Celia, la primera impresión

Es un sol

A darle un respiro tropical al pesado ambiente televisivo nocturno llegó Celia, una producción de Fox Telecombia para el canal colombiano RCN y Telemundo.

Esta telenovela de 80 capítulos está inspirada en la vida de la famosa cantante Celia Cruz (1925-2003) y nos presentará pasajes de su duro camino hacia la fama.

En el capítulo inicial la trama nos sitúa en Cuba de principios de los años 50 cuando Celia (Jeymi Osorio), a pesar de ser mulata (en esa época aún había marcada discriminación racial en la isla), es invitada a participar en un concurso de canto en La Habana. Celia es una chica tímida que cuando canta se transforma contagiando su alegría. Su hermana Noris (Aída Bossa) envidia su talento y su padre no quiere que acabe como cabaretera. La única que la apoya es su madre Ollita (Margoth Velásquez). Por otra parte vimos las andanzas del joven Pedro Knight (Modesto Lacen), trompetista de la famosa Sonora Matancera. El músico es un picaflor que envuelve a las mujeres con su labia y nunca le falta una aventura amorosa.

Celia, la primera impresión

De 10 está la producción de esta telenovela que nos transporta a distintas épocas de la vida de Celia. Utilizando desde clips intercalados de la Cuba del siglo pasado hasta tomas modernas de Nueva York, Celia no escatima en gastos para ambientarnos en la trama. Vimos soleadas locaciones con arquitectura de estilo antiguo, una vieja estación de tren y hasta un moderno auditorio totalmente lleno de gente.

El vestuario nos pareció perfecto y bien cuidado tomando en cuenta de que esta parte se desarrolla en ciudades tropicales. En cuanto a la música los encargados hicieron una gran labor para encontrar a una cantante con voz muy similar a la de la artista.

Todos los personajes que vimos en el capítulo 1 tienen su encanto empezando por la insegura Celia. Jeymi Osorio está sensacional y proyecta toda la ternura que requiere el papel a esa edad. Como la envidiosilla hermana Noris, Aída Bossa desarrolla con gran simpatía su papel. Modesto Lacen como el joven Pedro Knight cuenta con todo el carisma con el que el músico original seducía a las mujeres. A Jonathan Islas no recordamos haberlo visto en un papel de bueno hasta ahora. Y Margoth Velásquez como Ollita, la madre de Celia, proyecta todo el temple de una matriarca que siempre está velando por el bienestar de su familia.

Celia está hecha con toda la mano, nos merecemos una historia así, humana y que nos proporcione gratos momentos.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Celia dando click en esta imagen:

Celia, la primera impresión

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. Sebastián Imperio dice:

    Pese a las imprecisiones históricas, aunque sabemos que no es un documental, me parecen importantes en un biopic, coincido con ustedes, Celia es un respiro y es de lo mejor en “series”, telenovelas de nueva generación, que hay en pantalla. Una excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *