Muchacha Italiana Viene a Casarse: De Remake a Homenaje… (Crítica al Capítulo de Estreno)

muchacha italiana viene a casarse fiorella ramo
Muchacha Italiana Viene a Casarse: De Remake a Homenaje… (Crítica al Capítulo de Estreno)

Introducción

Este lunes empezó la nueva versión de la telenovela Muchacha Italiana Viene a Casarse, que en 1971 protagonizaron Angélica María y Ricardo Blume. Ahora recaen los roles en Livia Brito y José Ron.

Sencillamente quedé impresionado al ver tal resultado en pantalla porque después del historial de Pedro Damián en telenovelas, lo que menos me esperaba era que el remake de una de las historias más hermosas de la televisión quedara tan espectacular, al menos en su estreno, pero parece que ha sido de los mejores en meses.

Premisa

La historia nos cuenta de las hermanas Bianchi: Fiorella (Livia Brito) y Gianna (Ela Velden) quienes viven en un pueblo de Italia con su padre Mario (Ricardo Blume), un hombre ya mayor que se encuentra en las últimas. Don Mario al morir las deja al cuidado de un amigo que vive en México, Vittorio (Enrique Rocha), quien accede a pagar todos sus gastos y deudas a cambio de que la primera se case con él, por supuesto como es un hombre mayor le manda una fotografía de cuando era joven.

Ilusionadas en que sus problemas acabarían, Fiorella y Gianna, ésta última enferma del corazón, viajan a México para que la primera acepte la propuesta de matrimonio, pero pasan diversas cosas por las cuales no logran encontrar a Vittorio.

Por otro lado tenemos a Pedro (José Ron), un joven que tiene que lidiar con la muerte de su novia alcohólica (Jéssica Coch) y es parte de una familia encabezada por el pilar, Doña Eloísa (Isela Vega) y conformada por otras personas interesadas grandemente en un testamento.

El destino hace de las suyas cuando Fiorella y Pedro se reencuentran, ya que en Italia se habían conocido, y es con un chantaje lo que provoca que ella trabaje con su hermana en el rancho que tienen.

Más Que Remake… Homenaje

Es increíble, es magistral, es poderoso el estreno de Muchacha Italiana Viene a Casarse. Hace tiempo que no hablaba así de una telenovela rosa y mucho menos en su estreno, porque Pedro Damián en lugar de hacer un producto de presunción, haciendo creer a todos que su versión es la más poderosa de todas como muchos de sus compañeros productores, ha impreso el gran cariño y respeto que se ve le tenía a un grande como Ernesto Alonso. Aquí no se notan aires de superficialidad.

Iniciando con la banda sonora, el tema musical fue increíblemente respetado a su original “¿A dónde Va Nuestro Amor?” que en 1971 inmortalizó Angélica María. En esta ocasión fue vuelto a utilizar en un excelente cover hecho por Playa Limbo en la voz de María León. Otro de los temas musicales es también un cover, de uno muy especial de la versión de 1971 usado en escenas de amor o melancolía. Cuando lo escuché me impresioné a tal grado de seguir elogiando el trabajo del señor Damián.

En uno de los cortos de la campaña promocional se ve a la protagonista viendo en una pantalla la boda de los protagonistas de la versión original. ¡Qué curioso! Jamás pasan algo así. Y en el inicio, la protagonista Fiorella hace mención que ve una telenovela donde los protagonistas se llaman “Valeria” y “Giovanni Francesco”, como en la versión clásica de esta historia.

Viendo al elenco me esperaba cualquier cosa, sin embargo siempre le he tenido fe a la protagonista Livia Brito. Ella era la única con el ángel y las tablas para poder encabezar esta historia con el reto de representar a una italiana. En el primer capítulo interpretó su papel de tal manera que logra cautivar y atrapar en esta historia llena de intrigas.
Muchacha Italiana Viene a Casarse: De Remake a Homenaje… (Crítica al Capítulo de Estreno)
José Ron, a veces algo plano en actuaciones, en el primer capítulo cumplió su cometido de representar a un conservador pero moderno empresario. Creo que esta vez puede dar la gran sorpresa.
Muchacha Italiana Viene a Casarse: De Remake a Homenaje… (Crítica al Capítulo de Estreno)
En sí qué buena resultó la revelación Ela Velden, como la otra italiana, carismática y con tablas desde los primeros minutos. También apreciamos la curiosa pero muy especial participación de Ricardo Blume, y claro los primeros actores Isela Vega y Enrique Rocha. Destaco a Eleazar Gómez quien fuera de protagonismos puede dar de qué hablar en su sencillo personaje de Benito y la participación de Jéssica Coch fue muy acertada.

En el resto del elenco hay muy variados artistas y espero que no afecten a su desarrollo, aunque hay otros que prometen dar de que hablar como Nailea Norvind.

Para ser la primera telenovela de la barra vespertina noto una gran inversión de presupuesto. Esas locaciones en Italia y en México son de lujo, la fotografía es genial, te enamoran a primera vista, te dan la mega-producción esperada desde hace tanto tiempo. Qué pena que telenovelas en horarios más fuertes no se vean como ésta.
Muchacha Italiana Viene a Casarse: De Remake a Homenaje… (Crítica al Capítulo de Estreno)

Lo Curiosamente Negativo

Yéndonos a lo negativo, parece increíble que Ricardo Blume sea padre de dos jovencitas. Tal vez todo se explica por la edad de la madre de ellas pero no quedó muy claro.

Finalmente, no se hace mención a la otra versión que Ernesto Alonso hizo de esta historia: Victoria en 1987, con Victoria Ruffo y Juan Ferrara, pero en fin.

Muchacha Italiana Viene a Casarse es un homenaje más que un remake. Espero que todo ese entusiasmo y amor que le puso Pedro Damián a esta versión no se diluyan con el tiempo y terminemos viendo un circo grotesco tipo La Gata. Por lo pronto. ¡Felicidades!

Te recomendamos...

1 Comentario

  1. me da la impresión que la persona que hizo la critica es mexicana …. porque cada teleserie mexicana es igual a la otra… cursis y cuadrados …. y eso de hacer REMAKE … solo es un pretexto…. solo son copias baratas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.