Hijas de la Luna. Crítica de la semana de estreno

La versión naca de Las Juanas

De Nicandro Díaz, uno de los productores de Televisa que nunca ha realizado una telenovela original y que con esta lleva tres (Destilando Amor (2007) – Cuando Seas Mía (2001), Amores Verdaderos (2012) – Amor en Custodia (2005)) que ya se habían hecho antes en TV Azteca, viene ahora Hijas de la Luna refrito de Las Juanas.

Hijas de la Luna reabre el horario de las 6:30 dejando a los unitarios Como Dice el Dicho y La Rosa de Guadalupe el espacio de las 7:30.

En la primera semana vimos cómo Juan Oropeza (Omar Fierro), el dueño del hotel Media Luna en Mazatlán, gracias a su hijo Sebastián (Danilo Carrera) y a su hija perdida Juana Victoria (Michelle Renaud), logra reunir a sus otras tres hijas perdidas que tuvo en amoríos de juventud: Juana Inés (Geraldine Galván), una novicia abandonada por su madre a las puertas de un convento en Puebla; Juana Bárbara (Lore Graniewciz), una boxeadora regiomontana; y Juana Soledad (Jade Fraser), una enfermera a la que su novio le acababa de poner el cuerno. Todas tienen en común con su papá un lunar en la parte baja de la espalda. El asunto se pone tenso con Leonora (Cynthia Klitbo), la esposa de Juan, pues ella está indignada por las infidelidades de su marido años atrás. Además Juana Victoria y Sebastián sienten una fuerte atracción a pesar de ser hermanos y de que él ya está comprometido para casarse con Estefanía (Mariluz Bermúdez).

Hijas de la Luna. Crítica de la semana de estreno

La historia original de Las Juanas data de 1997 cuando fue transmitida en Colombia por la televisora RCN. Su mismo autor Bernardo Romero Pereiro trabajó en la adaptación para la versión de TV Azteca en 2004. En esta ocasión se trata de una versión libre de Alejandro Pohlenz y Palmira Olguín.

La trama es buena pero el detalle es la forma en cómo nos la están contando. En la primera semana ya vimos microescenas, ediciones inexplicables, escenas de relleno y números musicales sacados de la manga. ¿Será que nadie revisa los guiones?

En un capítulo vimos a la novicia Juana Inés feliz porque un niño perdido por fin había aparecido y en la siguiente escena ella inexplicablemente estaba a punto de caer del campanario de una iglesia. Asimismo Sebastián y Juana Victoria estaban en la oficina de la Madre Superiora (Isaura Espinoza) explicando por qué buscaban a Juana Inés y en la siguiente escena Sebastián salvó a Juana Inés de caer al vacío. Otra cosa extraña fue la prontitud con que las cuatro Juanas dejaron todo y accedieron a irse a vivir a Mazatlán sin más ni más ¿no tenían compromisos? ¿No tenían obligaciones? ¿No tenían que pagar agua, luz y renta en sus viviendas?

Otra subtrama poco inteligente fue la de Juana Bárbara y su padrastro (Francisco Gattorno) acosador. La muchacha le dio mil vueltas al asunto para desenmascarar al criminal hasta que por fin hasta el quinto capítulo su madre (Arcelia Ramírez) le creyó su papel de víctima.

De Juana Victoria en ningún momento nos dieron a entender que tenía inquietudes musicales sin embargo rompiendo toda la secuencia narrativa insertaron un clip donde ella canta la canción Deja de Yuri con una elaborada coreografía en locaciones junto al mar.

Los guionistas en lugar de abordar la idea original como una comedia de situaciones están adaptando la historia pretendiendo que la exageración de las características de los personajes cause gracia. Hijas de la Luna continúa con el perenne tono de comedia babosa de Televisa (El Bienamado, Libre para Amarte).

Qué lejos están los personajes de Juana Victoria y Leonora del porte y elegancia que transmitían Ana Serradilla y Margarita Sanz en la versión de 2004. En YouTube están disponibles los videos para comparar. En Hijas de la Luna, Juana Victoria es una peladita heredera de las Marías de Thalía y Leonora una arpía teatrera.

Algo que nos pareció acertado en el libreto es la forma en que el manejo de redes sociales mueve a los personajes y varios son afectados por noticias que se vuelven virales en su microcosmos de Mazatlán gracias al grupo del Chismógrafo Anónimo.

En cuanto a actuaciones la pareja principal formada por Michelle Renaud y Danilo Carrera está de pena ajena. Renaud le echa ganas pero la forma en que fue concebido su personaje no ayuda. A Carrera le ocurre lo mismo de siempre, inicia verde. Ojalá que conforme vaya avanzando la telenovela Juana Victoria se vea más aterrizada y Sebastián menos tieso.

Bien por Omar Fierro, Marco Uriel, Francisco Gattorno, Arcelia Ramírez, Isaura Espinoza, Mariluz Bermúdez, Jonathan Becerra y las otras tres Juanas: Jade Fraser, Lore Graniewicz y Geraldine Galván. Alexis Ayala y Eugenia Cauduro aun fríos. Miguel Martínez y Cynthia Klitbo que le bajen tres rayitas pues no se trata de una obra de teatro donde se requieran las exageraciones.

La dirección de Salvador Sánchez podría mejorar y además podría convertir de esta historia en algo más digno si descartara las locuras del guion y filtrara lo esencial para crear una obra coherente y ligera sin ser chafa.

Sobre las locaciones nos parece un gran acierto que hayan seleccionado el puerto de Mazatlán para ambientar esta historia. Hasta el momento han cumplido con la variedad.

La edición y la musicalización son dos de los grandes problemas de Hijas de la Luna. En lugar de presentarnos escenas coherentes y con un objetivo, tenemos muchas donde los personajes dicen dos o tres parlamentos y luego hay corte y se presenta otra escena de la misma forma y así sucesivamente.

A pesar de que hemos escuchado bonitas canciones (Llévame de Espinoza Paz y Tengo de Timbiriche) la musicalización incidental tampoco tiene una coherencia. Hijas de la Luna tiene temas disparatados de comedia de pastelazo, de banda, urbanos, tipo feelgood playero y demás. Todo junto es un collage bipolar de sonidos.

La telenovela tiene muchos elementos para disfrutarla por las tardes en familia pero el público nos merecemos un producto bien ejecutado.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Hijas de la Luna dando click en la siguiente imagen:
Hijas de la Luna. Crítica de la semana de estreno

Te recomendamos...

3 Comentarios

  1. Matías dice:

    Inchorencias y escenas con mucha falta de verosimilitud caracterizan a esta mala versión de Las Juanas. Hace años que le quiero dar una chance a una historia de Televisa, pero ya ni refritos pueden hacer, sobre todo cuando tienen un original con mucha base y lo terminan arruinando.
    Agrego otras partes que me parecieron tan mal logradas y disparatadas, espero que puedan aportar a la crítica:
    -El encuentro entre Juana Soledad y Leonora. Entre la visión y la caracterización de la Klitbo como una diabólica, escana de la patada.
    -Juan Oropeza anunciando por altavoz que las Juanas son sus hijas, para aclarar el rumor de que Juana Victoria era hija de hermano. Siguen con el viejo argumento de que son hijas del pecado, que son una verguenza. Para este versión hubiera estado bueno sacar tal parte y centrarse más en los enredos familiares. Así se parece al El Derecho de Nacer de los años 80.
    -Juana Ines tratando de suicidarse. Por como iba la historia jamás se notó intenciones suicidas de dicha Juana. Lo peor de todo fue la mala dirección de los extras. Cuando baja Juana Inés y se abraza con la madre superiora aquellos se van como si no hubiesen presenciado nada. Era más fácil hacer otra cosa que tal ridiculez, hasta tiempo se habrían ahorrado.
    -Mauricio, el hermano de Estefanía. Los niños ricos pueden odiar tener que estudiar algo relacionado al negocio familiar., pero su contexto de vida no creo que los hagan desear SER MESEROS (sin desmerecer tal trabajo). Patético argumento, además de que no tuvo continuidad durante los capítulos.
    -El encuentro con Juana Bárbara. Vaya que se ahorraron tiempo. Todavía sigo esperando la sorpresa de esta Juana al enterarse de que es hija de otro, que su padre sigue vivo o que tiene otras hermanas. Pasó una escena y luego todos estaban felices brindando como una gran familia. Margarita estabaa sentada brindando contenta con la persona que la embarazó y que sólo vio unos cuántos días veintitantos años años atrás.
    -El beso entre Sebastián y Juana Victoria. HOLAAAAA!! SON MEDIOS HERMANOOOS!!! Hasta en eso se llevaron puesto al original. Esa lazo era el impedimento por el que ambos no podían estar juntos. Acá se besaron sin ninguna preocupacón. Por otra parte, hacen una pareja patética. Están en una situación bipolar sin sentido. Ahora hablan bien pero una palabra desencadena una pelea entre ellos.

    En fin, vi los 5 capitulos para ver como estaba orientada esta versíon, pero en realidad me provocó un tremendo desencato. Entiendo que querían realizar algo distinto, pero la verdad se pasan con estas formas de adaptar. Como va encaminada la adaptacion, ya parece una triste copia barata de las dos primeras versiones. Espero que no haya sido tanl argo el comentario. Saludos!

  2. Marisol dice:

    Que mal refrito de Las Juanas seria extensa en mi opinión realizando comparativos pero la protagonista parece una tonta y mas con ese acento que ni es nada creíble a diferencia de Angie Cepeda que era toda una líder y el protagonista que me parece mas un patán a diferencia de Rafael Novoa mas guapo y todo un caballero y las otras interpretes son desconocidas y les falta carisma.Desde mi punto de vista porque las telenovelas mexicanas decayeron:
    -Se ganaron la fama de copiones por realizar producciones de otros paises y eso hizo perder audiencia a nivel internacional.
    -Cuando la telenovelas mexicanas se convirtieron en refritos eso perjudico al actor y actriz exponiéndolo a la comparación con el protagonista original que sera siempre el mejor.
    -Las grandes estrellas han fallecido o se han retirado que hicieron que la producción mexicana fuera un éxito a nivel internacional, la nueva generación no es llamativa y es muy desconocida.
    -La telenovela mexicana ha perdido calidad su fotografía, ambientación se muy anticuada eso se puede notar en la única historia mexicana que emite en Colombia Sin tu Mirada comparándola la mejor versión ha sido Topacio la canción de ¿Que Por que te quiero? inolvidable de Carlos Mata y Grecia Colmenares increíble junto con Jeannette Rodriguez por algo ellas tienen el estatus de reinas de las telenovelas.
    -Han perdido la identidad respecto a sus temas musicales ahora son de reggaeton y no rancheras bonitas y canciones románticas por lo cual se destacaba México.
    -Triste que ya un producto de México que sea exitoso es La Rosa De Guadalupe me parece que es un programa muy malo y se preste a la burla por su aire y rosa,el canal RCN lo transmite por tres horas en el horario de la tarde.Y que la única celebridad conocida de México sea Yuya.
    -La marca Televisa perdió su prestigio y el amor del televidente a nivel nacional e internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.