Rulli y Zepeda se pelean como niñas de secundaria en Tres Veces Ana

Llega a ser un desastre

¡Hay tanto caos en Tres Veces Ana que no se sabe qué personaje va a poner orden a todo eso! Los personajes de Sebastián Rulli y David Zepeda tuvieron una pelea de “niñas de secundaria” que era para cerrar los ojos de la pena ajena. ¿Dónde está el señor director? ¿Por qué los cuidaron si algo sacudidor es precisamente lo que necesita esta telenovela?

¡Que ya vengan las verdaderas emociones! Todo está muy cómico. La protagonista buena dice que es “costeñita” cual Marimar y va vestida como “hippiosa coyoacanense”, solo le faltan los parlamentos de “chido, wey, qué pepe, qué ondón”

El encuentro de las gemelas es un enredo de primaria. Una entra y la otra sale. La cojita camina más lento pero casi corre a pata pelona para que no la descubra el guion y se acabe todo.

Es interesante lo que hizo su adaptador Juan Carlos Alcalá, hay que reconocerlo. Quiso hacer personaje complejo al coprotagonista pero lo interpreta Rulli y no sabe qué hacer. Está en el mismo caso de Guillermo Capetillo en Atrapada (1991).

Cerró su adaptador a los personajes en un solo mundo de telenovela que no los deja salir. Todo es coincidencia. Ya no estamos en esa época. Eso pasaba en los libretos de Carlos Romero (Rosa Salvaje, Marimar, Valentina). Necesita volver a abrir el mundo, crear arterias argumentales para que los protagonistas se vayan a otro lado y no estén en el círculo de “coincidencias” o “una entra y la otra sale”.

¿Qué sucede con Rulli y Zepeda? Que son muy malos actores. Les dan personajes con los que pueden jugar bien y bonito y no lo aprovechan. Confían en sus físico-fans y eso no sirve. Esta es la telenovela que los pudo poner como actores de verdad, pero no encuentran por dónde. Los tiene que ayudar su director porque los personajes van más allá de ser los galanes.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Tres Veces Ana dando click en esta imagen:

Tres Veces Ana capitulos completos online

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *