El Hotel de los Secretos. Crítica final de la telenovela

Desempolvó al horario estelar

Hasta en el final resultó diferente El Hotel de Los Secretos. Saliéndose del patrón de finales de domingo de dos horas o más de duración (muchas veces llenos de paja), esta producción de Roberto Gómez Fernández cerró con un discreto capítulo de una hora y sin especial Rumbo al Gran Final.

(Spoilers) En el capítulo final se descubre quién asesinó a Rómulo Alarcón (Enrique Singer). Cecilia (Claudia Ramírez) le dispara a Diego (Jorge Poza) y la comisaría se incendia muriendo también el doctor Vicario (Juan Ferrara). Las parejas de Andrés (Carlos Rivera) y Natalia (Ilse Ikeda), don Lupe (Juan Carlos Barreto) y Ángela (Daniela Romo), Serapio (Jesús Ochoa) y Matilde (Regina Blandón), Felipe (Pablo Cruz Guerrero) y Manuela (Fernanda Borches) quedan juntas. Julio (Erick Elías) se entrega a un militar (cameo del director Francisco Franco) pero este lo perdona y el joven después se presenta con su armónica bajo la ventana de Isabel (Irene Azuela) quien lo invita gustosa a su cama. Después Ángela ordena a los sirvientes del Gran Hotel que oreen todos los muebles y ropa blanca del hotel para iniciar una nueva etapa.

El Hotel de los Secretos. Crítica final de la telenovela

Para competir con la tunda que le estaban (y le están) dando los servicios de streaming, Televisa se dispuso a producir series y telenovelas basadas en series extranjeras. El primer experimento fue El Hotel de los Secretos basada en la española Gran Hotel y que se estrenó primero en Univisión.

Con un guion de éxito ya probado en sus manos, los escritores María Renée Prudencio, Gerardo Pérez Zermeño, Carlos Pascual y Carmen Madrid trasladaron la acción al México de 1908 en un lugar entre la capital y Puebla.

El Hotel de los Secretos marcó el regreso de Televisa a las producciones de época. Las últimas que había realizado fueron Gritos de Muerte y Libertad (2010) y El Encanto del Águila (2011) en las cuales también participaron el escritor Carlos Pascual y coincidentemente también la actriz Irene Azuela.

La historia central giró en torno a los miembros de la familia Alarcón y la posesión del Gran Hotel. El mantener un secreto fue envolviendo a diferentes personajes y a otros los llevó hasta la muerte.

La trama es magnífica y ofreció una sorpresa tras otra. Cabe señalar que hubo momentos en que el conflicto de la pareja protagónica pasó a segundo término pues las tramas de Belén y Sofía eran mucho más llamativas por no decir escandalosas.

Por la naturaleza del elemento central de la telenovela que era el hotel, la trama se prestaba a que entraran y salieran personajes y subtramas como la de las hermanas Ballesteros (Sofía Castro y Bárbara Singer).

El guion pasó la prueba pero la dirección de escena de Francisco Franco y Ana Lorena Pérez Ríos quedó a deber.

Hubo actores que a nuestro parecer pudieron haber desempeñado un mejor trabajo. Entre ellos Erick Elías al que notamos frío, Diana Bracho quien se vio insegura, Ilse Ikeda, Sofía Castro y Bárbara Singer quienes actuaron como si fuera telenovela juvenil y Jesús Ochoa sin versatilidad en su actuación

Los bravos los reservamos para Dominika Paleta, Jorge Poza, Pablo Cruz Guerrero, Carlos Rivera, Ilse Salas y Joshua Gutiérrez. Aplausos para todos ellos.

Irene Azuela e Ilse Salas hasta ahora solo habían aparecido en las limitadas series con las que Televisa experimentó hace años (Locas de Amor más las históricas anteriormente mencionadas), ojalá que El Hotel de los Secretos les abra más puertas dentro de la empresa.

El Hotel de los Secretos. Crítica final de la telenovela

Muchas de las locaciones fueron fabulosas pero en cambio quedamos hartos con el color azul pálido de las paredes de cartón de la escenografía. También el uso de puertas de madera con acabados y herrajes del siglo 21 le metió ruido a la ambientación.

La música cumplió pero sigue estando monopolizada por la dupla de Jorge Eduardo Murguía y Mauricio López de Arriaga. Sería bueno que la empresa le diera la oportunidad a otros compositores que no sean “los de casa”.

En el panorama actual de la televisión mexicana una producción como El Hotel de los Secretos es digna de reconocimiento. Con ella se atrevieron a convertir una serie en telenovela (en TV Azteca ya lo habían hecho con Los Rey, Secretos de Familia y Caminos de Guanajuato), se atrevieron a contratar a nuevos escritores, se atrevieron a realizar una producción de época y en una nueva estrategia comercial se atrevieron a ofrecerla de manera diferida sola y exclusivamente a través de la plataforma de Blim.

Disfruta todos nuestros artículos sobre El Hotel de los Secretos dando click en esta imagen:

El Hotel de los Secretos. Crítica final de la telenovela

Te recomendamos...

4 Comentarios

  1. Mony dice:

    Hola me gusta mucho leer este blog y hace rato pusieron una crítica de la plataforma blim cuando recién se estrenó ¿podrías hacer otra, ya que ya pasó el tiempo a ver si ya mejoro la página y si vale la pena pagar por ella?

  2. sweet116 dice:

    En lo personal coincido con que faltó algo en algunos actores como con Ilse Ikeda se vio muy tímida y desangelada su actuación, Sofía Castro pésima al no controlar su acento (de niña fresa???) que desentonaba en una novela de época o ¿acaso los directores de escena no pudieron darle la instrucción? Creo que los últimos minutos del final quedaron a deber en comparación con el resto de la serie. Saludos

  3. Susy dice:

    Sinceramente no le entendí nada X más q traté. .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *