El Regreso de Lucas. Crítica de la semana de estreno

el regreso de lucas logo grande

Un complot familiar

El Regreso de Lucas, una coproducción peruano-argentina de 2016 es la telenovela que Imagen TV adquirió para ocupar el horario estelar de su parrilla.

Se trata de una historia contada en español neutro sobre una familia adinerada que pierde a uno de sus hijos pequeños por un descuido y que aparentemente lo recupera veinte años después. El asunto es que la desaparición del pequeño y la aparición de un joven reclamando su identidad en el presente, son parte de maquiavélicos planes alejados de la casualidad.

En el arranque de esta producción primero vimos el contexto del drama que vivió la familia Díaz Ayala al perder a uno de sus pequeños hijos en la playa veinte años atrás. La madre, Elena (Ana María Orozco) nunca pudo cerrar ese triste capítulo de su vida y vive aferrada al recuerdo de su hijo. Los Díaz Ayala son dueños de una empresa que se dedica a negocios relacionados con la agricultura. Un día llega un muchacho presentándose como Lucas (Pablo Martínez), el hijo perdido. Lucas y su supuesta hermana Catalina (Macarena Achaga) sienten una fuerte atracción. Al final de la semana se descubre que Lucas es un impostor y todo es un plan de Reynaldo (Salvador del Solar), el marido de Elena supuestamente para que ella recobre su estabilidad emocional.

El Regreso de Lucas. Crítica de la semana de estreno
El Regreso de Lucas resulta un estreno novedoso en cuanto a artistas, lugar de origen y locaciones. El asunto de los hijos perdidos no. Eso hasta lo vimos en el planteamiento de Mi Marido Tiene Familia con el personaje de Robert (Daniel Arenas).

El desarrollo de la trama a través de los capítulos ha sido lento. Un tema con una interrogante de la naturaleza de que si el aparecido es o no el hijo perdido hoy en día se resuelve de un día para otro sin embargo aquí quisieron hacerla de emoción. No se justifica eso de que Elena haya insistido en que la prueba de ADN no era necesaria pues ella “sentía” una conexión con el aparecido.

Además de la irracionalidad de la actitud de Elena también está la actitud de Juan (Sergio Gjurinovic). Qué flojera verlo cinco capítulos renegando de que el aparecido no era su hermano.

La telenovela también nos presenta a manera dispersa otras subtramas como la de Catalina, su pretendiente y su amiga, la de Reynaldo y su amante y la de la empresa agraria con problemas de salud en la comunidad.

Ya que se estableció que el aparecido no es Lucas, sospechamos que el asunto de la negligencia en la compañía agraria es más importante de lo que aparenta y es el trasfondo de los movimientos de Reynaldo.

El Regreso de Lucas puede interesarle a los amantes de los misterios pero no esperen una trama ágil.

Disfruta todos nuestros artículos sobre El Regreso de Lucas dando click en el logo de la telenovela:
El Regreso de Lucas. Crítica de la semana de estreno

Te recomendamos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.