Lady, la Vendedora de Rosas, la primera impresión

Mucho culicagado por aquí

Lady, la Vendedora de Rosas es una versión libre de la historia de Lady María Tabares, una joven de origen humilde que saltó a la fama cuando el director Víctor Gaviria la seleccionó para protagonizar la película La Vendedora de Rosas en 1998. La cinta fue un éxito internacional pero la vida de la joven siguió estando llena de carencias y contrariedades.

En el primer capítulo vimos a Lady (Natalia Reyes) presa en la cárcel mostrándose firme en su decisión de declararse inocente por un crimen que no cometió y recordando cuando desfiló en la alfombra roja del Festival de Cannes en 1998. Después la historia se remonta al pasado cuando Lady de niña (Michell Orozco) vendía rosas en los cruceros de Medellín. Fátima (Majida Issa), la madre de Lady, no tiene dinero para pagar la renta del cuarto donde viven y se mete en problemas para conseguirlo. Fátima y Lady van a dar a la cárcel y una abogada pretende llevar a la niña al tutelar pero afortunadamente logran escapar.

Lady, la Vendedora de Rosas, la primera impresión

La historia de Lady se desarrolla en medio de la pobreza y lo que vemos es una pobreza realista y cruda en donde la única calidez la puede dar la familia y las amistades. Aquí si vemos unos barrios realmente precarios no una vecindad de foro a la Televisa. Para completar el cuadro, el lenguaje manejado es totalmente coloquial, a la usanza colombiana.

Aunque solo es el capítulo inicial percibimos un gran trabajo del equipo de escritores. El suspenso que debe darle interés a la trama está a la orden en una escena tras otra y los diálogos aunque fuertes están desarrollados con toda naturalidad.

Además el equipo literario merece un reconocimiento especial por la maravillosa creación de los perfiles de los personajes. Así tenemos a unos policías medio bobos, una abogada inflexible, la vecina que se prostituye por necesidad, el casero despiadado, el vecino misterioso ligado a las pandillas y demás personajes que le ponen sal y pimienta a la telenovela.

Todos los actores están desarrollando un excelente trabajo en especial Michell Orozco y Majida Issa como la niña Lady y su mamá. Debemos mencionar la gran versatilidad de Julián Román a quien conocimos como Juan Gabriel en la serie Hasta Que Te Conocí y aquí es un pandillero de buen corazón. ¡Esos sí son grandes actores!

Esta historia está para no perderse pues persiste la gran interrogante de cómo es que Lady fue a dar a la cárcel después de haber triunfado en el cine.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Lady, la Vendedora de Rosas en esta liga:
Lady, la Vendedora de Rosas, la primera impresión

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *