Entre Correr y Vivir. Crítica de la semana de estreno

Corriendo por encargo

Entre Correr y Vivir es una teleserie que pretende contar la historia de los Hermanos Rodríguez, pioneros del automovilismo en México, mezclando la trama antigua con una historia actual de rivalidad entre corredores.

Este proyecto parece haber sido hecho por encargo de un inversionista con intereses en el mundo de las carreras. Pareciera que esta producción va dirigida solo a los apasionados por el automovilismo pues como drama deja mucho que desear.

El talento detrás de Entre Correr y Vivir está conformado en su mayoría por veteranos de TV Azteca. Los productores y directores Raúl Quintanilla y Julián Antuñano tienen una trayectoria de años trabajando en TV Azteca en telenovelas como A Corazón Abierto (2011) y Secretos de Familia (2013). En cuanto al equipo literario según datos de IMDB el único crédito anterior del jefe de escritores Adrián Mazoy es la serie La Teniente (2012), la coescritora Gloria Bautista colaboró en Tanto Amor (2015) y Amor Cautivo (2012), y el coescritor Gibrán Portela aparece como coautor de los guiones de prestigiadas cintas como La Jaula de Oro (2013), Güeros (2014) y la próxima a estrenarse La Región Salvaje del director Amat Escalante.

Entre Correr y Vivir. Crítica de la semana de estreno

¿Qué pasa con Entre Correr y Vivir? Que no tiene ningún personaje que genere empatía ni simpatía. Rodrigo el protagonista (Vadhir Derbez) es un apuesto corredor amateur pero hueco. Guillermo (Diego Amozurrutia) es un junior obsesionado con su escudería. A Eva (Laura Montijano) la metieron a fuerzas para equilibrar los géneros. Valdini (Martijn Kuiper) proyecta la pasión de un tempano de hielo. Los chavos del barrio están en su estereotipo de vagos de billar. Mateo (Alejandro Camacho) siempre usa su gazné para que creamos que es un hombre de mundo. En fin, lástima de actores en una historia sin atractivo.

El mayor y quizá el único acierto de la teleserie es la dirección y fotografía de las escenas de acción en las pistas. En conjunto con la musicalización sí logran calificar con 10.

A pesar de todo nos congratulamos de que el espacio de las 10 pm de Azteca 7 lo ocupe una producción nacional. En total son 40 capítulos ¿se recuperará en el camino? ¿Llegará con éxito a la meta? Solo el público lo podrá decidir.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Entre Correr y Vivir en esta liga:
Entre Correr y Vivir. Crítica de la semana de estreno

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *