Los villanos y villanas favoritos en opinión de Fabricio Guerrero

cielo rojo loreto regina torne descargar capitulos completos videos online youtube dailymotion

Espejito, Espejito ¿quiénes son los más malos en la televisión?

En las historias nunca puede faltar un buen villano o villana que nos haga odiarlo, amarlo (en ocasiones), reírnos con sus frases épicas (“Maldita Lisiada”, “Te Hace Falta Jesús”), o ver cómo termina al final y ver qué tan creativos son los escritores, productores y en ocasiones actores para dicho desenlace.

Empecemos con los malos

6. Andrés Alcázar y Valle (Ariel López Padilla en Corazón Salvaje)

El niño malcriado de la historia más clásica de Caridad Bravo Adams. Enfoquémonos en la versión del 93. Andrés empieza como un personaje “bueno”, de nobles sentimientos y que se preocupa por su gente. Sin embargo una persona tan llena de luz se convierte en un ser oscuro al grado de no permitir que su cuñada y hermano sean felices. Andrés reta a Juan del Diablo (Eduardo Palomo) a un duelo, se aprovecha de la situación de su tía, secuestra a un menor y dice que violó a Mónica (Edith González). Su tragedia es que por creer en el amor, un amor no correspondido lo convirtió en un monstruo. El villano resultó toda una fichita y como a muchos tuvo que vivir una tragedia para que pudiera recapacitar y volver al camino del bien.
Escena Favorita: Cuando descubre la infidelidad de Aimée (Ana Colchero)
Maldad: 45%

5. Hernán Saldaña (Iván Sánchez en La Tempestad)

Solo son dos las cosas que se pueden rescatar de La Tempestad, la actuación de Iván Sánchez en este personaje y el tema musical de entrada. Hernán tiene todas las características que tienen las mujeres villanas: psicópata, obsesionado con la protagonista, odio a muerte a su pareja, decir que amaba solo a la heroína cuando se acostaba con alguien más y ser menospreciado por su padre y compañeros en el colegio. Su locura llegó al punto de casi tirar al mar a una recién nacida para poder casarse con su madre. Sin duda un villano peligroso y muy temido
Escena Favorita: Su castigo y cuando toca el violín
Maldad: 50%

4. Justo Ramírez (Alejandro Tommasi en El Manantial)

Un villano muy emblemático por la gran actuación de Alejandro Tommasi. Sin un brazo, fumando puro y violador por excelencia. Es el dueño de casi todo el pueblo de San Andrés, excepto de un terreno muy codiciado, “El Manantial” perteneciente a la familia Valdés Rivero, la familia de la heroína Alfonsina (Adela Noriega). A Justo no le basta el haberla violado para separarla de su hijo, sino además trata de matar a su tío el padre Salvador (Manuel Ojeda) y a su tía Gertrudis (Olivia Bucio). También trata de desaparecer a su segundo hijo para ocultar su infidelidad, en fin, un montón de villanías son las que hacen a Justo un villano inolvidable. Lo impactante de su castigo no fue el plomazo que recibió si no que fue a manos de quien menos lo esperaba, su esposa Margarita (Daniela Romo).
Escena Favorita: Su final
Maldad: 70%

3. Alejo RuizPalacios (Mark Tacher en Qué Pobres Tan Ricos)

Repitan después de mí: “Me Alejo de Alejo”. Alejo era un hombre muy ambicioso lleno de rencor contra su primo Miguel Ángel (Jaime Camil). Estaba frustrado por haber perdido sus partes más íntimas. Convencido de que el dinero y el poder son lo único que se tiene en la vida, manipula a su propio hijo y obliga a la protagonista a casarse con él solo para cumplir con la famosa cláusula del testamento y controlar la fortuna RuizPalacios. Su castigo ni él mismo se lo imaginó en sus peores pesadillas, estar encerrado para siempre a cargo de su eterna enamorada y asistente la sargento, perdón la licenciada Vilma (Tiaré Scanda).
Escena Favorita: Cuando Miguel Ángel lo golpea antes de irse a la cárcel
Maldad: 75%

2. Plutarco Ramos Arrieta (Marcelo Córdoba en Por Ella Soy Eva)

Quién pensaría que en las telenovelas de comedia habría villanos masculinos más icónicos y siniestros que en las que son completamente de drama. Este villano es parecido al anterior y curiosamente de la misma productora Rosy Ocampo. Plutarco logra inculpar a su compañero de trabajo de un fraude que no cometió por el simple hecho que este le superara en todo en amantes, proyectos, afecto y confianza de su cuñado dueño de la empresa. Además de todo eso quiere a la valiente Helena (Lucero) para él, es una mala influencia para su hijo, mata a su esposa y crea un sinfín de enredos para Juan Carlos (Jaime Camil). Plutarco es realmente uno de los pocos villanos que ha sobresalido en esta década y con un final muy clásico pero bien merecido.
Escena Favorita: Cuando Antonia (Christina Pastor) descubre su traición y él se muestra como es
Maldad: 80 %

1. Rogelio Bermúdez (Humberto Zurita en Vivir a Destiempo)

Este es sin duda mi villano favorito de los últimos melodramas. Un loco, macho, déspota, egoísta con sus hijos y su esposa en una genial interpretación por parte de Humberto Zurita. Sus alucinaciones con todas las mujeres de la telenovela son para reírse. Fue un maravilloso personaje escrito por Eric Vonn y es una pena que no se le dé el reconocimiento que se merece. Necesitamos más villanos así, con una historia que contar y con una maldad desbordante.
Escena Favorita: Cada vez que molestaba a Paula (Edith González) con un cinismo impecable
Maldad: 100%

Los villanos y villanas favoritos en opinión de Fabricio Guerrero

Parte femenina

Primero que nada, esta es mi opinión personal, conozco a las villanas más emblemáticas (Catalina Creel, Rubí, Soraya Montenegro), pero no son favoritas, en el listado van las que a MÍ en particular me agradaron más y son mis preferidas. Además la señora Creel es la reina de las villanas así que ella no necesita de ningún top para ser la numero uno.

6. Virginia Fernández – Negrete / Prado – Castelo (La Mentira)

No importa la versión que sea esta villana es la mayor representación de la falsedad, hipocresía y cinismo dentro de las telenovelas. La primera parte de la historia se enfoca en que todos crean que su prima Verónica es una mala mujer que engañó a un hombre y que cometió un sinfín de atrocidades como abortar a un bebe. Era ambiciosa a tal de grado de que llegó a ocasionar graves daños a la salud de su tío. Al parecer en la última versión sí amaba al hermano del protagonista pero con eso no redimió todas sus malas acciones. Los castigos varían pero me quedo con el de la versión de 1998 porque aun siendo cuadripléjica no dejó de hacer maldades ni de odiar a su prima Verónica.
Escena Favorita: Como ya lo dije su castigo en la versión de 1998 y en Lo Imperdonable cuando Verónica (Ana Brenda Contreras) la cachetea por insultar a su mamá.
Maldad: 60%

5. Vanessa Riva Palacio Landa (Arleth Terán en Simplemente María)

Vanessa era una loca esquizofrénica, racista, clasista, superficial e intolerante y es recordada por su frase épica “¿captas?”. Es una pena que Arleth Terán no fuese reconocida por su gran trabajo en esta telenovela. Su vestuario en la primera parte me gustó mucho, sobre todo los sombreros y guantes que llevaba. Se empeñó en hacerle la vida imposible a María (Claudia Álvarez) por el hecho de tener un hijo del hombre al que amaba, su hermano adoptivo Alejandro (José Ron). También trató de matar a su hija y a su nieta. Vanessa fue una gran villana pero con un final muy mediocre y terrible.
Escena Favorita: Cuando sus diferentes personalidades la torturan en la cárcel
Maldad: 70 %

4. Graciela Giacinti de Mendoza (Daniela Castro en Lo Que la Vida Me Robó)

Esta mujer parecía la reencarnación de Frollo de El Jorobado de Notre Dame. Si alguien hacía algo en contra de sus deseos le decía esa frasecita digna de meme: “Te hace falta Jesús”. Extremadamente ambiciosa, cruel y de doble moral tanto que no le importó vender dos veces a Montserrat (Angelique Boyer). Le encantaba burlarse del aspecto físico de Josefina (Verónica Jaspeado) y Carlota (Gabriela Rivero), además de engañar a su segunda hija y robarle su dinero. Ella fue un personaje muy oscuro que ni en su dos versiones anteriores llegó a ser una verdadera maldita como lo es la eterna y recordada Graciela, pero vaya que el karma le cobró todas sus burlas y su ambición al quedarse pobre, sucia y desfigurada
Escena Favorita: El final cuando recuerda todo el mal que les hizo a sus tres hijos
Maldad: 80%

3. Elena Sandoval de Torres/ de Mercenario (Sonya Smith en Pecados Ajenos)

Esta sí necesitaba más la camisa de fuerza que Vanessa pues era una esquizofrénica en todo su esplendor, hipócrita, chantajista, arribista, y con una doble moral impecable. Definitivamente Elena es y será siempre una de la villanas más locas que ha habido en el mundo de las telenovelas. Eric Vonn es especialista en este tipo de personajes. Entre las mejores escenas sin duda están las de las cachetadas ya sea a Ágata (Lupita Ferrer), Inés (Catherine Siachoque) o a Rogelio (Ariel López Padilla). Elena demostraba que podía pelear y que no se dejaba de nadie. Además tuvo muy buenas frases épicas como: “Me las tienes que pagar piruja del demonio”, “No me digas suegrita”, “Voy a cortar a la pirujita en pedacitos”. Un personaje muy épico
Escena Favorita: Su castigo y sus escenas de acción
Maldad: 88 %

2. Kendra Ferreti (Marjorie de Sousa en Amores Verdaderos)

Casi la hija de Catalina Creel, una villana muy polémica, sinvergüenza, zorra, muy astuta y tan ambiciosa que no duda en matar a quien estorbe sus planes como a la pobre Cristina (Mónika Sánchez), la esposa del “ranchero karateca” (frase épica) interpretado por Eduardo Yáñez. Sus planes para fastidiarle la vida a Nikki (Eiza González) y a Victoria (Erika Buenfil) son muy bien elaborados y dignos de asombro. Es de las pocas villanas que a pesar de ser la principal antagonista de la historia y ser bonita, no tiene un interés amoroso en alguno de los protagonistas masculinos, todo lo contrario, su meta es el poder, el dinero y ser prácticamente la dueña absoluta del mundo. Para su mala suerte unos lobos fueron los encargados de darle su merecido a la desgraciada para que nunca más volviera a hacer daño.
Escena Favorita: Cuando Nikki y Victoria la cachetean y cuando le lleva a Odette (Lilia Aragón) una rata como regalo
Maldad: 90 %

Los villanos y villanas favoritos en opinión de Fabricio Guerrero

1. Doña Loreto Encinas (Regina Torné en Cielo Rojo)

De todas las telenovelas que he visto ninguna villana tiene una chispa como doña Loreto, mi villana favorita. Con un humor ácido y con frases muy locas como la “Mala cosa”, “Que Dios los bendiga a todos”, “Almita querida”, “Viejo cara de camello disecado”, “Viejo cara de tarántula aplastada” era un personaje que es imposible de odiar a pesar de todas las maldades que cometió durante la historia. Sus peleas con don Gonzalo (Hugo Stiglitz) y la manera tan cínica de molestar a Almita y a Andresito (Mauricio Islas), la hacen única y macabra. Un aplauso para el maestro Eric Vonn (de nuevo) y a la señora Regina Torné por regalarnos personajes antagónicos tan icónicos como este.
Escena Favorita: Su final y cuando fastidia a Alma y Andrés
Maldad: 100 %

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *