Ingobernable, la primera impresión

ingobernable emilia kate del castillo diego erik hayser descargar capitulos completos videos online youtube dailymotion

La función es entretener no criticar

En un mismo día nos dimos la tarea de ver los primeros capítulos de la serie Ingobernable de Netflix y con algo de retraso This is Us de NBC. Son productos completamente distintos pero la comparación viene a colación pues ambos nacen de guiones que pretenden abordar el melodrama.

Mientras que la serie de NBC nos enganchó hacia el minuto 20 con todo su abanico de emotivos personajes, la primera colaboración de Argos TV con Netflix nos pareció más de lo mismo de la productora de Epigmenio Ibarra.

Mientras que la serie de NBC termina su capítulo piloto con un giro sorpresivo, Ingobernable se pierde sin que sus personajes lleguen al espectador.

En el capítulo inicial nos enteramos de que la Primera Dama Emilia Urquiza (Kate del Castillo) quiere divorciarse del Presidente Diego Nava (Erik Hayser). Mientras ellos tienen una pelea violenta en el penthouse de un hotel, su hija María (Alicia Jaziz) faja con otra mujer en los vestidores de un club. La cosa termina mal y después de que Emilia empuja a Diego hacia un barandal, ella extrañamente pierde el conocimiento. Minutos después el Presidente cae del edificio justo cuando el Secretario de Gobernación (Álvaro Guerrero) iba entrando al lugar. Emilia recobra el conocimiento y huye del lugar.

Ingobernable, la primera impresión

Ingobernable es una serie de 20 capítulos producida por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra. El guion es de Natasha Ybarra-Klor quien ha realizado otros trabajos para Argos y la dirección es de Pedro P. Ybarra.

Escrita en el tono pseudo-escandaloso de Argos, la primera entrega de esta serie no profundiza en los personajes sino en hechos morbosos. El guion bien pudo haber tenido cinco páginas pues lo que más vimos fue acción. Si no sabemos quién es Emilia Urquiza y por qué se quería divorciar de su marido ¿para qué seguirla viendo?

No hubo nada sobresaliente en actuaciones pues todo se centró más en la acción. Tal vez quienes se llevaron el capítulo fueron el coreógrafo de la pelea entre Emilia y Diego así como sus dobles si es que los usaron.

Lo más rescatable del capítulo de arranque fue el montaje en cámara lenta tras la muerte del Presidente con las reacciones de los personajes principales.

Los créditos de entrada son muy similares a otras producciones de Argos TV como Infames y Fortuna. Tal parece que la casa productora sigue instalada en su añeja fórmula narrativa que pretende tomarse muy en serio un producto de ficción. Existe mucho despliegue de producción para ambientar el mundo en torno al Poder Ejecutivo de la nación y también las secuencias de acción pero el error está en darle más peso a eso que a unos diálogos efectivos.

¿A qué nivel están estos personajes pues por cuestión del divorcio que es un asunto de índole personal, la Primera Dama le dice a su marido: “Me traicionaste… traicionaste a todo el país”? ¿WTF? Y el Presidente intenta convencerla de que no se divorcie diciéndole: “No le vas a hacer esto a México”. Todo el mundo en Los Pinos se ha de haber carcajeado con esa cursilería nacionalista.

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. Sebastián Imperio dice:

    Ingobernable debió llamarse Insportable. Es, sin ánimo de ser alarmista, lo peor que ha hecho Argos en su historia considerando que es Netflix y el presupuesto del que debió disponer. ¿Dónde quedó la experiencia en Capadocia?
    Insoportable… es MALA, mal escrita, inverosímil, soberbiamente pretenciosa, mal montada, mal hecha.
    El presidente de México muere y culpan a la primera dama persiguida por 2 suburbans de modelo pasado (hasta en eso se ahorraron presupuesto). Desnudos y sexo por que sí. Ambientación que debería de competir en el TVynovelas, se da un entre con Sueño de Amor o La Rosa de Guadalupe. Una mala mezcla entre Fortuna, Las Aparicio, Infames, etc etc, etc.
    Retoceso de Netflix, pensé que estaba viendo Blim de pronto.
    ¡Terrible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *