Sin Rastro de Ti. Crítica de la semana de estreno

La que se fue a la villa perdió su silla

Adriana Louvier, Ana Layevska y Danilo Carrera están de vuelta en Televisa con Sin Rastro de Ti, una de las series cortas que Televisa preparó para enriquecer el contenido de su plataforma Blim.

A la Louvier no la veíamos desde principios del año pasado en Yo No Creo en los Hombres, la Layevska no pisaba Televisa desde que hizo Verano de Amor (2009) y Carrera nos dejó un mal sabor de boca con el fiasco de Pasión y Poder. En Sin Rastro de Ti ellos son Julia, Camila y Mauricio respectivamente.

En los primeros cinco capítulos de esta serie nos enteramos que Julia se iba a casar con Mauricio pero desapareció por cinco años y en el inter Mauricio y Camila se casaron y tuvieron un niño. Al parecer Julia fue secuestrada por gente de una misteriosa empresa que hace experimentos secretos con humanos pero ella no recuerda nada de los años en que estuvo perdida. El doctor Miller (Fernando Ciangherotti) es quien está al frente de la clínica y quiere deshacerse de Julia. La doctora Rebeca (Tiaré Scanda) también participó en los experimentos y quiere de alguna forma proteger a Julia del peligro que la acecha.

sin-rastro-de-ti-capitulo-4-camila-llorando-ana-layevska-2

Una mezcla de romance, thriller y ciencia ficción es la propuesta de esta historia original de Carlos Quintanilla y Adriana Pelusi. Nos da gusto que la televisora nos ofrezca un guion original y además con géneros nuevos a pesar de que en la recién terminada Mujeres de Negro también había una “misteriosa empresa que hace experimentos secretos con humanos”.

Todo es muy vago en Sin Rastro de Ti. Nos lanzaron la historia de sopetón y es extraño ver personajes nuevos en una historia nueva sin saber más de qué los mueve y cómo llegaron al punto de arranque de la historia.

De nueva cuenta como en Yago, Rosario Tijeras y Lady, la Vendedora de Rosas, los escritores recurren al uso de los flashbacks para contar asuntos del pasado y contextualizar los hechos del presente. Ojalá no abusen de ellos.

Los personajes en ciertos momentos tienen unas reacciones que no tienen lógica. Por ejemplo a Julia la intentan secuestrar y lo que más le molesta es que Mauricio le haya mandado poner guardaespaldas. Y Camila reacciona de que “ah sorry por lo de tu secuestro, pero por qué Mauricio te puso guardaespaldas y a mí no me pela”. El personaje de Roberto Blandón, el padre de Julia y Camila, es otro raro con su reacción de “fíjate Camila que a Julia la intentaron secuestrar pero como Mauricio le puso guardaespaldas en lugar de cuidarte a ti y a tu hijo, no le pasó nada”. ¡Qué familia de veras!

Luego Julia descubre el closet secreto donde Tomás (Juan Pablo Medina) tiene como en un altar todos los recortes del caso de su desaparición y en lugar de atemorizarse por ese psicópata estúpidamente le pregunta: “¿Qué es esto?”.

Héctor Kotsifakis y Pilar Padilla están pésimos como los esbirros del doctor Miller. Parecen villanos de comedia fársica. Su actuación rompe con el tono de thriller de esa parte de la historia.

Otro que no mejora nada es José Pablo Minor. Necesita tomar urgentemente cursos de actuación o estar bajo la supervisión de un coach personal pues lo más seguro es que lo seguirán contratando y debe estar a la altura.

La producción tiene recursos excelentes y está sobresaliendo Ana Layevska con su vestuario. Los créditos de entrada están muy bien logrados y la canción original de Carlos Rivera queda perfecta para abrir cada capítulo. También la música incidental va muy bien con la historia y destacamos el dulce tema de las escenas entre Julia y Mauricio.

Aplaudimos le hayan dado entrada a nuevos creativos en Televisa. Ojalá la aventura llegue a buen término.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Sin Rastro de Ti en esta liga:
sin-rastro-de-ti-capitulos-completos-videos-online-youtube-logo-chico

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. Melissa dice:

    Lo que es a mi no me termina de convencer Danilo Carrera. Siento que este personaje era para alguien mucho mas experimentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *