Las Amazonas, una nueva oportunidad para Salvador Mejía

Un productor con muchas espinas

Victoria Ruffo encabeza el elenco de la telenovela Las Amazonas que se acaba de estrenar a las 7:30 de la noche por El Canal de Las Estrellas.

Tiene que jugar limpio su productor Salvador Mejía. Es la manera de sacarse todas las espinas del cuerpo, porque tiene tantas que parece nopal. Las espinas son Lo Imperdonable, La Esposa Virgen, La Tempestad, Mundo de Fieras, Corazón Salvaje y El Triunfo del Amor entre otras.

Debe jugar limpio junto a sus escritores, Ricardo Fiallega que hace la versión y los libretos de la historia original de César Miguel Rondón y las coadaptadoras Katia Rodríguez, Enna Márquez, Guenia Argomedo y Victoria Orvañanos, para contar la historia sin alteraciones que afecten a la telenovela. Es muy importante que trabaje bien el guionista para que el productor haga lo suyo y no lo presione con el rating. Juan Osorio no dejó trabajar a los suyos y los resultados son desastrosos.

La historia ya es conocida, se trata de Las Amazonas (1985) de Venezuela y Niña Amada Mía (2003) de México. ¿Y por qué no les dan chance a los guionistas mexicanos de mostrar su trabajo? No importa que vaya en mezcla, si ya van a hacer pegote, entonces dénles chance.

Aquí cuentan que una pareja de enamorados en su juventud fueron separados por intrigas (Victoria Ruffo y Cesar Évora). En el presente, el hombre es rico y poderoso, dueño de una hacienda. Está casado con una mujer más joven que él, muy buenota, con lunar sexy en el rostro y unas piernas que lo vuelven loco. La otrora muchacha trabaja en la misma hacienda que su antiguo amor en tipo ama de llaves. Ese hombre, Victoriano, tiene tres hijas ya mujeres y son su adoración.

Por otra parte, un año antes, el veterinario Alejandro ( Andrés Palacios) huye de Guadalajara junto con sus hijas pequeñas, pues unos rancheros maleantes lo quieren matar. En el hipódromo, el hombre anda todo puerco por el trabajo y se mete a una de la caballerizas a cambiarse ¿por qué no se metió a un baño? Por ahí anda la protagonista Diana (Danna García) escucha ruidos, abre la puerta y encuentra al protagonista en chones.

El gran problema de las telenovelas de Salvador Mejía y sus escritores es que no tienen lógica. Son capaces de todo con tal de hacer de las suyas. Hicieron de las suyas sus guionistas y ya tenemos encuentro de protagonistas que se enamoran al primer instante.

Bien se presenta el personaje de Grettell Valdez como la chava arquitecta que se enfrenta a los prejuicios machistas donde las mujeres van detrás de los hombres.

En otra revoltura de guion día/noche, los personajes protagonistas están en el día en el hipódromo mientras los secundarios están al mismo tiempo en un baile nocturno con la banda La Trakalosa. Esto lo tienen que dejar bien claro, si no se pierde la noción de tiempo en la telenovela.

Hay narradora en esta historia y es Inés (Victoria Ruffo) quien hace presentación de personajes e historia. Buen recurso para refrescar la telenovela. Su personaje se torna fuerte, a pesar de ser “sirvienta VIP”. Es más interesante un carácter fuerte, decidido y no a una llorona de gotero.

Presentan a los personajes estelares mujeres (Danna García, Grettell Valdez y Mariluz Bermúdez) como mujeres de buena crianza, educadas y con decisiones propias. Pero la más chica es calenturienta y aventada. Anda enseñando las bubis al hijo de Victoria Ruffo por la ventana. El muchacho ranchero (Juan Pablo Gil) entra a su recámara y en muy mal trabajo de actuación le dice un par de textos, un beso y se da la media vuelta como virgencito que riega las flores. Estos dos también son pasión, se aman, pero juegan con fuego. Son los mismos personajes que hicieron Julio Mannino y Ludwika Paleta en Niña Amada Mía. Si ya la tenía con las bubis de fuera, a pollo pelón, entonces la calentura debió surgir efecto en él, besarla hasta ponerla como carbón en carne asada, y venga pues el rechazo en ella. Control de calentura.

Es cara nueva Andrés Palacios en Televisa. Antes era de TV Azteca. Es actor y no anda poniendo cara de galán como Pablo Lyle, Cristián de la Fuente, Horacio Pancheri, José Ron y otros más. Esperemos lo lleven por el talento y no encuerándolo a cada rato.

Tenemos actores muy viciados como René Casados (el peor de todos), Cesar Évora, Guillermo García Cantú, Victoria Ruffo y Jacqueline Andere que parecen salidos de La Madrastra. Repiten elenco.

Muy de aplausos el formato de cámara, las tomas de los caballos en acción, las patas frenando, captados los movimientos, la ponen a la vanguardia.

Debe controlarse César Évora y escuchar a sus directores de escena José Dossetti y Alberto Díaz. No es villano de la telenovela. No es necesario gritar para mostrar carácter, al contrario, debe buscar por dónde va el personaje.

Vuelven a poner a Évora y la Ruffo de jovencitos. Es un recurso que no ayuda, que la ensucia, que la hace vieja. Si van a utilizar flashback, debieron buscar actores jóvenes, hacer casting y en textos mencionar los nombres de los personajes para dejar claro al público quiénes son. No es tonto el público de telenovela, sí entiende lo que es “pasado”.

Insisto, si el productor Salvador Mejía con su gente juega limpio, va a recuperar el poco nombre que le queda, si no, se va ir pecho a tierra con todos los caballos y sus amazonas con él.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Las Amazonas dando click en la siguiente imagen:
Las Amazonas, una nueva oportunidad para Salvador Mejía

Te recomendamos...

3 Comentarios

  1. Alex dice:

    A ese no lo salva nadie! Él junto con todo su equipo de producción son pésimos! No sé por qué diablos le siguen dando luz verde para producir bodrios igual que su “excelente” Nathalie Lartilleux (cómo puede alguien ver las telenovelas de esa señora..mejor veo “Scooby Doo”! Qué lástima por Danna, Andrés, Grettel y unos actores buenos que tiene por ahi! Espero que esta telenovela sea la última producida por este señor!

  2. Joana dice:

    Pero me pregunto , ¿cuál es el problema con Mejía ? Recientemente ha desarrollado el hábito de hacer refritos de telenovelas recientes. En 2013 , Televisa junto con RTI y RCTV hizo Las Bandidas, ahora de nuevo se repite la misma telenovela . Entonces Cuando me enamoro tan reciente y luego hizo Lo imperdonable con resultados desastrosos. No se sorprenda si él quiere hacer una nueva versión de algo así como Amor Bravío, Corazón Indomable, La sombra del pasado. ¡Nunca se sabe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *