Cuna de lobos. Crítica final

cuna de lobos 2019 final catalina creel luto paz vega

2 Comentarios

  1. Matías dice:

    Si en anteriores artículos de esta página apareció Nietzche, podemos parafrasearlo y decir que «Fábricas de Sueños» ha muerto. Este proyecto tenía todo para triunfar y poder traer a 2019 una gran readaptación del gran clásico mexicano, pero ni en el intento quedó.

    En cuestión de producción todo se vio muy bien cuidado hasta, podríamos decir, capítulo 15. Después todo se fue al diablo. La Catalina de esta adaptación ya mostró lo que era: una villana más y con tintes de caricatura; las expresiones de Vega la mostraban así, pues el perfil del papel estaba delineado para que no lograr más que cualquier mala de telenovela. Esta Creel no daba miedo, no tenía diálogos trascendentes y nunca pudo ser fría y manejarse por sí sola. Queda intacto el recuerdo de la gran María Rubio y su Catalina de 1986.

    Todo quedó a deber. En pleno 2019 -y después de una supuesta serie gay que promovió Televisa durante el año – que Alejandro y Miguel no se besaran ni mostraran más cariño demuestra lo mal que hicieron todo. Había tanto para hacer con esa pareja pero optaron por hacernos creer que eje de la historia era el «supuesto amor maternal de Catalina y como lo manipulaba» cuando todo mostraba lo contrario.

    Por otra parte, la adaptación del personaje Leonora fue lo peor. Siendo la «protagonista» en el original, aquí la dejaron en un papel secundario a quien la mostraban como una idiota, que sólo tuvo «fuerzas» en los capítulos finales. Prefiero no comentar el sufrimiento que plantearon para este personaje en el capitulo final.

    Si hubo aspectos desagradables en esta «serie» fueron las escenas de sexo y el triste personaje que tuvo que interpretar Azela Robinson. La verdad que la trama bisexual le quitó coherencia a todo el producto y hasta es una falta de respeto para la obra de Olmo y para Azela que tiene una gran trayectoria, no se merecía semejante humillación.

    Podría seguir con más aspectos pero los 25 capítulos de la «serie» hablan por sí solos. Le di la chance al producto para poder disfrutar otra interpretación de la historia de Olmos, pero los cánones actuales de Televisa lograron que el anhelo por el pasado sea evidente. Lamento que el público de Televisa sea conformista y piense que la telenovela protagonizada por Vega sea de calidad, cuando todo apunta a que Fábrica de Sueños es más una pesadilla que un acierto.

    • Matías dice:

      Aclaración: Es un hecho que no se buscaba una copia exacta de la historia de 1986, pero la obra de Olmos y Téllez tenía los condimentos necesarios para lograr más que una adaptación sino una superación -tanto en lo tecnológico como lo narrativo.

      La Cuna de Lobos 2019 no logrará recordarse, tiene miles de elementos de cualquier telenovela hecha por Televisa y el cualquier televisora. Una pena no supieron comprender que tenían en la manos (hay tantas escritas sobre Cuna de Lobos ¡COMO LO NO BUSCARON!).

      La muestra de que esta historia pasará al olvido más rápido que tarde es que sustituta que tendrá: una telenovela mediocre que recuerda a los más de 20 años que Televisa intentó cambiar desde 2016 pero que no pudo.

      Fábrica de Sueños ya no tiene sentido. Le llueven críticas por todos lados. Supongo que emitirán Rubí y las demás producciones serán canceladas. Mejor intenten con otras historias originales y, ojalá, algún día Televisa vuelva a realizar algo de excelencia como la obra de Olmos. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *