Una Parte de Mí (Kaderimin Yazıldığı Gün). Crítica final de la telenovela

una parte de mi final elegantes kahraman ozcan deniz elif hatice sendil

De pizcadora a gran dama

Tras 140 capítulos llegó a su fin la telenovela turca Una Parte de Mí por Imagen TV.

Originalmente se transmitió en 2014 y aborda el tema de los vientres de alquiler.

(Spoilers) En el capítulo final Soner (Sinan Tuzcu) engaña a Elif (Hatice Şendil) para secuestrarla pues en su desvarío cree que ella es su esposa muerta. Elif engaña a Soner y hace una llamada logrando que Kahraman (Özcan Deniz) la rescate. Selim (Anıl Altan) y Melek (Nihan Balyalı) se casan en una ceremonia muy íntima. En la mansión Yörükhan se lleva a cabo una reunión para pedir la mano de Müjgan (Yeliz Başlangıç) para Celal (Burçin Birben) sin embargo este apenas y puede mantenerse despierto pues previamente había tomado relajantes pues estaba muy nervioso. Maksut (Serdar Özer) está harto de que lo comparen con Yakup (Hakan Meriçliler) y se dirige a la mansión para matarlo pero la policía llega a tiempo y lo detienen. Tiempo después se realiza la boda de Celal y Müjgan y en la tornaboda Kahraman le anuncia a la familia que decidieron irse a vivir a Hatay. Cuando Kahraman, Elif y sus hijos van rumbo a su nuevo destino comienza una narración de Toprak proyectado hacia el futuro. En ella Toprak cuenta que Kahraman y Elif son muy felices en una granja, que Ece es una reconocida pianista, que el hermano menor Ateş muy pronto se recibirá de la universidad y que él es el gerente de las empresas Yörükhan.

Una Parte de Mí (Kaderimin Yazıldığı Gün). Crítica final de la telenovela

Una Parte de Mí inició con una protagonista pobre y virginal y al final terminó millonaria y con tres hijos.

El tema de una madre sustituta que termina involucrándose con la pareja que la contrata ya ha sido abordado en diversas ocasiones. Hace algunos meses la anécdota fue usada dentro de la trama de la telenovela Las Malcriadas.

La historia era bastante simple y como no daba para más se inventaron unos antagonistas obsesivos que por 139 capítulos hicieron de las suyas en contra de los protagonistas pero justo al final fueron apresados por sus fechorías.

El tono de la telenovela fue de un melodrama muy exagerado y en ocasiones los actores lucieron sobreactuados. La música y la edición de escenas clave en cámara lenta supuestamente para elevar la tensión muchas veces produjeron resultados exasperantes.

Los protagonistas Özcan Deniz y Hatice Şendil la mayor parte del tiempo lucieron posados y sin naturalidad. Hizo falta una buena dirección para que se soltaran.

Un saldo positivo fue el lado cómico que corrió a cargo de la villana Şükran (Goncagül Sunar) quien al final se redimió y fue feliz con su marido Yakup.

Los villanos Defne (Begüm Kütük Yaşaroğlu) y Maksut (Serdar Özer) tuvieron un buen desempeño pero sus papeles no fueron bien desarrollados. Los villanos bidimensionales a los que solo mueven las obsesiones son símbolo de la negligencia de los escritores para inventar su psicología.

Más lógica en la trama y más cuidado en la dirección y edición podrían haber hecho de Una Parte de Mí una excelente telenovela pero el hubiera no existe.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Una Parte de Mí dando click en el logo de la telenovela:
Una Parte de Mí (Kaderimin Yazıldığı Gün). Crítica final de la telenovela

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.