautiva, y la explotación de las locaciones es algo que deben de aprender los producteretes y directeretes nacionales.

En ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? no se ven sets de filmación acartonados como pasa en todas o casi todas las telenovelas nacionales. Además hay muchas escenas exteriores, casi todo es afuera logrando con esto, apreciar todavía más la belleza de Turquía.

¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

1. El elenco masculino

Bueno no todo el elenco y aquí hago un subconteo porque hay varios chicos todos guapos que por Dios ¡¡para dónde volteo!!

En quinto lugar está Erdogan Yasaran, primo de Selim

En cuarto lugar está Vural Namli, amigo de Erdogan, Selim y Kerim

En tercero es para Selim Yasaran primo de Erdogan

En segundo Mustafá Nalcali, el pobrino ex novio de Fatmagül, ni tan pobrino, está muy bien el muchacho.

Y sí, en primerísimo lugar está Kerim Ilgaz. El amigo pobre que se casa con Fatmagül y se cae de noble y de bueno, en los dos sentidos. Este actor de nombre Ergin Akyurek es el nuevo dueño de mis sueños, está como me lo recetó el doctor. Bueno muy bueno.
¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

Así que ya saben las cuatro razones porque no puedo dejar de ver a Fatmagül y espero que ustedes también la vean y compartan mi humilde opinión.

Les dejo porque tengo que tomarme mi café turco en mi baño turco, ¡¿qué?! ¡¡Que casi me vuelvo turca!!

No se la pierdan por Azteca 13 a las 9:10 p.m.

Disfruta todos nuestros artículos sobre ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? dando click en esta imagen:

¿Por qué no puedo dejar de ver Fatmagül?

4 Comentarios

  1. Anónimo dice:

    vaya creo que me leiste la mente al describir tus razones, pase por lo mismo la primera vez que vi Fatmagul ,aqui ya termino y nos dejo un vacio que no te imaginas
    Saludos me encanta la pagina

  2. Neymar Djr dice:

    Sabes ya la vi toda y no quería que tuviera un fin pero nimodos tiene que ser asi

  3. katya dice:

    opino exactamente lo mismo, amo Turquía, amo la novela, amo a cada uno de los personajes y quisiera que nunca acabara, de igual forma una felicitación a TV Azteca por transmitir novelas de otros lugares y hacernos viajar a esos mundos desconocidos y maravillosos

  4. Agurra dice:

    Las novelas/series turcas son preciosas, Winter Sun, Gonul, Fatmagul, cuestión de honor… Ya mejor veo televisión turca porque la nacional está para wacarear. Hasta escucharlas en el idioma original es agradable, bello el acento, las caras, los paisajes, las historias, todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *