La Candidata. Crítica final de la telenovela

la candidata descarga capitulos completos videos online youtube dailymotion silvia navarro regina llorando

Sola pero presidenta

Cobijada por su modernidad y toques de realismo, La Candidata fue un experimento más realizado por Televisa en busca de recuperar la audiencia perdida en los últimos años.

Por primera vez se asignó el horario estelar a la productora Giselle González y a una historia ambientada en el mundo de la política.

Es la historia de una pareja de Senadores idealistas, interpretados por Silvia Navarro y Víctor González en su primer estelar en Televisa, quienes se reencuentran después de muchos años y pretenden revivir su amor de juventud pero para ello se enfrentan a todo tipo de obstáculos.

(Spoilers) En el capítulo final vemos que Mario (Juan Carlos Barreto) queda cuadripléjico. Gerardo (Víctor González) se entera de que Escalante (Arturo Ríos) es un líder del narco y este ordena un escarmiento a todos. Durante pleno discurso de Regina (Silvia Navarro) en una explanada se aparecen unas camionetas de encapuchados echando tiros al aire y causando terror entre los asistentes. Regina sospecha de Escalante y él muestra su verdadera cara. Escalante lleva a Regina a una bodega abandonada donde están Gerardo e Ignacio (Ari Telch). Cuando Escalante apunta a la candidata, Gerardo saca un arma de los elementos ahí presentes y le dispara al villano mayor iniciando un fuego cruzado donde cae muerto. En la lectura del testamento de Omar (Patricio Castillo), Alonso (Rafael Sánchez Navarro) y Natalia (Helena Rojo) se enteran de que le dejó todo a Magda (Verónica Langer). Teresa (Nailea Norvind) termina prostituyéndose con tahúres. Cecilia (Susana González) se suicida. Mauro (Adalberto Parra) se queda solo pero contrata a un sexoservidor. Alonso gana la presidencia pero termina huyendo con los narcos. Regina es envestida como Presidenta de México pero cuando saluda al pueblo desde el balcón presidencial, alguien enfoca su imagen con la mira de un arma.

La Candidata. Crítica final de la telenovela

Un final emocionante y diferente fue lo que nos ofreció la productora Giselle González para este proyecto. Apreciamos escenas muy bien ejecutadas como el suicidio de Cecilia o el supuesto atentado en pleno Monumento a la Revolución que debió haber sido muy complicado de filmar. La revelación de que Escalante era de los malos quedando Regina en sus manos fue verdaderamente escalofriante. Finalmente no hubo un desenlace romántico pues las circunstancias no dejaron que el amor triunfara entre los protagonistas.

La Candidata fue un proyecto atrevido pero no dio en el clavo con su discurso en contra de la corrupción en el gobierno.

En sinopsis el argumento se lee interesante pero la forma en cómo lo desarrollaron no cuajó del todo. Los perfiles de Regina y Gerardo como blancas palomas incorruptibles en medio de toda la podredumbre eran tan falsos como un billete de tres pesos. Ni todo el carisma de Silvia Navarro pudo dar luz a una mujer “fuerte” por razón de la posición que ostentaba. Víctor González al igual que su personaje lució como un títere en una comparsa manejada por manos malignas.

Sin la llama que la pareja principal debía generar intentamos buscar otros personajes para empatizar pero fue imposible.

Rafael Sánchez Navarro como Alonso San Román quedó a deber. Su personaje decía parlamentos verdaderamente fuertes pero el actor no los transmitía como intentando contenerse. Ni en el final cuando le informan que Regina podía haber estado herida demostró sentimientos.

Susana González quedó atrapada en un papel gris y poco creíble. Eso de que anhelaba que su papá le diera su apellido es una circunstancia muy de radionovela cincuentera. Y peor resulta por qué el mentado papá ni provenía de una familia de alcurnia sino que su origen era muy humilde. A pesar del personaje aplaudimos su actuación.

Nailea Norvind sin novedades. Teresa fue una lunática más en su filmografía y el recurso de querer amarrar al galán por medio de un embarazo está ya más que visto.

La “actuación” de Ari Telch estuvo llena de vicios. Tal vez al igual que Eduardo Yáñez le iría mejor en una telenovela ligera de Emilio Larrosa o Juan Osorio.

Los abuelos Omar y Mario, qué bárbaros, estaban muy enlodados metidos en el mundo de la trata de blancas y narcotráfico, ya nada más les faltó que fueran espías de Donald Trump para coronar su lista de crímenes.

Mientras que Luz María Jerez y Verónica Langer estaban en mueble y Karla Farfán en llorona, Pilar Ixquic Mata se desbordaba en sobreactuación.

El que más pareció haber creado personaje fue Adalberto Parra, y otros mesurados fueron Irineo Álvarez, Fabián Robles, Arturo Ríos, Fernanda Borches y Jorge Gallegos.

Federico Ayos merece aplausos por su papel de Emiliano, lástima que le tocaron diálogos cursis tal como cuando le dice a sus padres “buscan la felicidad del pueblo pero ni siquiera pueden hacer feliz a su propio hijo”.

Toda esta galería de personajes decadentes parecía salida de alguna novela sobre el Imperio Romano donde villanos como Calígula y Tiberio hacían gala de su crueldad y lujuria.

La producción y locaciones estuvieron bien llevadas y sobresalieron los vestuarios de Silvia Navarro, Susana González y Nailea Norvind. La música incidental también destacó y logró acompañar sensiblemente los momentos dramáticos.

Las escenas de acción cumplieron aunque siguen cojeando en la dirección de los extras como en las escenas de la marcha. Además notamos que la violencia gráfica está subiendo de tono para ese horario de Televisa. Hubo demasiada sangre y escenas explícitas de violencia contra la mujer.

La Candidata pudo haber sido la mejor telenovela de Televisa en años pero algo faltó.

Disfruta todos nuestros artículos sobre La Candidata dando click en esta imagen:

La Candidata. Crítica final de la telenovela

Te recomendamos...

2 Comentarios

  1. Daniel dice:

    Pero yo jamás he leído algo positivo en este blog con respecto a algo. Para mí la candidata fue gran producción la mejor en México!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *