Cuestión de Honor, la primera impresión

Dos chicos guapos en la ciudad

Cubriendo el enorme hueco que dejó ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? TV Azteca estrenó la telenovela turca Cuestión de Honor, también conocida en otros países como Honor y Respeto.

En el primer capítulo vimos a la familia de los hermanos Yigit (Kerem Bürsin) y Emir (Şükrü Özyıldız) mudarse de un pueblo a Estambul tras la muerte del abuelo. El padre Hassan (Şerif Erol) quiere emprender un negocio presionado por su esposa Zeliha (Tilbe Saran). Sonsacado por el empresario Sadullah (Taner Turan), Hassan invierte todo su dinero para montar una joyería. Los hermanos Yigit y Emir conocen a las chicas del barrio y pasivamente dejan que Hassan haga el negocio. Antes de la inauguración el local es saqueado totalmente quedando Hassan en la calle. Sin testigos del robo, sin pruebas, sin seguro y fastidiado por su mujer, Hassan no haya otra salida para su problema que quitarse la vida.

Con un capítulo conciso y directo empezó la nueva novela estelar de TV Azteca. La atención ahora está centrada en dos hombres, dos hermanos quienes llevarán los hilos de esta historia de venganza.

No nos convenció mucho el planteamiento de la tragedia. El padre de Yigit y Emir era un hombre tan pusilánime que hasta su esposa barría con él. Los dos hermanos ni intervinieron cuando a todas luces se veía que el hombre estaba arriesgando demasiado. El señor se suicidó por cobarde, entonces no nos vengan con que los hermanos tienen que “vengarlo”.

Añadido a eso, el perfil de Yigit no nos permitió empatizar con él como héroe romántico. En el primer capítulo vimos que es un ladrón y patán que se acuesta con prostitutas. ¿A quién le gusta un galán así?

Los cruces románticos de los jóvenes con las chicas de la ciudad fueron mucho más reales e interesantes. A Derya (Şükran Ovalı) y a Kübra (Burcu Biricik), la hija de Sadullah, les gusta Yigit pero a él le gusta la modelo Sibel (Yasemin Allen). A Sibel no le gusta Yigit sino su hermano Emir. ¡Por lo pronto aquí anticipamos que habrá muchos corazones rotos!

La telenovela tiene mucho atractivo visual tanto en los paisajes y locaciones como en los artistas juveniles que intervienen en ella.

La música incidental no fue muy llamativa pero el tema principal nos recuerda a la canción ranchera Échame a Mí la Culpa.

Lo más importante de todo es que no es aburrida, seguiremos pendientes para ver qué tan grave es esa Cuestión de Honor.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Cuestión de Honor dando click en esta imagen:

cuestion de honor logo

Te recomendamos...

9 Comentarios

  1. Paty dice:

    De hecho, en Telemundo solo se le conoce como Honor y respeto, desconozco si lo emitieron en otros países a parte de Puerto Rico y México.

  2. Beatriz dice:

    Me parece que incluso puede ser más buena e interesante la historia que la de Fatmagul, al menos el formato que maneja y los actores son más estilizados, Las historias de las telenovelas turcas me resultan más interesantes ya que desarrollan la historia en un entorno histórico-cultural, con diferentes valores y canones de belleza, cosa que no sucede con la comedia común. Misma que en los últimos años se ha vuelto incluso corriente en México. La historia de Sila por ejemplo se desarrolla dentro de un ámbito cultural que aún se vive en muchos lugares del mundo y que resulta muy interesante. Sería muy bueno que pasaran la historia de Kara para Ask (Dinero Sucio), que protagoniza EnGin Akyürek, la cual comentan supera en mucho a las anteriores.

  3. Cristina dice:

    lo que me llamó la atención fue el doblaje, el acento es diferente al de Fatma y Sila y si fue doblada en mexico, me gustó y seguiré viendola a ver cómo se desarrolla.

  4. Alejandra dice:

    Alguien sabe como se llama el tema principal de esta novela? Me encanta y no lo encuentro 😔😔

  5. ruth contreras dice:

    las novelas turcas son muy finas y llenas de sencillez, elegancia, bellos paisajes y con muy cuidadas de escenas de sexo. Muestran problemas reales sin cenicientas y con muchos príncipes, son hermosas de verdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *