Lo Bueno y lo Malo de Mi Adorable Maldición

mi adorable maldicion aurora renata notni agustin arana llorando descargar capitulos completos videos online youtube dailymotion

Se acabó la maldición

Ya terminó la telenovela Mi Adorable Maldición, producción de Ignacio Sada Madero para Televisa.

Fue telenovela clásica. Se manejó un misticismo al inicio: un cementerio de pueblo, una niña que nació con un lunar maldito en cierta parte del cuerpo y que la curandera y las chismosas del pueblo se encargaron de divulgar como nefasto hasta hacerla huir del lugar. Ya en edad adulta, ella regresaba al pueblo en las peores condiciones para refugiarse en el cementerio, con la niebla alrededor de ella y para encontrarse con su gran amor.

El cuento hermoso que se veía venir, no se logró, pero hubo dos personajes que lo conservaron en plenitud, personajes característicos como la bruja Macrina y Severo Trujillo interpretados por los estupendos Socorro Bonilla y Roberto Blandón. Los dos fueron castigados de la peor manera. Ella murió calcinada a ojos vistas y él con el remordimiento de haberle hecho daño a su hija -la protagonista- a la que siempre creyó su enemiga.

Hubo otro personaje que estaba totalmente en la línea de Betty la Fea, se llamaba Bonifacia y lo hizo la actriz Ilse Ikeda. No era agraciada físicamente, tenía dientes espantosos pero con cuerpazo. Se reía de sí misma. Se fue a la ciudad y se convirtió en princesa. El trabajo de la actriz fue bueno. El personaje era predecible.

Los personajes protagónicos no tenían carácter. No se enfrentaban al ser humano, mucho menos al destino. Cualquiera podía madrearlos.

Ella reaccionaba un poco mejor. Tenía aspiraciones, estudiaba y trabajaba. Él no servía para nada. Dependía de su pareja para vivir. Rodrigo era un personaje pusilánime, sin oficio ni beneficio. Amén del trabajo del actor, Pablo Lyle, porque una cuchara puede ser más amorosa y puede reaccionar más que este señor. No entiende uno como es que ganó el premio TV y Novelas como Mejor Actor. No lo comprendo.

Renata Notni trabajó mejor. Entendió mejor su personaje.

Estaba muy vieja la historia, muy añeja. Hubo una villana cacle cacle que engañaba a todos, A T-O-D-O-S haciéndose la mosca muerta. Ser actual no significa que haya celulares y redes sociales en la telenovela. Es otra cosa. Los argumentos fueron los mismos de siempre.

¿Qué le pasaría al actor Alejandro Ruiz? ¿Estará enfermo de su voz? ¿O sería creación del actor para entrarle al cuento? o ¿le pasó algo al personaje y se dijo en algún capítulo?

El esfuerzo se hizo. Hay un público para la telenovela “rosa”, para el melodrama clásico. Le faltaron emociones a Mi Adorable Maldición en cada capítulo. Le faltaron finales altos que invitaran a seguir viéndola.

El trabajo de los actores Ernesto Gómez Cruz, Maya Mishalska, José Carlos Ruiz, Juan Ángel Esparza, Bárbara Gómez, Iliana de la Garza, Cecilia Gabriela y Alejandro Ávila muy dignos.

Telenovela sencilla, clara. Se sabía quiénes eran los buenos y quienes los malos. No engañaron a nadie.

Hubo final de boda y todos felices y contentos.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Mi Adorable Maldición dando click en la siguiente imagen:
Lo Bueno y lo Malo de Mi Adorable Maldición

Te recomendamos...

4 Comentarios

  1. micheline dice:

    Que bueno k se acabo esta 📺 ovela.estaba horrible y buenos actores y actrices.

  2. micheline dice:

    A ver como va a estar la otra novela

  3. micheline dice:

    Y ka doble vida de carrillo. También horrible novela. K esta pasando . de perdido repitan novelas viejas de verdaderas escritoras de novelas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *