¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? Crítica final de la telenovela

Una telenovela inolvidable

Como el abogado Kadir, miles de hogares mexicanos abrieron sus puertas a la familia de Fatmagül y se encariñaron con sus personajes. El haber logrado el cariño del público es una señal de que todavía hay esperanza para el género de la telenovela en estos difíciles tiempos para la televisión.

El éxito de ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? fue una sorpresa probablemente tanto para TV Azteca como para los seguidores de telenovelas. El año pasado la televisora presentó Tanto Amor y Caminos de Guanajuato y no alcanzaron la repercusión esperada. El resultado de estas historias fue tan pobre que TV Azteca suspendió por un tiempo sus producciones y decidió comprar latas extranjeras para todos sus espacios. De todas las latas adquiridas ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? , primera historia de Turquía en transmitirse en México, ha sido la de mayor impacto.

(Spoilers) En el capítulo final se revivió el día y la noche de la fiesta de compromiso de Selim y Meltem y se ligaron los hechos con la confesión de Selim durante el juicio. Todos fueron encontrados culpables pero Kerim fue absuelto por haber ayudado al caso. Mukaddes fue sentenciada a pagar una multa, Münir y Resat fueron sentenciados a siete años de prisión, Selim a 18 y Erdogan a 21. Al salir del juicio, Fatmagül fue aclamada por sus seguidores quienes gritaban “Todos somos Fatmagül”. El tiempo pasó y Fatmagül le siguió contando a la reportera que escribiría su libro, que continuaría luchando por las numerosas víctimas de violación en Turquía.

¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? Crítica final de la telenovela

Las guionistas de la telenovela de nueva cuenta nos sorprendieron con un giro narrativo inesperado hacia el final de la historia. Con un toque muy original nos presentaron una edición especial del inicio de la historia, cuando todos eran felices y tenían grandes ilusiones. No quedó muy claro si eran escenas que habían quedado fuera de los capítulos iniciales o si el guion indicó que los actores volvieran a grabar nuevo material ubicado en el pasado. La narrativa mezcló escenas anteriormente vistas con otras inéditas. Fue muy interesante ver escenas adicionales del día de la cena del compromiso de Selim y Melten, cómo se preparaban todos, cómo se cruzaban los personajes y hasta cómo Erdogan consiguió las drogas.

Recordemos que la historia de ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? inició con la violación de la protagonista. A partir de ese crimen se comenzó a ramificar la trama y así fueron apareciendo distintos personajes todos relacionados de una u otra forma con lo que le ocurrió a Fatmagül. Aquí no hubo una sarta de personajes satélites ajenos al eje central.

Fatmagül logró capturar al público porque desde que inició fue editada de tal forma que el suspenso estaba presente en cada capítulo. Siempre ocurrían cosas, sorpresas, giros inesperados y cada final de capítulo era de infarto. Aquí hay que aplaudir de pie a los encargados de edición de la versión internacional pues supieron enganchar a la audiencia. Hay que tomar en cuenta que en Turquía la telenovela se transmitió en capítulos semanales de 90 minutos a lo largo de dos años. Agradecemos la fortuna de haberla visto en capítulos diarios.

Del otro lado de la moneda está el notorio alargue que se le dio cuando la historia ya llevaba tres cuartos de avance. Hay que reconocer que hubo mucha paja en las últimas semanas pero a mucha gente no le importó porque se encariñaron con los personajes y cualquier cosa que le sucedía a Fatmagül y Kerim era bienvenida.

¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? nos regaló una visión de Turquía desconocida para muchos. Gracias a la telenovela aprendimos algunas costumbres, admiramos lugares bellísimos y nos enteramos de que además de las típicas brechas entre ricos y pobres, en Turquía hay una gran brecha entre la sociedad moderna y la sociedad arraigada en sus tradiciones y su religión.

El desarrollo técnico de la telenovela fue de lo mejor que hemos visto en mucho tiempo. No hubo necesidad de filmar sofisticadas escenas de acción ni crear escenografías deslumbrantes. Fatmagül fue una telenovela llena de detalles que parecen pequeños pero que detrás tuvieron un meticuloso trabajo de planeación. Hasta el vestuario de los protagonistas siempre fue de lo más sencillo y Fatmagül todo el tiempo usó su mismo collar de cuentas.

Filmada completamente en locaciones y con un buen número de cámaras, su trabajo de fotografía merece muchos aplausos y sienta un precedente para nuevas producciones. Hay muchos capítulos dignos de un análisis profundo en cuestión de fotografía. A los productores y directores de fotografía no les dio flojera la preproducción. Ni la lluvia ni la nieve fueron impedimentos para filmar. Escenas en interiores con grupos de personas y mostrando a todos en primer plano, los movimientos de cámaras en exteriores, las tomas desde un plano alto para mostrar el ambiente familiar, las múltiples tomas para crear grandiosas secuencias en el cuarto de edición y el atinado uso de la cámara lenta fueron solo algunas de las virtudes de la telenovela en cuestión visual.

La musicalización fue otro gran acierto de esta producción de Ay Yapım. El compositor Toygar Işıklı es famoso en su país y creó toda una banda sonora para la telenovela. Cada fragmento musical, desde pasajes tristes y melancólicos hasta un vals para los protagonistas pasando por los inquietantes incidentales de tensión quedará en la memoria de los televidentes.

Fatmagül es una historia sobre el karma. La protagonista es ultrajada y vilipendiada al inicio pero el destino y el sistema judicial se van encargando de hacerle justicia. Después de Fatmagül ¿quiénes fueron los que más sufrieron como consecuencia de lo que hicieron los Yasaran y Vural en una noche de parranda? Vural murió de manera accidental y también sus padres. Después de perder a su padre y a su madre, Mustafá fue apresado y murió baleado. Los Yasaran perdieron toda su fortuna y Resat quedó semiparalizado. Erdogan y Meltem perdieron a sus padres. Selim y Erdogan se burlaron de la maldición de Fatmagül pero al final recibieron su merecido.

Las guionistas Melek Gençoglu y Ece Yörenç lograron escribir diálogos que en ocasiones parecían poesía pura. También triunfaron al crear una gama de personajes llenos de matices y características únicas que a su vez fueron interpretados por grandes actores.

De Fatmagül (Beren Saat) y Kerim (Engin Akyürek) ya está todo dicho. Ellos fueron un par de almas solitarias y atormentadas que a través de la convivencia y el respeto supieron encontrar el amor. Esta pareja de actores logró tal arrastre que el público creó varios clubs de fans.

Mustafá (Fırat Çelik), el tercero en discordia. Nunca pudo superar el hecho de que repudió a Fatmagül ni lograr su perdón. Se convirtió en un mentiroso y trepador por culpa de su obsesión por Fatmagül.

Resat (Musa Uzunlar), Perihan (Deniz Türkali), Hilmiye (Deniz Baytaş) y Rıfat Yasaran (Mehmet Uslu) encontraron la perdición por anteponer la familia a la justicia. Fueron capaces de llegar muy lejos para proteger a sus hijos a pesar de que eran unos criminales.

Münir Telci (Murat Daltaban) fue un abogado sumamente astuto que siempre encontraba la forma de sacar ventaja en el caso contra Fatmagül.

Erdogan Yasaran (Kaan Taşaner), su inconsciencia lo llevó a la ruina. Fue un villano muy completo, egocéntrico y con un sarcasmo lleno de humor. A pesar de estar en el ojo del huracán intentó encontrar el amor en una guapa doctora.

Selim Yasaran (Engin Öztürk), un junior que siempre vivió bajo el ala protectora de sus padres. Algo tonto e infantil, se dejó llevar por los bajos instintos y arruinó su vida.

Asu / Hacer Ovacik (Sevtap Özaltun) se enamoró a primera vista de Mustafá y su amor por él la cegó a tal grado de llevarla a mentir y traicionar.

Rahmi (Bülent Seyran) el hermano de Fatmagül, un hombre con capacidades diferentes que se debatió entre la protección a su hermana y la manipulación de su esposa. ¡Bravo!

Mukaddes (Esra Dermancıoğlu), la cuñada de Fatmagül. ¡Qué villana! ¡Qué gran creación! ¡Qué buen doblaje! Un gran trabajo en gestos, ademanes y movimientos de esta actriz para interpretar a una mujer insatisfecha, envidiosa, entrometida, imprudente y liosa.

Vayan nuestros aplausos y reconocimiento para todos estos grandes actores que nos deleitaron estos meses, para toda la producción y para TV Azteca que programó esta telenovela que seguramente se volverá de culto.

Disfruta todos nuestros artículos sobre ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? dando click en esta imagen:

¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? Crítica final de la telenovela

Te recomendamos...

8 Comentarios

  1. Juls dice:

    La mejor telenovela en muchos años en México, una joya de principio a fin, una historia difícil pero FINA, un deleite para los que tuvimos el placer de seguirla, gracias a TvAzteca, mil gracias, y espero que la gente de televisión en México de cualquier televisora aprenda y tome nota de lo que es calidad en su máxima expresión. Engin Akyurek excelso ojalá y traigan la telenovela KARA PARA ASK, Otra súper producción con este Príncipe Turco.

    • Paty dice:

      En Colombia están dando PARA KARA ASK con el gran Engin Akyurek como detective y a la vez tipo Montecristo de esa historia, es excelente novela, me gusta cómo desarrollan la trama.

  2. Paty dice:

    Que pena que en Colombia lo dieron en las tardes, yo la disfrutaría de noche por ver a los actores de esa novela tan hermosa. Era una de las historias más bellas que he visto y eso que no veo telenovelas tan común pero algo es algo. Junto con Boogie Oogie, me gustaron esas dos y espero no perderme El Secreto de Feriha. Por cierto, felicidades por la crítica te quedó fabuloso.

  3. Victor dice:

    Aqui no Brasil essa novela, talvez por passar em um canal que não tem tanta audiência, conseguiu apenas 3 pontos de audiência. Sendo que passava em horário nobre.

  4. Astrid dice:

    Excelente crítica, hermosas escenografias, los detalles de las casas como las macetas y decorados, todo tan turco y tan estético, gracias a esta hermosa novela me interesé por los movimientos de cámaras, que en esta novela fueron ÚNICOS, que trabajazo el de los filmadores, todos los personajes tenían sus gestos y tics característicos, y tan apegados a la realidad que se les vio repetir ropa, sobretodo a los personajes como Fatmagul y Kerim, no como en otras novelas que aunque la protagonista sea pobre estrena ropita todos los días y parece recién salida del salón de belleza, Fatmagul lucía muy natural como cualquier chica de campo.
    La mejor novela que he visto, me cautivó mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *