Simplemente María. Crítica de la semana de estreno.

¿Quién es Simplemente María?

María es una mujer que dejó su pueblo por la ciudad, una mujer analfabeta, una mujer trabajadora, una mujer inocente, una mujer que hace salsas en molcajete en medio de esas cocinas de telenovela donde siempre tienen los vegetales a la intemperie.

En esencia es la misma María de siempre, pero ahora con otro rostro, de facciones finas y dientes ultrablancos, y con otro cuerpo, ahora cubierto de pecas. La María de 2015 se llama Claudia y se apellida Álvarez.

En la primera semana de Simplemente María conocimos la razón por la que María abandona su pueblo para irse a vivir a la Ciudad de México. En la gran ciudad en medio de los cipreses y trajineras de Xochimilco conoce a Alejandro Rivapalacio (José Ron) y se enamoran. Alejandro es estudiante de medicina pero no le echa ganas a los estudios porque prefiere la equitación. Su hermana Vanessa (Arleth Terán) está obsesionada con él y le espanta a las mujeres. María no sabe leer ni escribir y su amiga Pina (Michelle Ramaglia) la lleva con el maestro Cristóbal (Ferdinando Valencia) para que le enseñe. Alejandro y María se dejan llevar por la pasión y ella queda embarazada pero cuando él se entera de la noticia le da la espalda dejándola sola.

Paralelamente nos presentaron al mundo de Alejandro formado por sus padres Adolfo (Humberto Elizondo) y Georgina (Mónica Sánchez Navarro), su amigo Marco (Francisco Rubio), su pretendienta Karina (Carmen Becerra) y Estela (Claudia Troyo) la novia de Marco.

Del lado de Cristóbal están toda la galería de personajes que habitan en la pensión que administra su madre Doña Feli (Ana Martin). En ese lugar conviven la exótica Carmina (Norma Herrera), el vendedor don Inocencio (Carlos Bonavides) y los hermanos Fabián (Miguel Martínez) y Fausto (Erik Díaz) entre otros.

simplemente maria capitulo 4 maria alejandro mercado claudia alvarez jose ron

En plan de melodrama tradicional, el productor Ignacio Sada revivió una historia clásica original de Celia Alcántara. El único beneficio de volver a llevar a la pantalla esa trama es la darle trabajo a los actores y al equipo de producción. Una nueva versión de lo mismo nos queda a deber a quienes amamos el género.

La producción cumplió con ambientar la historia en 1995 (a diferencia de A Que No Me Dejas donde todo ocurría en un ambiguo pasado). Vimos que Alejandro maneja un Mustang antiguo y que apenas le dieron su primer celular.

En la cuestión musical solo podemos destacar el bello tema principal titulado Simplemente Tú cantado por Cristian Castro. El resto de la musicalización carece de impacto.

Las locaciones lucieron modestas pero al menos fueron variadas. Así vimos el pueblo de María, el club de los chicos ricos, Xochimilco y la Facultad de Medicina entre otros lugares.

Los libretos, la dirección de cámaras y de escena están en un nivel medio, ni sobresalen ni son pésimos. Llama la atención que les hagan tanto close-up a los protagonistas pues se supone que tienen entre 18 y 20 años y ya no los aparentan ni de chiste.

La producción tiene que estar atenta hasta el mínimo detalle pues hemos visto varios errores. En los créditos de salida del capítulo 2 Claudia Álvarez gira y gira en el campo pero de repente se detiene y mira a la cámara pareciendo que nadie le indicó que la secuencia debía continuar. Otro error fue en el portal de Televisa. Los comentarios a la telenovela eran respondidos por ¡María López! Esa era la María de Victoria Ruffo, la de la Álvarez se apellida Flores. Poco después se dieron cuenta y realizaron la corrección.

Reconocemos que la secuencia del caballo fugitivo estuvo muy bien lograda por José Ron. También las escenas del enamoramiento de los protagonistas cumplieron a nivel romántico gracias a que contaron con el apoyo de la canción de Cristian Castro.

El único punto a favor de Claudia Álvarez es que tiene buena trayectoria como actriz. Nos tomará algún tiempo digerirla como María. Víctima de un choque cultural, la Álvarez para manifestar su asombro ante la modernidad abre la boca y pone caras de asustada. A María le asustó la licuadora y la lavadora pero el sexo no.

Arleth Terán está en el mismo papel que siempre hace y se le reconoce que lo hace bien. La que sí está mostrando otra faceta es Claudia Troyo. Ella siempre era la amiga linda y buena pero ahora es una mujer enferma de celos y hasta da miedo.

Michelle Ramaglia y Carmen Becerra están muy bien en sus papeles. Ferdinando Valencia está como pez en el agua interpretando al maestro Cristóbal por algo todo el mundo lo adora.

Ana Martín, Humberto Elizondo, Mónica Sánchez Navarro están en su zona de confort, en papeles de soporte que se parecen a otros que ya han actuado anteriormente.

En la pensión de Doña Feli los habitantes siempre comen en el patio. Carlos Bonavides, Norma Herrera, Miguel Martínez, Erik Díaz y Héctor Saez nos brindarán las tramas alternas que rellenarán la telenovela.

Por último, recordemos que todo esto está aconteciendo en 1995. ¿Cuando cambie el tiempo a la actualidad dirán que empieza la segunda temporada como en A Que No Me Dejas?

Disfruta todos nuestros artículos sobre Simplemente María dando click en esta imagen:

simplemente maria logo

loading...

Te recomendamos...

5 Comentarios

  1. HAVY dice:

    NO ME GUSTA CUANDO ALEJANDRO SE ENAMORA DE DIANA

  2. Soledad dice:

    Persiste la incongruencia de que un estudiante de medicina ande sin rasurar, el pelo largo fachudo, lo primero que exigen en la escuela es limpieza y presentación, cuando veremos a Ron limpio, presentable como un verdadero estudiante de medicina

  3. Betty dice:

    Pésima la actuación de Claudia Álvarez, sobre actuada.
    No se le cree el papel, no convence.
    Por qué la eligieron para ese protagónico?
    Se le olvida mantener el tono de mujer de campo, no se le cree el papel.
    Arlequín Terán no cambia sus papeles antagónicos, siempre es igual, las caras de mujeres malvadas son de parodia.
    La que interpreta de mujer rogona tras José Ron …perdón ni su nombre reconozco…pésima y demasiado grande para José Ron.
    Por qué siempre recurren a una moribunda linda y buena?
    El Profe en verdad como llora!,,guapo, honesto, tierno, comprensivo con todas las cualidades que buscamos en un hombre.

    Lastima pensé que esta novela atraparía.

    José Ron se ve muy grande para el papel que interpreta.
    Elizondo siempre igual en sus actuaciones de padre dictador y controlador.

  4. Edith gonzalez magallon dice:

    Cuando sera la 2da temporada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.