La Sultana Kösem, la primera impresión

la sultan kosem Anastasia Tsilimpiou

La historia se repite

La saga de soberanos otomanos iniciada por El Sultán continúa ahora con La Sultana Kösem, una teleserie ambientada más de 20 años después de que concluyó la primera.

La historia comienza con la presentación del príncipe Ahmet (Ekin Koç), hijo del sultán Mehmet y nacido 24 años después de la muerte de Suleimán El Magnífico (Halit Ergenç). Ahmet siempre ha vivido bajo la sombra de oscuros recuerdos de su infancia porque su padre mandó matar a miembros de su familia hasta a su propio hijo Mahmoud, el hermano de Ahmet. Ahmet crece y se convierte en un hombre soñador pero nervioso. Cuando Ahmet tiene que asumir el trono tras la muerte de su padre, tiene que hacer un gran esfuerzo para controlar sus nervios. Un día ve un cuadro de una joven griega llamada Anastasia (Anastasia Tsilimpiou) y le llama la atención. Anastasia vivía plácidamente con su familia en una isla griega cuando es raptada secretamente por órdenes de la sultana Safiye (Hülya Avşar), la abuela de Ahmet, para darle una sorpresa a su nieto. Como nuevo líder de su imperio Ahmet se tiene que enfrentar a una difícil situación económica pero lo peor de todo es que las leyes otomanas dictan que tiene que mandar matar a su pequeño hermano el príncipe Mustafá (Alihan Türkdemir).

Con una narración pausada pero cautivante inició esta continuación del proyecto El Siglo Magnífico que inició con la historia del sultán Suleimán y ahora brinca en el tiempo hasta 1603.

Lo que vimos en el primer capítulo nos recordó mucho al inicio de El Sultán: un joven príncipe que tiene asumir el puesto de líder de un imperio y una hermosa mujer extranjera que es raptada para ser llevada a un harem, o sea la misma historia de Suleimán y Hurrem.

Ahmet vive con la angustia del fratricidio obligado por la ley otomana, sin embargo como líder supremo indulta a su hermano de su cruel destino. La teleserie inicia cuando en sus propias palabras se quiebra su sosiego, su alegría de vivir y su inocencia.

En esta parte de la historia vimos a Ekin Koç como Ahmet y no le vimos mucha presencia para encarnar a un sultán, quien sabe si así lo requiera el personaje. Anastasia Tsilimpiou cumple como la rebelde extranjera arrastrada a un destino de cautiverio. Y de nueva cuenta como en El Sultán, una gran elección para el papel de sultana madre en Hülya Avşar quien acierta en transmitir lo maquiavélico de su personaje.

Con toda seguridad los amantes de El Sultán y las series históricas se regocijarán de ver un espectáculo como este.

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.