Me Robó Mi Vida, la primera impresión

El espíritu de Pimstein se fue a Turquía

Me Robó Mi Vida también conocida como ¿Quién Me Robó Mi Vida? arrancó por Imagen TV en el horario de las 5 tras el fin de Volver a Amar y el alargamiento de Elif a capítulos dobles.

La telenovela inicia en 1992 con el nacimiento de la pequeña Bahar quien es despreciada por su abuelo Yusuf (Erol Aksoy). El malvado viejo le ordena a su sirviente İlyas (Süleyman Atanısev) que se haga cargo de la niña prometiéndole que le dará dinero para que la críe como su hija. Parte del trato es que el padre de la niña, Mehmet Emir Atahan (Sinan Albayrak) no se entere de lo ocurrido. En la época actual İlyas tiene problemas económicos y su esposa Nuran (Yeşim Ceren Bozoğlu) le reclama y lo amenaza con revelar la verdad y echar a la calle a la joven Bahar (Ezgi Asaroğlu). Efsun (Ceren Moray), la verdadera hija del matrimonio, es una buena para nada mientras Bahar trabaja y quiere estudiar una carrera. Mientras tanto un escándalo cimbra a la familia Atahan y Ateş (Keremcem), el abogado de Mehmet Emir, supuestamente lo calma pero en realidad él está detrás de todo. Yusuf le revela a Mehmet Emir que tiene una hija mientras Ateş escucha tras de la puerta. Yusuf localiza a Bahar y Ateş lo sigue y ata cabos sobre quién es la muchacha. Más tarde Yusuf vuelve con İlyas y Nuran y les dice que tiene algo importante que decirles.

Me Robó Mi Vida, la primera impresión

Todo un verdadero circo resultó el inicio de esta telenovela que promete muchos enredos e intrigas. La combinación de melodrama con malas actuaciones y sobreactuaciones resulta un coctel muy entretenido.

La escena inicial de la historia nos remontó al clásico latinoamericano El Derecho de Nacer cuando don Rafael del Junco ordena la muerte de su nieto Albertico Limonta. Por otra parte ya extrañábamos a unas villanas interesadas y cínicas como Nuran y Efsun. Además está el misterio de Ateş y el por qué el odio hacia el millonario Mehmet Emir. Vaya hasta a este señor le pusieron nombre de galán pimsteiniano.

Los créditos de entrada consisten en una animación con figurines un tanto tristes con un tema melancólico.

Todo indica que los fanáticos de los melodramas tradicionales no se deben perder esta telenovela.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Me Robó Mi Vida dando click en esta imagen:
Me Robó Mi Vida, la primera impresión

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *