Antes Muerta Que Lichita. Crítica final de la telenovela

El cuento se acabó

Antes Muerta Que Lichita, la única telenovela original de Televisa en 2015 llegó a su fin coronándose, si es que ese verbo se puede usar en estos tiempos, como una de las más vistas de esa televisora sino la que más.

Para cubrir el capítulo que no se transmitió el viernes 12 de febrero debido a la cobertura de la llegada a México del Papa Francisco, el sábado 20 se realizó la penúltima transmisión de esta novela de la productora Rosy Ocampo.

(Spoilers) En sinopsis, en el capítulo final Augusto (Eduardo Santamarina) se da cuenta de que el amor de Alicia (Maite Perroni) es solo una farsa y ella lo único que quiere es ver con bien a Roberto (Arath de la Torre). Gracias a la policía Roberto logra salvarse de unos matones. Alicia logra huir de Augusto y se refugia en Icónika a donde también llega Roberto. Augusto y Roberto forcejean con una pistola y Roberto resulta herido. Después en el hospital se da a conocer que Roberto murió. Pasa el tiempo y en Icónika tratan de sacar la empresa adelante a pesar del escándalo. Augusto es atrapado pero tiene un plan para librarse de la cárcel. Luciana (Ingrid Martz) pide perdón a Alicia y a su familia por sus errores y quedan en paz. Alicia es nombrada Presidenta de Icónika y Sandra (Chantal Andere) queda como Directora General. Magos (Sherlyn) recibe una oferta de trabajo en Guadalajara y se lleva a Ximena (Ana Paula Martínez). A Mateo (Patricio de la Garza) se lo llevan a una casa hogar. El equipo de Icónika se disfraza con una peluca de Lichita en un intento por hacerla sonreir, ella con lágrimas les dice a cada uno lo que ha aprendido de ellos y renuncia a la empresa. Luego de repente resulta que Roberto no murió, sino que la policía lo hizo parecer muerto para protegerlo. Cuando Roberto intenta recuperar a Alicia y a Mateo resulta que nadie sabe dónde están, ni siquiera Gumaro (Pablo Valentín) y Luciana quienes ya tienen a su bebé. El detective Carmona (Iván Caraza) le propone a Roberto que trabaje para él y le dice que Alicia está en un resort. Por fin, en un lugar tranquilo Roberto se reencuentra con Alicia y Mateo. Néstor (Patricio Borghetti) es el nuevo Director General de Icónika y Chuchette (Luz Elena González) ve un nuevo futuro con su galán extranjero. Augusto se escapa por un túnel en la regadera al estilo del Chapo Guzmán. Finalmente Alicia da un monólogo de superación recorriendo el set de grabación pero la interrumpen Roberto y Mateo y se la llevan afuera del foro.
Antes Muerta Que Lichita. Crítica final de la telenovela
Rosy Ocampo y su equipo de escritores formado por Pedro Armando Rodríguez, Alejandra Romero Meza, Humberto Robles y Héctor Octavio Valdés hacen los finales más decentes de los últimos tiempos. Ojalá así de emotivo como el final hubiera estado toda la telenovela. El único pero fue la falsa muerte de Roberto, la misma artimaña de siempre pues en las telenovelas de Televisa un protagonista no puede morir.

El grupo de producción venía de una buena racha de historias familiares light como Por Ella Soy Eva (2012) y Qué Pobres Tan Ricos (2013), historias ricas en personajes que inician de cierta forma y a lo largo de la historia les suceden cosas que los hacen cambiar para bien.

Antes Muerta Que Lichita tuvo ese mismo espíritu de personajes con transformaciones. Lichita era invisible y se convierte en la segura Alicia, Roberto era un pillo y se sensibiliza al conocer a Alicia, Luciana era una frívola y a través de los capítulos cambia su escala de valores.

Al principio la historia cayó de la gracia de gran parte de la audiencia por utilizar elementos de otras historias. La protagonista es fea y víctima de mobbing en la oficina como en Yo Soy Betty la Fea (1999) de Fernando Gaitán. La protagonista es fea (otra vez), se llama Alicia y tiene ideas brillantes pero no la toman en cuenta en su trabajo como en El Amor No Es Como Lo Pintan (2000) de Eric Vonn. La protagonista fea (otra vez) trabaja en una oficina decorada de una forma visualmente impactante como en la serie estadounidense Ugly Betty (2006-2010).

Hasta se habló que el escritor Fernando Gaitán demandaría por plagio a los creadores de Lichita pero todo quedó en rumor. A lo largo del desarrollo de la historia, las circunstancias y los personajes fueron tomando matices distintos y únicos para esta telenovela. Al final resultó que la agencia de publicidad Icónika no era otra Ecomoda como en Betty la Fea.

La historia es original de los españoles Covadonga Espeso, Jordi Arencón, Marta Azcona, Ariana Martín. Sería interesante conocer cómo es que se dio su acercamiento a Televisa.

Antes Muerta Que Lichita abordó temas de interés para la juventud urbana como la presión en el mundo laboral, la competencia entre empleados, el emprendedurismo y el trabajo en equipo. También hubo temas sensibles como la homofobia y lo difícil de la vida de los ex convictos.

En nuestra opinión hubo dos puntos que le restaron mérito a Antes Muerta Que Lichita: su tono caricaturesco y la larga fase de la Lichita inicial.

Como mencionamos anteriormente, el equipo de producción de Ocampo ha expuesto mensajes positivos en sus telenovelas, pero en una caricatura el mensaje es más difícil de tomar en serio. La música incidental con sus jugueteos y remates era insoportable. Algunos personajes caricaturescos también resultaron chocantes tras ciento y pico de capítulos. Tal vez el concepto en el que armaron el mundo de Lichita podría haber funcionado mejor en otro tono.

Por otra parte, gran parte del interés de esta historia era ver la transformación de Lichita y su venganza contra todos los que la habían pisoteado. Esto ocurrió hasta alrededor del capítulo 70. Nos tuvimos que fletar 70 capítulos completos de humillaciones, maltratos, vejaciones etc. Fue realmente demasiado tiempo de sufrimiento para la audiencia.

Antes Muerta Que Lichita fue precursora en cuestiones tecnológicas. Fue la primera filmada en formato 4K (cosa que para la gran mayoría de los televidentes no significó nada) y también se promovió mucho que era “Media Content” con contenidos alternos disponibles a través de internet. Tan solo el juego Godínez World según el sitio de Google Play tuvo entre 500 mil y 1 millón de descargas en dispositivos Android.
Antes Muerta Que Lichita. Crítica final de la telenovela
En cuanto a los protagonistas la que merece muchos aplausos es Maite Perroni. Sobre esta actriz recayó el peso de la historia dando vida a dos personalidades en un solo cuerpo, y las dos personalidades las interpretó de una manera estupenda. Arath de la Torre estuvo bien como Roberto, dudoso personaje que siempre estuvo haciendo malabares entre la delgada línea entre lo ético y lo no ético.

En el elenco de soporte destacamos las actuaciones de Sylvia Pasquel, Manuel “Flaco” Ibáñez, Ingrid Martz y Mónica Ayos. También Chantal Andere tuvo una buena participación en un papel más real y humano que sus clásicas villanas unidimensionales.

¡Bravo por los niños Ana Paula Martínez y Patricio de la Garza! Es enternecedora la naturalidad con la que actúan estos pequeños.

A los que sus personajes no les ayudaron en nada fueron Eduardo Santamarina, Patricio Borghetti y Luz Elena González. Aunque la González se salvó en la recta final, los otros quedaron en patéticas caricaturas.

Agradecemos el esfuerzo de todos los que integraron esta producción que si bien no era para estar pegados a la televisión, tuvo lo suyo.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Antes Muerta Que Lichita dando click en esta imagen:
Antes Muerta Que Lichita. Crítica final de la telenovela

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *