Hoy Voy a Cambiar. Crónica de un estreno

hoy voy a cambiar boda lupita dalessio jorge vargas mariana torres ferdinando valencia descargar capitulos completos videos online youtube dailymotion

Capítulo 0 (Programa especial)

Estreno de la serie Hoy Voy a Cambiar. Están hable y hable y hable contando mucho antes de iniciar la serie. ¡¡¡Ya que empiece!!!! No más adelantos….

Capítulo 1

Hay que esperar. No me fascinó el primer capítulo de la bioserie Hoy Voy a Cambiar. ¿Quién dirige? ¡Dios Santo!

Se me hizo más interesante la mamá de Lupita D’Alessio y el machismo que la rodea. Hay más conflicto, más empatía con la audiencia. La niña no pelea por lo suyo.

Horrible que el personaje de Poncho D’Alessio (Eugenio Montessoro muy gritón, villano cacle cacle, fuera de tono, mal dirigido) cantara “Despeinada ajá…ajá…ajá, despeinada… ajá…” para ubicarnos en la época cuando en pantalla ya lo teníamos. ¡¿Por qué no prendió el radio?!

Entrañable ver a Jacobo Zabludovsky. El playback final… este… este, sin comentarios.

Está marcada la época, esperemos que el público no se confunda, pues la estructura lo lleva bien. Seguro se pone más interesante en los siguientes capítulos. ¡No sé por qué me vinieron a la mente Tiempo de Amar y Lo Blanco y Lo Negro! No sé por qué. Hay que esperar.

Capítulo 2

¡Mucho, pero mucho mejor el capítulo 2 de Hoy Voy a Cambiar! ¡La música es capaz de todo, de mejorarlo todo! Muy padre el trabajo de Mariana Torres e Isabella Camil. Curiosamente, la Lupita actual hasta estorbó…

Siguientes capítulos

La narrativa de Hoy Voy a Cambiar va con la misma protagonista en estructura de juego de tiempo. La vimos de niña-adulta, adolescente-adulta y estamos en mujer joven-adulta. Pero es Lupita D’Alessio y crea punto a su favor porque el público la conoce. No hay confusión.

Me parece que no es bioserie, sino biotelenovela. Las actuaciones y realización son de telenovela. El guion también. Sigo pensando que estorba la Lupita adulta porque rompe lo visual, el presente le da en la madre al pasado. Me lo parece. Pero es interesante.

¡Le deben el primer crédito a Gabriela Roel! Todavía no se deja ver bien la Lupita adulta, y por ende el trabajo de la actriz, pues solo han sido flashazos de su vida completamente loca, alcohólica y “coquera”.

Me lo pusieron muy viejito a Ernesto Alonso para los años 70. Lo llaman “Néstor Alonso”. En 1978, el productor y actor lucía canas, pero aún tenía pelo negro, no utilizaba lentes ni tampoco barba blanca, tenía bigote negro, Aquí parece que estaba en aquella escena de exorcismo de Abrázame Muy Fuerte. Nomás faltó que lanzara un maleficio. El trabajo de Alejandro Tommasi es bueno. Seguro los que lo conocieron y trataron íntimamente, sabrán si “joteaba” o no. O es propuesta del actor y director. Aquí se presenta así.

Cuando apareció a cuadro María Félix por un momento pensé que había apachurrado el botón del control y me había transportado al programa de Horacio Villalobos y sus acompañantes. Creí que era La Manigüis y la otra señora, creo se llama La Mamá Mela. Pero no, era Hoy Voy a Cambiar. Hay cosas que se tienen que editar si ensucian el capítulo. Era una caricatura, una parodia. No le sirve a la biotelenovela este tipo de cosas porque ensucian los otros trabajos.

En cuanto a cómo se está llevando la narrativa de esta serie me parece que hay una gran confusión en lo referente a “ficción”. Este proyecto está hecho a partir de la versión de Lupita D’Alessio, ella es la directora de su vida en este cuento. No es un documental-ficción.

Supongamos que se hiciera otro proyecto a partir de la versión del hermano de la cantante, entonces veríamos otra “ficción”.

Hoy Voy a Cambiar. Crónica de un estreno

¿De dónde sacan que le va a destruir la carrera o la vida a la cantante? Dicen que es una bio de terror. Dicen que “no es personaje positivo ni aspiracional”. ¡NO LO ES! Esta bio lleva una estructura narrativa diferente a cualquier protagonista de telenovela. Es decir, lo que comúnmente se dice en un melodrama clásico es que las heroínas no deben “mancharse”. Son puras y castas hasta que los enamorados parten el pastel en el último capítulo. Hoy Voy a Cambiar no es así. No se aleja del formato de telenovela en muchos aspectos, pero su narrativa sí. Empieza con una protagonista madura con muchos problemas, muchos conflictos en el pasado que ya puede contar en el presente.

No se ha dicho que la vida de Lupita D’Alessio sea un ejemplo para nadie, ni tampoco que vaya a crear una fundación “mujeres anti-alcohol y drogas”. Solo están contando una historia A PARTIR DE LA VERSIÓN DE LA INVOLUCRADA, LA REAL. Los pensamientos y los ojos de cada quien se pueden ir hasta el infinito, pero hay algo que nos detiene: LA FICCIÓN.

El trabajo de estructura al escribir la historia y llevar los libretos es de los guionistas. Ellos decidieron por dónde empezar el cuento. Me parece que algunos periodistas están cuidando a Lupita D’Alessio como si tuvieran ellos la gran responsabilidad de no ensuciarla. Se espantan de Hoy Voy a Cambiar.

¿Por qué no reconocer que es otra narrativa? ¿Por qué no se parte de este punto?

Hasta Que Te Conocí, Paquita la del Barrio, Su nombre Era Dolores, la de Celia Cruz y El Capitán están contadas a su manera. Basadas en las vidas de personajes públicos, pero es ficción cuando se vuelve audiovisual. La verdad absoluta la tienen los involucrados.

Hace mucho me comentaban que se preparaba un guion para cine sobre Frida Kahlo, pero contada a partir de la visión de su enfermera. Claro que será otra versión a lo que se conoce y por supuesto, otra narrativa.

Entonces… me parece que están confundiendo.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Hoy Voy a Cambiar dando click en la siguiente imagen:
Hoy Voy a Cambiar. Crónica de un estreno

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. Micheline Slattery dice:

    Me gustó mucho el final. Lloré mucho cuando le pidio perdon a sus hijos. Dios le dio otra oportunidad de vida. Ojala k nunca vuelva a las drogas. Y k nunca deje de cantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *