Lo bueno y lo malo de Sila

Introducción

Hay veces que cometemos errores y debemos repararlos y en nuestro caso como críticos, enmendando nuestras posturas. En el último top a las Mejores Telenovelas Extranjeras que se puede ver en esta misma página, el octavo lugar lo ocupó Sila pero al ver en lo que se convirtió conforme fue avanzando, era digna de pertenecer… pero ¡a las peores!

Sila, aun con todos y sus errores en su “primera temporada” (vamos a llamarla así), empezó digna de ser una de las mejores telenovelas por su temática tan oscura, la pareja protagónica tan fuerte, sus antagonistas bien delineados y personajes sobresalientes. El problema fue que al paso del tiempo le sucedió lo que a otras telenovelas como Amor en Custodia, que de ser ejemplares, se vinieron para abajo con tantos cambios, metidas de personajes y tramas que carecieron de todo sentido.

Lo que vimos este domingo fue una oda a lo ridículo, un capítulo como cualquier otro, una muestra de que hasta en las máximas potencias de melodramas como Brasil, Corea del Sur, Filipinas o Turquía, se cometen errores.

Contexto de transmisión

Si bien en la primera etapa era reprochable la participación de Cansu Dere como una jovencita que apenas iba a cumplir 18 años cuando ya se ve bastante mayor, todo se aceptaba porque la química con Mehmet Akif Alakurt era fuertísima, de hecho en toda la historia lo fue.

Cihan (Devrim Saltoğlu) y Kevser (Fatoş Tez) se lucían como los villanos principales de la trama sobre otros antagonistas que guardaban un lado de humanidad.

La trama pintaba intensa, un romance que los dividía socialmente, los engaños, los choques culturales, esa tribu tan fuerte que aún en pleno siglo XXI marca a su gente de forma atroz. El inicio de Sila nos revelaba ese lado oscuro que se vive en varias regiones del mundo y la colocaba como una de las mejores telenovelas, sin embargo todo se terminó yendo por un camino equívoco cuando Cihan muere.

Aunque Kevser siguió siendo villana hasta cierto punto de la trama, la que se apoderó del puesto de antagonista principal fue nada más ni nada menos que Esma (Gökçe Yanardağ), la amante de Cihan, quien termina abortando de forma inesperada. Prácticamente era como ver la parodia mal hecha de Mercedes (Margarita Sanz) en Amor en Silencio (Y eso que criticaron mucho al trabajo de Alejandra Barros en A Que No Me Dejas). Con pistola en mano mató y se atrevió a robar al hijo de la protagonista. “¡Cuánta maldad!”.

Y el rol que ocupaba Cihan pasó de un momento a otro a ser el de un desconocido que se llamaba Berzan interpretado por Sermiyan Midyat, quien prácticamente vino a ser Cihan 2.0.

Los roles antagónicos se encargaron de llevar la trama hasta la basura. Si en la temporada donde Cihan era el villano, la historia siempre se trató de querer matar a Sila y de paso a Boran, pues las otras fue lo mismo pero mucho peor ejecutado.

Si alguien me pregunta ¿de qué trató Sila? Les contestaría que en todos los capítulos intentaron matar a Sila y Boran. FIN. Los declaro los protagonistas más salados que hay en las telenovelas o hasta series (porque ésta en realidad era una serie turca). Siempre era la misma gata pero revolcada, la novedad se perdió y se terminó convirtiendo en un circo que parecía escrito por María Antonieta “Calú” Gutiérrez, Alberto Gómez y Ximena Suárez. ¡Así de cañón estuvo el declive de la trama!

Fue una muy mala telenovela. Tenían una premisa fuerte que sus mismos autores se encargaron de llevar al caño. Si la tratamos como serie, igual es cansado que pasen estas cosas.

Lo bueno

En cuestión de actuaciones todos cumplieron, sin embargo, nunca nadie eclipsó la excelente química de los protagonistas Cansu Dere y Mehmet Akif Alakurt.

Un elenco de buenos actores, de revelaciones que en ese tiempo lo eran y por supuesto figuras muy representativas de Turquía.

La banda sonora cumplió su cometido, los incidentales serán difíciles de olvidar.

sila-telenovela-turca-cansu-dere-mehmet-alakurt-desnudo-sin-camisa-sexo-cama

Lo malo

El progreso de la trama fue terrible. Gracias a Dios que no volveremos a ver a los villanos Berzan y Esma de nuevo haciendo sus fechorías caricaturescas.

El personaje de Dilaver (Celil Nalçakan) empezó siendo interesante y se terminó convirtiendo en algo raro, claro a muchos les pasó lo mismo pero a este personaje se lo recalco más.

La actuación especial de İpek Tanrıyar como Zeynep, simplemente innecesaria.

Muchos capítulos te los podías saltar y no pasaba nada, no hablo de tres o cuatro, sino hasta de un mes entero.

En ese tiempo el presupuesto de las producciones era notoriamente bajo. La fotografía era pobre, las locaciones aunque llamativas se perdieron con el paso del tiempo y se volvieron cansadas y se notaba que la producción sí era muy escasa.

Y ya para cerrar, el final tan absurdo que parecía un capítulo más, sin ninguna emotividad y todo para que resultara que lo que vimos por meses ¡Era un cuento!

Cuento de la invención de un señor que se basó según en hechos reales para fomentar una lección de vida en sus nietos y que otras cosas las revolvió para hacerlo entretenido. ¡Hasta él mismo dijo que varias partes no tenían ningún sentido! Y el tiro de gracia fue que el final de la historia, según él, es que Sila y Boran se perdieron y nadie los volvió a ver, es decir, hasta en el último minuto los protagonistas estaban salados… ¡de risa loca!

Por cuestiones comerciales Sila llegó a México y triunfó aunque no fue una joya como otras turcas que hemos visto. Es mil veces inferior a ¿Qué Culpa Tiene Fatmagül? y Cuestión de Honor.

Adiós Sila, yo no te extrañaré.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Sila dando click en esta imagen:

sila telenovela capitulos completos videos portada logo

Te recomendamos...

3 Comentarios

  1. Liz dice:

    Puede gustar o no, pero está a años luz de las novelas con las que se la compara y menos parece una novela de Alberto Gómez. Ahora ¿Cómo pueden evaluar la novela cuando TV Azteca le cortó el equivalente a 30 capítulos? La entrada de personajes puede parecer forzada, pero cobran sentido cuando Boran toma su decisión final sobre el regimen del jefe. Berzán es todo lo que Boran pudo ser y necesitaba desilusionarse de sus padres para entender que el régimen hace que los hijos hereden los errores de los padres. Veo que criticaron mucho la trama de la escuela y allí se nota que no entendieron la apuesta de los personajes. Una cultura de siglos no se modifica con violencia; se modifica con educación. La escuela es el legado de los personajes, la oportunidad real de transformar la vida de la gente y por eso es resistida. Me extraña que no entiendan eso en un país donde desaparecieron a 43 normalistas. Lo de la sentencia de muerte puede ser agotador, pero es la realidad de la vida en Oriente medio. Y resolverla en cinco capítulos sería ridículo. Puede que no sea la mejor serie, pero tampoco es de las peores y es mucho mejor que la mayoría de lo que se produce hoy en día. Ah y el final no es literal. Para mi gusto, yo habría quitado la parte del anciano, pero es una forma de mostrar lo romántico del amor que se tenían y las luchas que enfrentaron.

  2. Liz dice:

    Ah y dos cosas más. Es injusto compararla con historias que se produjeron años después, como Fatmagul y Cuestión y Respeto. Sila, junto a las Mil y una noches, forma parte de la primera camada de series turcas que se exportan masivamente. Tienen problemas de ritmo, porque no existía la percepción de que se podían ver de manera diaria. En las siguientes, el ritmo se fue volviendo más ágil.
    Sobre Dilaver. Es de los personajes que la gente más termina queriendo, igual que el de Berzán, que a ustedes no les gusta. Son los que muestran que las tradiciones también hacen sufrir a los hombres. Dilaver tuvo una segunda oportunidad, Berzán no. Lo interesante de Sila es que es una novela donde las mujeres sufren, pero los hombres son los que cambian para bien. Las mujeres siempre fueron más sensatas y se mantuvieron fieles a sí misma. Los hombres fueron crueles y terminaron siendo víctimas de sí mismos. Calú Gutierrez y Alberto Gómez son incapaces de escribir personajes así de complejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *