Like, la Leyenda. Crítica de la semana de estreno

like la leyenda logo grande

A.L.V.

Advertencia. Este artículo está escrito con palabras soeces rebajándonos al nivel del guion de la telenovela.

El productor Pedro Damián retomó los temas juveniles en telenovelas con Like, la Leyenda, una historia inspirada en Rebelde (2004).

Like, la Leyenda cuenta las aventuras de un grupo heterogéneo de adolescentes en un internado para niños ricos. En esta ocasión no solo se incluyen artistas mexicanos sino que fueron invitados jóvenes valores de otros países como Brasil, España y Japón. También desde que comenzó el proyecto han cacareado mucho un viaje a Israel sin que se sepa aún qué tiene que ver eso con la trama.

En la primera semana conocimos a muchos personajes y algunas de sus circunstancias siendo los principales Antonia (Roberta Damián) y Ulises (Mauricio Abad). De ella no se supo mucho pero él estuvo en un reformatorio y por su buena conducta se le dio la oportunidad de ingresar a la escuela LIKE (Life Institute of Knowledge and Evolution – algo así como Instituto de Vida del Conocimiento y la Evolución). Claudio (Santiago Achaga) quiere con Antonia pero ella solo lo ve como amigo. León (Carlos Said) es hijo de un narco. María Asunción “Machu” (Macarena García Romero) tiene problemas con su novio Silverio (Víctor Varona) quien es un mamón prepotente. Manuela (Violeta Majagranzas) tiene conflictos con Jessica (Catalina Cardona) porque esta se aprovecha de todos para incrementar su base de seguidores en redes sociales. Y así un buen número de personajes que tienen escenitas de capítulo en capítulo.

Like, la Leyenda. Crítica de la semana de estreno

Qué hueva estar viendo una serie de viñetas de personajes que no pueden ni profundizar porque el libreto no les da tiempo. Son tantos personajes y a todos les tienen que dar tiempo en pantalla por eso es difícil encariñarse con ellos.

Los actores con presencia más jodida son los principales y los chingones como Macarena García Romero, Carlos Said y Ale Müller están en segundo plano. Por otra parte la mayoría de los actores adultos están del culo.

Menudo favor le hacen a la señora Isela Vega contratándola para hacer el intrascendente papel de la señora de la cafetería. Si la señora necesita trabajar ¿qué no hay algún productor que le dé un papel a su altura? Así empezó Ana Martín y ahora solo le dan papeles de sirvienta. Son chingaderas.

La inclusión de Christian Chávez, Zoraida Gómez y Karla Cossío en el reparto ahora como maestros, mantiene vivo el espíritu de la Elite Way School de Rebelde.

Cabe destacar que la musicalización es atractiva para el tipo de novela y los muchachos juntos se ven bien como grupo musical.

Lo serio del asunto es que a la empresa y al productor ya les valió madre estar en el horario de las 6:30 y permiten que el guion esté lleno de violencia verbal. Esto sucede sin ningún tipo de advertencia para la audiencia y el organismo estatal que debería regularlo está dormido en sus laureles o se hacen pendejos.

Es una falta de respeto presentar cagadas en televisión a las seis de la tarde. Es irónico que la historia se desarrolle en una institución educativa y probablemente sea la más lépera de todos los tiempos en su categoría. Una cosa es escuchar a los narcos y mafiosos en historias de adultos en horario nocturno que escuchar mamadas juveniles (y hasta de los “maestros”) por la tarde.

No está cool que estos muchachitos, a los que el público de su edad probablemente verá como modelos a seguir, tengan una boca de verdulera con respeto a las verduleras.

No se vale que la empresa, el productor y los guionistas se pasen de verga justificándose en su afán de ser realistas. El realismo déjenselo a la vida no a la televisión. De por sí el libertinaje y el valemadrismo es alarmante en la juventud ¿A dónde vamos a parar si no hay un límite ni en televisión?

Y en la sección “Favor de no mamar” a Televisa se le ocurrió la pendeja idea de presentar la campaña #PonteLIKE para ayudar a los jóvenes en problemas como las adicciones. La intención está bien pero ponen a un wey hablando de los “pinches escuincles cabrones” sin considerar que también la violencia verbal es otro problema que puede orillar a cualquiera a recurrir al alcohol o drogas.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Like, la Leyenda dando click en su logo:
Like, la Leyenda. Crítica de la semana de estreno

Te recomendamos...

4 Comentarios

  1. Jose Juan dice:

    Me parece genial y concuerdo contigo cuando dices que el realismo se lo dejen a la vida y no a la televisión; sin embargo, espero que tu no seas una de esas personas que luego cuestionan porque la televisión no presenta historias más reales. En mi caso, como espectador nunca espero ver realismo en la televisión, que haya ciertos tintes de realismo puede ser pues debería existir cierta verosimilitud en las historias para que no digas que está bien jalada de los pelos o que no sabes cuales son las motivaciones de los personajes (y recuerdo con tristeza a Velo de Novia), entre otras cosas.
    Por otra parte, la juventud actualmente habla incluso peor que estos chamacos pero estoy de acuerdo en que eso no es para nada bueno y consideraría que es hasta cierto punto alarmante.

    • Staff dice:

      Gracias por tu comentario. No estamos peleados con el realismo, sin embargo ese lenguaje no lo consideramos apropiado para ese horario en televisión abierta. Concuerdo contigo en que la televisión es ficción y se puede presentar cualquier tema pero abogamos porque al menos tengan lógica.

  2. glam dice:

    Como se va a identificar un joven (publico al que buscan atrapar con esta novela) si los protagonistas ni siquiera hablan como ellos? Además tienen que competirle en ese horario al monstruo Enamorandonos, donde lo menos fuerte que se ve son mujeres casi en bikini… no pueden pretender ponerse al tu por tu con ese programa si se van a poner de “santos” y doble moral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.