Un Camino hacia el Destino. Crítica de la semana de estreno

La violinista y el doctor

Con buen ritmo inició Un Camino hacia el Destino, una telenovela de corte clásico original de Mariela Romero y producida por Nathalie Lartilleaux, refrito de La Hija del Jardinero que años atrás se produjo en TV Azteca.

En la primera semana de esta telenovela conocimos los antecedentes de la historia de Amelia (Lisette Morelos) y Pedro (Jorge Aravena), los padres de la protagonista Luisa Fernanda (Paulina Goto). Amelia fue expulsada de su casa por su padre al enterarse de que estaba embarazada. Pedro el jardinero aceptó hacerse cargo de Amelia y la niña pero el verdadero padre es Luis Montero (René Strickler) quien se casó con una millonaria. En la actualidad Luisa Fernanda estudia en un colegio de niñas ricas en donde trabaja su padre. Un día es atropellada por Luis Montero y es llevada a un hospital donde conoce a Carlos (Horacio Pancheri), el hijastro de Luis al que odia. Carlos tiene novia pero en ese momento nace una mutua atracción entre él y la hija del jardinero. Luisa Fernanda es sonsacada por una amiga para demandar a Luis y sacarle dinero para poder ir a un viaje de estudios. Esta circunstancia llevará a Amelia y a Pedro a reencontrarse con Luis Montero y su pasado.
Un Camino hacia el Destino. Crítica de la semana de estreno
En su segundo estelar Paulina Goto interpreta a una joven de padre humilde y madre rica venida a menos, que estudia en un colegio de niñas ricas que usan uniforme inspirado en el vestuario de Merlina Addams. Si su mamá era “gente bien” y creció entre “gente bien” no entendemos por qué Luis Fernanda habla como peladita de barrio.

Horacio Pancheri batalla para que la fuerza de su personaje sea creíble. El personaje del doctor Carlos es explosivo. Tan solo mencionar el nombre de su padrastro y casi se le debe derramar la bilis. Pancheri lo intenta pero no lo logra, su rango de actuación no es para un papel así.

René Strickler no fue una buena elección para el personaje de Luis Montero. Se supone que debe ser de la edad de Lisette Morelos y se ve mucho mayor. También se supone que debe ser de mucho menos edad que Eugenia Cauduro y se ven iguales.

Candela Márquez vuelve a hacer el papel de la novia del protagonista al igual que en Muchacha Italiana Viene a Casarse, pero algo se hizo que se ve más guapa.

Vemos muchos actores de Corazón Indomable (2013) de la misma productora como Rocío Banquells, René Strickler, Manuel Landeta, Yuliana Peniche y Ana Patricia Rojo, esta última otra vez haciendo de villana pero sin hacer ninguna variación con todas las demás que ha hecho en su carrera.

No notamos ningún esmero en la dirección de cámaras pero sí un contraste en las locaciones. Por el lado positivo están la hacienda y el colegio pero el resto está para llorar. Así tenemos el chinchurriento puesto de quesadillas que pusieron en el primer lugar donde se encontraron y la maleza que se supone que son los jardines que arregla Pedro.

En la cuestión musical destacamos los bellos pasajes de música incidental con violín que le dan un plus a la historia de amor de Luisa Fernanda.

Esta telenovela nació sin brillo. Como habíamos mencionado lo único que la rescata es Jorge Aravena y los enredos de la típica trama donde la protagonista creció pobre pero en realidad su origen es de abolengo.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Un Camino hacia el Destino dando click en esta imagen:

Un Camino hacia el Destino. Crítica de la semana de estreno

Te recomendamos...

2 Comentarios

  1. que la den por el canal rcn gracias

  2. Vicky dice:

    Me gusta la telenovela pero lastima que la musical de fondo esta tan alta que no se puede oír el diálogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *