Sueño de Amor. Crítica de la semana de estreno

La telenovela original que tiene el título de otra telenovela

Muchas historias que contar nos presentó la telenovela Sueño de Amor en su semana de estreno. La historia original de Alejandro Pohlenz y Juan Osorio comparte el título de la telenovela que Angélica Rivera y Omar Fierro protagonizaron en 1993 pero esta se trata de otro sueño totalmente distinto.

En resumen en la primera semana, la maestra Esperanza se reencontró con dos hombres de su pasado: Ernesto (Julián Gil) quien la abandonó cuando estaba embarazada y Ricardo (Cristián de la Fuente), su verdadero amor, quien la abandonó para buscar suerte en Estados Unidos. Esperanza es madre de Patricia (Renata Notni) quien se enamora de Luca (Santiago Ramondo), hijastro de Ernesto, y también es madre de Pedro (Polo Morín) quien se entera que tiene diabetes. Ricardo está casado con Tracy (Sabine Moussier) y tiene dos hijos, es agente secreto de la Interpol y su matrimonio está al borde del fracaso. Alrededor de estos personajes conviven otros de las escuelas donde trabaja Esperanza, de la empresa de Ernesto y del trabajo de Ricardo.
sueno de amor sinopsis audiencia final capitulo 5 esperanza llorando betty monroe
Sueño de Amor es básicamente la historia de la maestra Esperanza Guerrero pero tiene tantas vertientes que hay capítulos en donde ni logran aparecer los personajes principales. La telenovela va enfocándose en los problemas de un personaje, luego de otro y así sucesivamente, y esto no tiene nada de malo, solo que nos aterra que su duración se extienda más de lo debido.

Se agradece que la historia busca ofrecer ideas nuevas que se salen de los esquemas. La protagonista es madre soltera, el galán es un héroe de acción, el villano tiene muchos matices, los jóvenes se enfrentan a problemas de salud, etc.

También tiene sus escenas musicales al estilo de las películas hindúes de Bollywood. Así vimos que en plena calle Adrián (Andrés Delgado) le hizo un baile con coreografía y todo a Esperanza y en otra escena todos los albañiles dejan su trabajo botado para escuchar la canción que El Chapo de Sinaloa le canta a la pareja de Osvaldo de León y María Andrea.

A través de la trama nos ofrecen distintos mensajes positivos como la mediación a la violencia que realizaron Luca (Santiago Ramondo) y Esperanza en distintos conflictos. También parece que a través de sus personajes nos quieren presentar a otra Virgen que no es la de Guadalupe sino la Virgen de la Paz.

Aplaudimos el hecho de que hemos escuchado diálogos que no son los típicos melodrámaticos de toda telenovela de Televisa. Aquí se escuchan frescos, pulidos y reales acorde a la edad de los personajes.

Hasta ahora hemos escuchado bonitas canciones como el tema de entrada a cargo de Maná y Shakira, el de salida en voz de Paulina y David Holguín, y hasta el que cantó El Chapo de Sinaloa en plena hora de trabajo.

El productor Juan Osorio pretende hacerle un homenaje a la primera actriz Silvia Derbez pero no sabemos cómo. Tan solo cuelga un gran retrato suyo en la sala de la casa de Esperanza y la protagonista es una madre emproblemada como muchas que interpretó doña Silvia.

La tecnología apantallante también está presente en Sueño de Amor gracias al personaje de Ricardo Alegría. Él es un agente secreto y su lugar de trabajo es uno de esos sets oscuros con muchas pantallas típicos de serie policiaca gringa. Algo similar a lo que hemos visto en Camaleones (2009) y Reina de Corazones (2014) de Telemundo.

La trama es interesante pero también tiene sus inconsistencias. Cuando Ricardo se fue a Estados Unidos pudo seguir en contacto con Esperanza y no lo hizo ¿por qué? A Tracy parece le importa más su trabajo que su familia pero no se quiere divorciar ¿por qué? También tiene una villana de caricatura en Silvana (Beatriz Morayra), la directora del Instituto Palacios.

Al igual que Silvia Navarro, Betty Monroe tuvo una excelente escuela bajo la batuta de don Antulio Jiménez Pons en sus inicios en TV Azteca. Perla (1998), El Amor No Es como Lo Pintan (2000) y Como en el Cine (2001) fueron algunos títulos de mejores tiempos en la televisora del Ajusco en los que Monroe destacó. Su perfil y simpatía resultan perfectos para protagonista de telenovela de Juan Osorio.

Por otra parte pensábamos que así como Eduardo Yáñez embonó perfectamente en el tono fársico de telenovelas de Emilio Larrosa en Amores con Trampa, Cristián de la Fuente lo podría lograr en el tono de Juan Osorio pero no fue así. Su actuación es plana a más no poder aun en su mundo de fantasía tecnológica como agente de la Interpol.

Entre los actores del reparto destacamos las actuaciones además de la Monroe de Julián Gil, Renata Notni, Santiago Ramundo y de Lola Merino. La Notni y Ramundo forman una pareja encantadora y dinámica, ojalá que les saquen jugo. La Merino es una clásica malosa frívola pero sus parlamentos proyectan una superficialidad deliciosa.

Bien por Andrés Delgado como Adrián, Dayren Chávez como Estrella, Osvaldo de León como Erasmo, Polo Morín, María Andrea Araujo como Kristel y Emilio Osorio como el discapacitado Kiko.

Queríamos que el sueño de ver telenovelas originales se convierta en realidad y por lo visto Sueño de Amor es el primer deseo concedido de 2016.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Sueño de Amor dando click en la siguiente imagen:
sueno de amor logo

Te recomendamos...

5 Comentarios

  1. peluss dice:

    Plana es poco, de lo que yo he visto por lo menos, Cristian de la Fuente siempre me ha parecido un muy mal actor, de flojera a mas no poder, muy fingido.

  2. Ramon dice:

    Horrible telenovela. Hasta se Horario LA cambiaron

  3. anonima dice:

    No me gusto el final y yo que no me la perdia que horror de final porque ricardo debia a ver quedado con esperanza porque un amor de 20 años no se olvida que porqueria de final sinceramente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *