Rubí. Crítica de la primera impresión

rubi 2020 camila sodi

Regreso al pasado

Con una adaptación de Leonardo Padrón (Amar a Muerte) por fin llegó a Las Estrellas la miniserie Rubí como parte del proyecto Fábrica de Sueños. Esta nueva versión del original de Yolanda Vargas Dulché es una coproducción de W y Lemon Studios para Televisa.

Rubí es la historia de una hermosa pero pobre mujer que utiliza a cualquier hombre para obtener riquezas. Su maldad es tan grande que no le importa hasta quitarle el novio a su mejor amiga.

En el primer capítulo vimos que el planteamiento inicia 20 años en el futuro cuando la reportera Karla (Ela Velden) va a entrevistar a Rubí (Camila Sodi) a una apartada mansión. En ese tiempo Rubí anda con bastón y tiene una cicatriz en la mejilla. La acción cambia al pasado cuando Rubí era compañera de estudios de Maribel (Kimberly Dos Ramos) en una universidad privada. Doña Refugio (Mayrín Villanueva), la madre de Rubí, tiene un puesto en un mercado y su hermana Cristina (Tania Lizardo) es despedida de su trabajo por su jefe acosador. Un malandro incendia la casa de Rubí después de que ella lo desprecia y las tres mujeres quedan en la calle. Con un chantaje Rubí logra que el rector de la universidad (Gerardo Murguía) le dé una beca. Después Rubí hace que Héctor (Rodrigo Guirao), el pretendiente de Maribel, se desilusione de ella porque le ocultó que utiliza una prótesis en la pierna.
rubi 2020 maribel kimberyly dos ramos hector ferrer rodrigo guirao

¡Eres mala Rubí!

Parte de lo nuevo de esta versión de Rubí radica en la forma en que está contada. Desde el inicio queda de manifiesto que la historia es un flashback hacia los hechos que todo el mundo conoce de la versión de 2004 protagonizada por Bárbara Mori.

Por algún motivo extraño la Rubí del futuro accede a conceder una entrevista a una reportera y con ese pretexto vemos que “la descarada” vive en una mansión en ruinas con un adusto mayordomo (Henry Zakka). A pesar de que está coja y marcada, a Rubí no se le ha quitado lo arrogante y abre la duda de saber cómo llegó hasta esa situación.

Algo diferente de la versión 2004 en este primer capítulo fue que Rubí y Alejandro (José Ron) no se flecharon al conocerse tan solo intercambiaron unas palabras. Otra hecho distinto fue el abrupto rechazo de Héctor al saber que Maribel está lisiada.

Llamó la atención la escena en que Rubí se enfrenta a la Virgen de Guadalupe y en lugar de pedirle auxilio como en un sinfín de telenovelas mexicanas le promete que saldrá adelante a costa de lo que sea. Otra escena notoria fue cuando Rubí se burla de las telenovelas del género cuando ella misma exclama “¡Eres mala Teresa!”.

A quién le importa

Mucho se había hablado sobre la elección de Camila Sodi para el papel principal de Rubí y coincidimos en que no tiene ni la belleza ni el estilo que imaginábamos para este personaje. El argentino Rodrigo Guirao –quien es como una mezcla de Sebastián Rulli y Danilo Carrera– tuvo un decente inicio.

En el arranque también vimos a Lisardo y María Fernanda García como los padres de Maribel, y Antonio Fortier como Cayetano, el chofer de la familia. Alfredo Gatica es el cómplice de Rubí. Henry Zakka va por su cuarta colaboración con W/Lemon después de haber aparecido en La Piloto, Amar a Muerte y Como Tú No Hay 2.

El tema principal es el clásico de AlaskaA Quién Le Importa” interpretado por Camila Sodi. La canción sobre reafirmación personal nada tiene que ver con el principal rasgo de Rubí que es la ambición.

Lo mejor de que hayan programado a Rubí en el horario estelar es que por fin podremos ver una nueva producción en Las Estrellas.

Disfruta todos nuestros artículos sobre Rubi dando click en su logo:
rubi-logo-chico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.