¿Por qué no funcionó Yago, un amor traicionado?

Dos personajes en uno

Parece ser que los públicos de Univisión en Estados Unidos y de Televisa en México no aceptaron este remake de Ezel. No es una mala producción de Carmen Armendáriz, al contrario, trae cosas muy buenas, pero todo cambio trae consecuencias.

Hay riesgo en esta producción, se la jugaron y no gustó. En Univisión la sacaron del aire y la pasaron a otro canal menos popular y en un horario de medianoche. En México abrió el horario nuevo de las 10:30 para probar suerte y no lo ha logrado.

¿Por qué no la trabajaron en versión libre sus libretistas y la agarraron desde atrás? Es decir, presentar la historia desde que empezó la traición en el personaje del protagonista Omar (Francisco Pizaña) y que fuera pasando el tiempo hasta llegar a un encadenamiento con la actualidad y se cimentara bien el protagonista para ir de la mano con él en su venganza. Los escritores la manejaron en demasiados flashbacks y tenemos a dos personajes en uno.

El mérito del equipo de escritores formado por Larissa Andrade, Fernanda Eguiarte, Alejandra Olvera, Tania Tinajero y Julio César Mármol viene en la forma de abordar un texto que originalmente proviene de Turquía. Los resultados no fueron los esperados pero lo intentaron.

El riesgo es aplaudible porque abordaron la historia de otra manera, otra forma de contar El Conde de Montecristo, historia añeja de 1845, pero no fue del agrado del respetable. Ni hablar.

Creo que Iván Sánchez y Gabriela de la Garza no tienen imán protagónico para el público de Televisa acostumbrado a otras estrellas que ya no existen.

No es un éxito Yago, pero se presentó diferente.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Yago en esta liga:
¿Por qué no funcionó Yago, un amor traicionado?

Te recomendamos...

2 Comentarios

  1. Maria Ortega dice:

    pues a mi se me gusta Yago, como dicen es una historia diferente y no cursi como las q acostumbra Tevisa, espero no la corten

  2. CARMEN RODRIGUEZ dice:

    MALA RE MALA!! NUNCA PODRÁN HACER IGUAL A LO ORIGINAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.