Cuando el productor también es escritor: Sueño de Amor

Un guion que vuelve loco al público

Algo está pasando con la telenovela Sueño de Amor. Y sí, mil veces sí. El meollo está en el guion. ¿Cuándo se hizo escritor Juan Osorio? Dice el crédito “historia original Alejandro Pohlenz y Juan Osorio”. De que es productor no hay duda, y exitoso también pues debe sentirse muy orgulloso de su Días sin Luna (1990), La Casa al Final de la Calle (1989) y La Gloria y el Infierno (1986).

Puede soltar todas las lluvias de ideas que le salgan y dárselas a sus guionistas para que ellos lo plasmen en el argumento. Pero eso no quiere decir que sea escritor. O quién sabe, a lo mejor uno habla de más. Sería padre que salieran las pruebas donde está sentado en la computadora escribiendo la historia. ¿Será que solo aventó las ideas?

Bueno, la cosa es qué no hay por dónde con esta telenovela porque trae todas sus líneas argumentales hechas bola.

Es decir, tiene 45 minutos de pantalla donde una escena es suspenso, la otra melodrama, la otra farsa, la otra es pendejada, la que sigue es comedia, una más es policiaca, vuelve inmediatamente la pendejada, después la comedia y terminan en tragedia. Vuelven locos al público.

Se une a todo esto el elenco que en su mayoría están actuando mal. La ensalada de historias invade la hora de transmisión y tiene al público sin poder agarrarse bien del producto.

Cuentan las lenguas que es la telenovela de más bajo rating en toda la empresa Televisa.

No es telenovela vieja porque sus temas son actuales, pero terminan de resolverse en tres capítulos como el embarazo a temprana edad, entre otros y no encuentran la manera de mantenerlos por tanta historia a la que hay que darle su tiempo.

Agarraron patrocinador. Qué bueno que se venda, no es problema eso. En una escena aparece Carmelita Salinas en el cuarto de lavado junto a otro personaje diciendo:
Carmelita Salinas: Ay, esta ropa no está tan blanca, bomba
-Otro Personaje: Ay, no me diga doña Margarita (nombre original del personaje) la mía quedó muy blanca.
Carmelita Salinas: ¿A poco, mijita?, entonces con un chorrito de Bold 3 (tampoco me acuerdo del producto) queda todo blanco.
Viene después de esto todas las líneas argumentales y la risa loca sale sin querer queriendo. Muy en Chimoltrufia todo.

La villana de la semana fue una rana que es muy peligrosa y si la tocaban, adiós mi gabán. A falta de pan, tortillas duras.

Para colmo de males en ¡Cuéntamelo Ya! abrieron el programa diciendo que “un actor se une a la telenovela Sueño de Amor”. Ese actor será muy importante y es muy bueno. “¡Qué se cuide Cristián de la Fuente!” dijeron. Pasa el tiempo en el programa y resulta que ¡¡el gran actor que entraría a la telenovela era El Burro Van Rankin!! De pena ajena. Y de más pena fue verlo actuar.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Sueño de Amor dando click en la siguiente imagen:
Cuando el productor también es escritor: Sueño de Amor

Te recomendamos...

8 Comentarios

  1. Mony dice:

    Será que Juan Osorio se quiso hacer el Larrosa? Porque a Larrosa se le ocurría algo y se lo daba a Pohlenz y a Verónica Suárez y así plasmaban las historias solo que las novelas de Larrosa tienen el toque populachero que hace que no las puedas dejar de ver y esta de Osorio está mal actuada (por casi todos ) empezando por Betty que perdónenme pero actúa muy equis, llora sin lágrimas, el Cristián nunca ha sido el mejor actor del mundo, a Rodrigo Vidal lo están desperdiciando haciendo que se bese con Carmen Salinas que la neta ewww, Sabine ya es la septuagésima vez que hace el mismo papel con las mismas expresiones con el mismo tono de voz.

    El elenco juvenil de hueva pusieron al novio de Lambda de diabético pero hicieron una hueva de su enfermedad o sea le daba vergüenza y miedo decirle a la mamá como si la diabetes fuera enfermedad venérea o algo así, Renata Notni llora muy bien pero su compañero Lucas está de hueva igual que la Anastasia y la pelirroja.

    La chava que quería abortar era obvio que no lo iba a hacer al final, mejor lo hubiera hecho y que hubiera sufrido por la culpa, eso le hubiera dado más dramatismo

    Ya mejor que le den cortón como a “Atrévete a Olvidarme”

  2. José Padilla dice:

    El crédito de Juan Osorio como ‘escritor’ es, en el hecho, la síntesis perfecta del origen de la crisis de las telenovelas mexicanas: por un lado la megalomanía de esta generación de productores (ojo, de la cual no ha habido relevo generacional) y por otro, el desprecio absoluto por el trabajo creativo e intelectual, específicamente de la figura del escritor.
    ¿Es casualidad que el mismo síndrome lo veamos en pantalla con Salvador Mejía, Nicandro Díaz, Nathalie Lartilleaux, Angelli Nesma y José Alberto Castro?, en mayor o menor medida. Hoy el Full HD, y más aún el 4K, los delata sin contemplaciones. Se ven obsoletos, anacrónicos, cutres y naif; con licencia directa al retiro. ¿Dónde están los productores del “Hollywood de las telenovelas”, otrora imbatibles e insuperables?
    El mismo caso va para los directores de escena. Del 2015 a la fecha ¡No dan una! ¿Dónde está toda esa experiencia? ¿Ya están cansados y se sienten viejos? ¿Nadan de muertito? ¿No hay posibilidad para crear y proponer?

    Felicidades por tu blog. Ojalá este tipo de contenidos tuvieran plataformas mainstreams para ayudar a redimir al género. ¡Lo necesita! Saludos.

  3. anyer dice:

    Quiero k Cristina se quede con Ricardo asen muy bonita pareja, además esperanza dejo a Ricardo ps ella no se lo merese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *