Lo malo de Las Amazonas

Un final de tortura

Lo malo

Todo lo clásico, lo elemental que va en las telenovelas y que se conservó, no llegó a cuajar. No se abordó de manera actual. Todo fue muy obvio. Ya sabíamos desde el primer capítulo para donde iba todo. No se arriesgó su guionista principal, Ricardo Fiallega, a contar lo mismo, pero de otra manera. Se fue a lo cómodo.

Todo presentado muy viejo. Hay una necedad por no crear. ¿Les costará trabajo y tiempo hacer casting para actores jóvenes? Los iban a necesitar para los flashback que eran muchos. Los actores de 50, 60 y 70 años la hacían de 20. Nomás porque el guion no los mostró de 10 años, sino los harían ellos mismos. Siguen y seguirán pensando que el público de telenovelas es tonto y no logra ver el físico de los personajes cuando están en pasado. Todo eso merma la calidad de una producción.

Debe crearse una atmósfera en un flashback, pues es de ahí que se mueve el presente. Era muy ridículo ver a Jacqueline Andere con peluca de los años 90, por ejemplo.

Se buscó nuevamente a Victoria Ruffo, Cesar Évora, René Casados, Guillermo García Cantú y Jacqueline Andere para los papeles principales y parecía que estábamos en La Madrastra. A lo mejor se pensó que el éxito estaba asegurado así. Error terrible.

Qué pena que ningún personaje deje huella. Se fueron como llegaron.

El Hotel de los Secretos manejó un suspenso fino, exquisito, bien trabajado en cambio Las Amazonas lo hizo en melodrama y no impactó. La sorpresa no era interesante. No importaba quién era el asesino del personaje de Alfredo Adame, cualquiera daba igual.

Todo era bonito, bonito. Los actores no se despeinaban ni por error. ¿Les da miedo mostrar lo feo de la vida en la ficción?

Final donde “nadie se vaya a romper las medias”. Todos vivieron felices para siempre.

¿Cuál es la responsabilidad de un guionista? ¿Qué le va a dejar a su público? ¿O no tiene por qué dejarle algo? ¿Los dejan trabajar libremente? ¿Qué dejó Las Amazonas a sus guionistas? ¿Confían en ellos?

Tenían poco tiempo en pantalla y lo desperdiciaban en escenas que no aportaban nada.

¿Para qué un final de dos horas y media si ya no hay nada que contar? Nomás nos torturaron con Jorge Muñiz.

Todos trabajaron por fuera, actuación formal, para cumplir con el llamado.

Se le dio importancia al personaje de Inés interpretado por Victoria Ruffo por la categoría que la actriz le significa a la empresa. Eso está bien pero se alteró el original y los verdaderos protagonistas quedaron en la orilla a merced de un pasado no abordado bien en guion.

No se vio trabajo en los actores. A lo mejor les pareció que la psicología de los personajes no era interesante o que ya lo habían hecho antes.

Las Amazonas pudo llegar a más, mostrar los problemas de las mujeres después de los 30 o 40 años, sus temores, sus problemas, sus triunfos, sus fracasos, sus amores. Pero no fue así, se quedó en lo cómodo. Lástima.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Las Amazonas dando click en la siguiente imagen:
las amazonas logo telenovela 2016 televisa

Te recomendamos...

7 Comentarios

  1. Loreto Guzman dice:

    Se nota que estas reseñas no son para nada objetivas. Te desquitas tratando como basura novelas que han sido muy buenas y han tenido mucho éxito como Un camino hacia el destino o Las Amazonas y en cambio halagas una porqueria como fue el hotel de los secretos. No veo que digas nada malo de ella. Que pena me da.

  2. Andrómeda dice:

    ¿No se vio trabajo en los actores? ¿Y la voz de Guillermo García Cantú? Me sorprende que nadie lo mencione.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *