¿Cómo se abrieron las puertas de las televisoras a todos los artistas?

rubi barbara mori descargar capitulos completos videos online youtube dailymotion

El fin de las exclusividades

Entre todos los cambios que se han vivido en los últimos años con respecto a la producción de telenovelas no podemos olvidar la libertad que tienen los actores actualmente para trabajar en la televisora que los requiera.

Se acabó la época de las exclusividades masivas y hoy en día solo unos cuantos artistas se ven limitados en su espacio de trabajo a cambio de jugosos contratos.

Cuando se creó Televisión Independiente de México (TIM) para competir con Telesistema Mexicano (TSM) a finales de los años 60, los actores podían realizar telenovelas en ambas cadenas. Así por ejemplo Julissa protagonizó Velo de Novia (1971) en canal 2 de TSM y también actuó en Los Hermanos Coraje (1972) en el canal 8 de TIM. Con el paso del tiempo las cadenas se fusionaron y nació Televisa.

En los años 70 y 80 la “competencia” de Televisa era el canal 13, señal principal de la red de televisión estatal Imevisión.

En esa época cualquier actor identificado como de Televisa podía participar en las telenovelas que producía dicho canal las cuales principalmente eran adaptaciones de clásicos universales o abordaban temas históricos. Así se realizaron producciones como Leona Vicario con Diana Bracho, Raymundo Capetillo y Aarón Hernán, Los Miserables con Sergio Bustamante, Blanca Sánchez y María Rojo, y muchas otras telenovelas más.

En ocasiones Televisa llegaba a acuerdos con otras televisoras para que sus artistas pudieran trabajar en otras producciones como Juan Ferrara quien estelarizó Tanairí (1985) en Puerto Rico y Mariana Levy quien fue la figura principal de Leonela (1997) en Perú.

También hubo rupturas como los casos de Verónica Castro quien salió de Televisa para protagonizar en Argentina las telenovelas Verónica el Rostro del Amor (1982), Cara a Cara (1983) y Yolanda Luján (1984); Lucía Méndez quien antes de trabajar en TV Azteca filmó para Telemundo las telenovelas Marielena (1992) y Señora Tentación (1994); y Adela Noriega quien realizó Guadalupe (1993) para Telemundo y María Bonita (1995) para RTI Colombia.

En 1993 el gobierno de Carlos Salinas de Gortari vendió Imevisión al Grupo Salinas y nació TV Azteca. La flamante privatizada cadena pretendió darle guerra a Televisa en cuestión de telenovelas y empezó a transmitir historias producidas por ellos y por terceros como El Peñón del Amaranto (1993), A Flor de Piel (1993), Te Dejaré de Amar (1996), Con Toda el Alma (1996) y Nada Personal (1996). En ellas actuaron actores quienes se arriesgaron al cambio y algunos fueron vetados de Televisa.

Así nació el cuadro de actores que por décadas fueron identificados como de TV Azteca. Angélica Aragón, Margarita Gralia, Rafael Sánchez Navarro, Gabriela Roel, Gina Morett, Carmen Delgado, Omar Fierro, Sergio Basañez, Juan Manuel Bernal, Verónica Merchant, Fernando Luján y muchos actores más formaron parte de este grupo. A ellos se les sumó el talento egresado del CEFAT, la escuela de actuación de la televisora, con nombres como Silvia Navarro, Anette Michel, David Zepeda, Víctor González y muchos artistas más quienes en aquella época fueron los protagonistas juveniles de las telenovelas del canal 13.

En 2004 una bomba estremeció a la comunidad artística y al público telenovelero: el productor José Alberto Castro había completado la negociación para que Bárbara Mori interpretara al famoso personaje de Rubí de Yolanda Vargas Dulché. En TV Azteca Mori había protagonizado Azul Tequila (1998) y Amores Querer con Alevosía (2001).

El hecho abrió el camino a las recontrataciones. A pesar de que los bandos habían estado divididos durante años, Televisa no tuvo objeción en recontratar a artistas fugitivos de alto nivel como Lucía Méndez y Rogelio Guerra o actores de soporte de bajo perfil como Roberto Blandón y Marco Muñoz.

Tras haber aparecido en La Chacala (1997), El Candidato (1999), Golpe Bajo (2000) y Como en el Cine (2001), Roberto Blandón regresó a Televisa en 2004 para actuar en Mujer de Madera. Marco Muñoz también regresó a Televisa en ese mismo año tras haber actuado en El Peñón del Amaranto, Al Norte del Corazón (1997) y Tres Veces Sofía (1998).

Después de haber protagonizado Tres Veces Sofía y Golpe Bajo en TV Azteca, Lucía Méndez regresó a Televisa con Amor sin Maquillaje (2007). Después de haber actuado en Nada Personal (1996) y Golpe Bajo, Rogelio Guerra regresó a Televisa con Mañana es para Siempre (2008).

La rivalidad entre televisoras impactó a familias y a parejas. En la familia de Gonzalo Vega, él y su hija Marimar trabajaban para TV Azteca mientras que Zuria se abría paso en Televisa. El matrimonio de Humberto Zurita y Christian Bach aparecía esporádicamente en TV Azteca y Telemundo mientras que su hijo Sebastián iniciaba su carrera en Televisa. En las parejas de Gabriela Platas y Francisco de la O, y Gabriel Soto y Geraldine Bazán cada uno por su lado trabajaba para las empresas rivales.

Otra bomba ocurrió en 2008 cuando Silvia Navarro, otrora máxima figura de TV Azteca, pisó por primera vez Televisa para ser la protagonista de Mañana es para Siempre.

Después de esto ya cualquier cosa podía suceder y así continuaron los cambios del Ajusco a San Ángel y viceversa.

¿Cómo se abrieron las puertas de las televisoras a todos los artistas?

En 2009 David Zepeda y Mark Tacher llegaron a Televisa para actuar en Sortilegio y Alma de Hierro respectivamente. En 2011 Edith González se fue a TV Azteca para actuar en Cielo Rojo mientras que Claudia Álvarez entró a Televisa como parte del elenco de Dos Hogares. En 2012 Adriana Louvier se incorporó a Corona de Lágrimas bajo la producción de José Alberto.

2016 fue el año donde las exclusividades se redujeron de una manera drástica y las televisoras les dieron carta blanca a los artistas para trabajar donde mejor les conviniera.

Así vimos a Gabriela Vergara y Andrés Palacios en Las Amazonas, Betty Monroe como protagonista de Sueño de Amor, Víctor González como galán de La Candidata, Aura Cristina Geithner, Enoc Leaño, Leticia Huijara, Anna Ciocchetti y Rodrigo Murray en Amo Despertar Contigo, Juan Vidal, Mario Loria y Luciano Zacharski en Vino el Amor, y Luis Xavier y Alejandro Camacho en Entre Correr y Vivir por mencionar algunos casos.

Vaya hasta Juan Vidal, Adriana Louvier y Carlos Rivera, anteriormente identificados como de TV Azteca, ya fueron ganadores de Premios TV y Novelas.

Así llegamos a la era actual donde actores sin exclusividad como Alex Perea, Vanessa Bauche y Armando Torrea en una noche pueden aparecer en canal 2 y canal 13 al mismo tiempo a través de producciones como La Doble Vida de Estela Carrillo y Su Nombre era Dolores.

Ya vivimos una nueva era en donde actores exTelevisos (Valentino Lanús, Kika Edgar, Juan Soler) estelarizan Nada Personal en TV Azteca y Arap Bethke, actor más identificado por sus trabajos en Telemundo y TV Azteca, aparece en Las Estrellas como el galán de La Piloto.

Enhorabuena por esta variedad de talentos en una variedad más grande de proyectos.

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *