¿México se hartó de las telenovelas?

Televisión sin rumbo

Los gustos respecto al melodrama están divididos. Por una parte está el público fiel al género melodramático que entiende que lo que ve es una “tele” NOVELA y que en su contenido está permitido todo aquello que lo hace soñar con mezclas de realidad y fantasía que a veces lo hace verse reflejado.

Por otro lado hay un público sediento de ver reflejada no su propia realidad sino la del país. Un mundo de violencia, tiranía, delincuencia, prostitución, con personajes principales que reflejen los sentimientos de quienes alaban ese tipo de producciones: venganza, enojo, rencor y salidas astutas al momento de enfrentar las leyes que son corruptas.

Como vemos, el público se divide y es mentira que le haya dado la espalda a Televisa por hacer chafadas, porque Netflix tambien las hace y unas hasta tienen éxito.

La cosa aquí es el contenido y la producción. Justo hablaba con alguien del enorme éxito que tendría Telemundo con escritores y muchas estrellas de Televisa y de cómo Televisa se levantaría si se arriesgara con telenovelas ORIGINALES DE TELEVISA y también tuviera la calidad de producción de Telemundo.

No es el género telenovela, no es Netflix, no es YouTube. Son dos factores importantes a los que el televidente ya no se quiere enfrentar: la mentira y el reciclaje.

Y a pesar de saber eso y saberse en una crisis desesperada, Televisa INSISTE en querer obligar al pueblo mexicano a consumir productos reciclados y desgastados, empeñándose en engañarnos y también al resto del mundo que compra sus productos.

La empresa no ha entendido que debe enfocarse en un público mayor de 30 años y no en jóvenes que están idiotizados con una nueva cultura y que se ha convencido de que lo MADE IN MEXICO, tenga calidad o no, es chafa.

Por otro lado existe un televidente o ex televidente alterno, lleno de odio, resentimiento y sediento de venganza, que quiere que ruede una cabeza y sea la de Televisa, porque la sabe mentirosa y corrupta.

Dicho esto, el futuro de la telenovela depende de muchos factores, principalmente del enfoque de Televisa y TV Azteca hacia las exigencias de un público que aún les es fiel y que, ante una obvia y notoria negativa por dejar de hacer refritos de viejas novelas o hechas en otros países, también están perdiendo.

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. Sebastián Imperio dice:

    De acuerdo. La audiencia está harta pero de las MALAS telenovelas, no del género. Los productores, sobre todo los de la vieja guardia, tienen que entender y comprender que el público ya es mayor de edad.
    Mientras tanto en Televisa Chafa…, perdón, Chava Mejía regresa con un remake español y Nicandro Díaz con uno brasileño; la “nueva” TV Azteca inauguró con uno colombiano y los resultados están en pantalla.

    TV Azteca tiene hoy al aire en su propia pantalla a mediodía (con La vida en el espejo) una gran lección de dónde se perdió el camino; de lo que debió ser y seguir. Su presente hoy sería diferente. Lecciones.

    Imagen TV tienen en ambos espejos la referencia frontal, si quisiera, de para dónde NO; hoy insisten en lo contrario. Más lecciones.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *