Madre (Anne). Crítica de la semana de estreno

madre anne logo grande

Madre no solo hay una

En busca de guiones interesantes los ejecutivos de la productora turca Med Yapim se fueron a Japón hace algunos años a comprar un formato que tuvo mucho éxito en ese país asiático y que se llamaba simplemente Madre (2010). Su autor es Yuji Sakamoto quien años más tarde repetiría el éxito con Mujer la cual es conocida en Latinoamérica como Fuerza de Mujer y que recientemente terminó su primera temporada por TV Azteca.

Madre fue producida en Turquía en 2016 y repitió el éxito que había tenido la versión japonesa. Es la historia de una joven mujer sola que al ver que una niña es víctima de maltrato infantil decide raptarla y hacerla pasar como suya para darle una vida mejor.

En la primera semana conocimos la triste situación de la pequeña Melek (Beren Gökyıldız) quien es víctima del maltrato físico y verbal por parte de su madre Şule (Gonca Vuslateri) y Cengiz (Berkay Ateş) su novio. Zeynep (Cansu Dere) es una fotógrafa que consigue trabajo temporal como maestra sustituta y advierte la mala condición de Melek. Zeynep idea un plan para que crean que la niña murió ahogada y se la lleva a vivir a Estambul. La fotógrafa está distanciada de su familia porque tiene conflictos pues fue adoptada cuando era niña. Por azares del destino Zeynep conoce a su madre biológica Gonül (Vahide Perçin) quien acaba de salir de la cárcel pero ella mantiene su identidad en secreto. Zeynep, Melek y Gonül empiezan a convivir pero un periodista está investigando el caso de la supuesta muerte de la niña.

Madre (Anne). Crítica de la semana de estreno

De entrada la historia de Madre es impactante por la forma en que retrató el maltrato que recibe la pequeña protagonista. Las escenas nos parecieron fuertes aun y cuando se comentó que habían sido censuradas. Y lo que sucede es que el tono de la historia es realista, no se trata de una villana de Televisa haciéndole maldades a una niña sino un retrato más crudo.

En Avenida Brasil (2012) se nos rompió el corazón cuando la villana Carmina (Adriana Esteves) deja abandonada a la niña Rita (Mel Maia) en un basurero y eso que ahí el tono era un melodrama fantasioso, imaginen ahora ver con realismo que a una niña la dejan embolsada junto a la basura para que se la lleve el camión recolector. ¡Fue tremendo!

Tanto Madre como Fuerza de Mujer son una muestra de lo potente que es el universo femenino del escritor Yuji Sakamoto. Sus historias con pocos personajes, conflictos conmovedores, mujeres vulnerables y familias disfuncionales están marcando tendencia.

Muy bien por la niña Beren Gökyıldız y por la persona que realizó el doblaje en español. Qué buena labor de casting el haber encontrado a una pequeña con tanto talento. Cansu Dere (Sila, Ezel) demuestra su versatilidad como actriz al interpretar a una mujer huraña y con problemas para relacionarse con los demás. También vimos a Vahide Perçin (El Secreto de Feriha, El Sultán) como la estoica madre ex convicta de Zeynep y al galán Can Nergis (El Secreto de Feriha) como el inquieto periodista que sigue el caso de la niña desaparecida.

Vale mucho la pena darle una oportunidad a esta telenovela aunque en Imagen TV la programaron en un horario difícil.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Madre dando click en el logo de la telenovela:
Madre (Anne). Crítica de la semana de estreno

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.