Sin Tu Mirada. Crítica final de la telenovela

sin tu mirada alberto marina juzgado osvaldo de leon claudia martin

Con ojos de modernidad

El refrito de una de las más emblemáticas historias de la escritora Delia Fiallo terminó dejando un buen sabor de boca por los cambios realizados por los adaptadores.

En Sin Tu Mirada, segunda adaptación mexicana de la telenovela Esmeralda, el productor Ignacio Sada y los libretistas Gabriela Ortigoza, Ricardo Tejeda, Félix Cortés y Gerardo Sánchez nos contaron la historia de la bella cieguita abandonada por su galán, de una manera digna a pesar de lo añejo de la trama.

(Spoilers) En el capítulo final Lucrecia (Candela Márquez) va a dar a la cárcel por sus crímenes. Vanessa (Scarlet Gruber) se reconcilia con Paulino (Emmanuel Orenday). Alberto (Osvaldo de León) se entera de que es el padre de Rafita y se va a al extranjero a estudiar su especialidad. Pasa el tiempo y Marina (Claudia Martín) se gradúa como médico cirujano. Después vemos a la protagonista feliz con Ricardo (Juan Martín Jauregui) y con un hijo más. En un bosque Marina les enseña a sus hijos a sentir la naturaleza con otros sentidos diferentes al de la vista y Ricardo la acompaña feliz.

Sin Tu Mirada. Crítica final de la telenovela

Tras una última semana dominada por los pleitos judiciales de la protagonista, Sin Tu Mirada acabó como debió haber acabado siempre, con la heroína abriendo su corazón a un nuevo amor.

Los refritos con finales diferentes a las versiones originales no son nada nuevo. Ahí tenemos los casos de Teresa (2010) donde la villagonista (Angelique Boyer) se queda con su maestro (Sebastián Rulli) en lugar de con su antiguo novio (Aarón Díaz) y de Pasión y Poder (2015) donde el villano Eladio Gómez-Luna (Fernando Colunga) se vuelve bueno y su esposa Julia (Susana González) lo vuelve a aceptar en su vida.

Otro cambio muy importante fue el desarrollo de la historia de la prima Vanessa pues en esta ocasión el personaje no murió y logró realizar su amor con un hombre de distinta clase social.

Los berrinches de la escritora Delia Fiallo cuando han cambiado sus telenovelas son bien conocidos. ¿Qué pensará de que su nueva Esmeralda acabó con el doctor que le devolvió la vista y que la prima engreída logró ser feliz con un peón de la hacienda?

Los protagonistas simplemente cumplieron con su trabajo en cambio quien logró destacar en un papel que siempre fue secundario fue Juan Martín Jáuregui. Tal y como Caer en Tentación fue un amuleto de la buena suerte para Carlos Ferro, Sin Tu Mirada podría representar un antes y un después para Jáuregui.

A Candela Márquez tal parece que la buscan solo para este tipo de papeles de novia mala del protagonista (Muchacha Italiana Viene a Casarse, Un Camino hacia el Destino) por lo bien que las interpreta.

Bien por Carlos de la Mota, Luz Elena González, Claudia Ramírez, Ilse Ikeda, Emmanuel Orenday, Ana Martin, Ignacio Guadalupe y Olivia Bucio, en cambio el tono de hablar de Scarlet Gruber terminó por decepcionar con su personaje de Vanessa.

El elenco, la producción, dirección y el guion de Sin Tu Mirada funcionaron en la creación de una telenovela aceptable. La experiencia bien podría servir para evolucionar hacia la realización de mejores melodramas.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Sin Tu Mirada dando click en el logo de la telenovela:
Sin Tu Mirada. Crítica final de la telenovela

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *