Antes Muerta Que Lichita. Crítica de la semana de estreno.

Todo recuerda a Betty

Es una pena que la única telenovela original mexicana de la actualidad se parezca tanto a otra. Al ver Antes Muerta que Lichita, inevitablemente vienen a la mente Yo Soy Betty la Fea (1999) y La Fea Más Bella (2006).

En los primeros capítulos de esta producción de Rosy Ocampo, conocimos a Lichita (Maite Perroni), una tímida pero inteligente empleada de oficina que nos relata su historia hablándole a la cámara. Ella es la hija mayor de un matrimonio de clase media formado por el taxista Ignacio (Manuel “Flaco” Ibáñez) y la promotora de salchichonería Elsa (Sylvia Pasquel). En la casa de Lichita también viven su hermana Magos (Sherlyn) que es una buena para nada y además es la mamá de la pequeña Ximena (Ana Paula Martínez).
Antes Muerta Que Lichita. Crítica de la semana de estreno.

De Lichita todos se burlan, hasta el protagonista de la historia. Roberto Duarte (Arath de la Torre) es un estafador que se aprovecha de ella robándole un proyecto para obtener un empleo en Icónika, una prestigiada agencia de publicidad. Roberto creció con su amigo Gumaro (Pablo Valentín) en un orfanato y quiere sentar cabeza con un empleo estable. Al darse cuenta de que no puede solo con el paquete, Roberto la contrata como su asistente para que juntos desarrollen una campaña publicitaria.
Antes Muerta Que Lichita. Crítica de la semana de estreno.
Por otra parte está Augusto (Eduardo Santamarina) quien es el dueño de la agencia de publicidad y está casado con Beatriz (Gabriela Platas) una mujer muy religiosa. Augusto es amante de Sandra (Chantal Andere) la directora general de la agencia y tiene viejas rencillas con un hermano que vive en Argentina y que le mandó a su hija Luciana (Ingrid Martz) para que la ayude económicamente.

De los demás personajes no conocemos nada más que lo relacionado a la oficina.
Antes Muerta Que Lichita. Crítica de la semana de estreno.
Poca agilidad en el desarrollo de la historia fue lo que nos presentaron en los primeros cinco capítulos de Antes Muerta que Lichita. Con la narración de la protagonista y los rellenos de intención chusca, su historia en lugar de avanzar se estanca. Ya se conocieron los protagonistas y ya tantearon el terreno. Solo falta que Lichita descubra la verdad sobre Roberto, que su trabajo sea reconocido y que los villanos reciban su merecido ¿sobre qué más recaerá el resto de los ciento y picos de capítulos?

En cuestión de personajes, los de Antes Muerta que Lichita se van al extremo. Por una parte tenemos los chocantes como Néstor (Patricio Borghetti) y Chuchette (Luz Elena González) y en el otro extremo a los entrañables como Elsa e Ignacio. Hay que cuidar a los personajes que intentan hacer graciosos a la fuerza (Néstor y Gumaro) ya que al poco tiempo pierden la gracia.
Antes Muerta Que Lichita. Crítica de la semana de estreno.
Gracias a la nueva técnica cinematográfica de 4K se disfrutan más las escenas ambientadas en exteriores algunas de las cuales fueron realizadas alrededor del centro comercial Garden Santa Fe de la Ciudad de México.

En escenas de foro vemos que todos los actores y actrices lucen muy pero muy perfectos del rostro ¿será que corrigen arrugas e imperfecciones digitalmente en la postproducción?

Los efectos sonoros de caricatura demeritan el género de la telenovela y la música incidental con cierto aire pícaro y juguetón suena repetitiva al tratar de emular el estilo de Danny Elfman para las películas de Tim Burton.

Lo destacable es la excelente mancuerna que han realizado Maite Perroni y Arath de la Torre. Más allá de la química, esta pareja de actores está sincronizada. Lichita y Roberto se ven de lo más natural, como dos seres con la meta de salir adelante en la vida, sin poses y sin diálogos melodramáticos. Ambos tienen problemas con la sociedad, ella por su timidez y él por su forma de vida.

Eduardo Santamarina luce muy bien con su nuevo aspecto rollizo pero su personaje recuerda mucho al de Jesús Ochoa en Por Ella Soy Eva (2012). Pablo Valentín de nuevo es el sidekick del protagonista tal como en Los Exitosos Pérez (2009) e Ingrid Martz repite el papel de niña rica venida a menos que hizo en Qué Pobres Tan Ricos (2013).

La Perroni ya salió de un basurero en La Gata, ahora en Antes Muerta que Lichita tendrá que salir de entre la basura humana de Icónika.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Antes Muerta Que Lichita dando click en esta imagen:
Antes Muerta Que Lichita. Crítica de la semana de estreno.

Te recomendamos...

3 Comentarios

  1. Abril dice:

    No hay más imaginación. ..

  2. Inosito dice:

    antes muerta que lichita me pareció una buena novela pero lamentablemente no entiendo como una muchacha que estudio con tanto sacrificio se hace una excelente profesional soporta a un protagonista que tiene un pésimo personaje por culpa de autor de la novela que hasta lo llevo al ridículo lichita recibió burla, maltrato, abuso y utilizo a lichita esperaba que la superación de la misma no la llevara a quedar con el actor principal lamentable mostró que no importo las mentiras del protagonista su falta de personalidad y valores y carácter para defender a su hijo delante de quien fuera , bastante decepcionante que la protagonista quede con roberto que solo le falto el respecto se burlo de ella y le mintió de paso se caso por la iglesia burlandose de la misma falta de respeto al sagrado vinculo del matrimonio

  3. luisana dice:

    Lichita.com es la mejor novela que han dado en Univision incluyendo a Muchacha italiana viene a casarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.