Raymundo Capetillo, su historia en las telenovelas

raymundo capetillo muerte

El 12 de julio de 2020 falleció a los 76 años el actor Raymundo Capetillo por complicaciones relacionadas al virus Covid-19.

Sus primeras apariciones

Los archivos indican que su trayectoria en televisión inició con la adaptación de De la Tierra a la Luna, obra de ciencia ficción original de Julio Verne. Esta producción se realizó en 1969 en la víspera de la misión Apolo 11 de la NASA donde astronautas norteamericanos por primera vez pisaron la luna.

A principios de los 70 actuó en dos telenovelas de Angélica María: Muchacha Italiana Viene a Casarse y Ana del Aire. También fue de los muchos artistas que participaron en la kilométrica El Amor Tiene Cara de Mujer.

En el segundo lustro de los 70 se registró su actuación en La Venganza protagonizada por Helena Rojo y Enrique Lizalde pero fue específicamente en 1978 cuando su nombre empezó a volverse una constante en el medio telenovelero.

El despegue

En 1978 Valentín Pimstein produjo Mamá Campanita. Esta lacrimógena telenovela fue estelarizada por Silvia Derbez y Enrique Lizalde pero la pareja juvenil corrió a cargo de Laura Zapata y Raymundo Capetillo. Aquí Capetillo interpretó a Gabriel, un joven noble y rico que se enamora de la impulsiva Irene, la hija del personaje titular.

Siguió su carrera en Viviana donde personificó a Alfonso Cernuda, un arquitecto que tiene una aventura con Gloria (Maricruz Olivier), la rival de Viviana.
ambicion raymundo capetllo edith gonzalez

La consolidación

En los años 80 actuó con varias de las estrellas juveniles de la época. En Aprendiendo a Amar alternó con Erika Buenfil. En Ambición fue Armando Cárdenas, el interés amoroso de Charito (Edith González). En La Fiera, una de las telenovelas más recordadas de Victoria Ruffo, fue el amante de la villana Brenda (Rocío Banquells) y al final la mató. En Juana Iris fue Rafael, un ángel en el camino de la protagonista a quien transforma en una mujer distinguida. En Victoria fue uno de los miembros de la familia de los Santos y se divertía seduciendo mujeres solo porque sí. Terminó esa década encarnando a un médico en Rosa Salvaje.

Padre de telenovela

Raymundo Capetillo inició los años 90 con un destacado papel en Cadenas de Amargura. Ahí fue Renato, el dueño de una fábrica de cerámica y padre del protagonista Gerardo (Raúl Araiza). Su cruz fue lidiar con una esposa intrigante y pretenciosa interpretada por Hilda Aguirre.

Su siguiente trabajo fue en Mágica Juventud donde era miembro de familia Grimaldi junto con Carmen Montejo, Sergio Sendel y Marisol Santacruz.

En 1996 Juan Osorio lo contrató para aparecer en Marisol. Ahí fue Diego Montalvo, un hombre que es asesinado por Amparo (Claudia Islas) pero de cuya muerte acusan a Marisol (Erika Buenfil).

En los siguientes años apareció en No Tengo Madre y Alma Rebelde y después realizó un par de actuaciones contrastantes para Emilio Larrosa. En Soñadoras fue el comprensivo padre de Lucía de la Macorra (Michelle Vieth) y en Mujeres Engañadas interpretó un hombre que vuelve del pasado para atormentar a Yolanda (Laura León) y reclamar sus derechos como padre biológico de Jéssica (Anahí).

Siglo XXI

Capetillo inició el nuevo siglo trabajando para Carla Estrada en Mi Destino Eres Tú. Ahí fue miembro de los Rivadeneira, familia a la cual pertenecían los personajes de Jorge Salinas, Jan y Joaquín Cordero.

En 2001 recibió la oportunidad de interpretar uno de sus papeles más recordados de nuevo de la mano de Carla Estrada: el doctor Álvaro Luna en El Manantial. En esta telenovela el doctor Luna era el protector de Héctor (Jorge Poza) y tenía que lidiar con dos víboras en la familia interpretadas por Sylvia Pasquel y Karyme Lozano.

Tras esa reconocida actuación participó en dos telenovelas olvidables: Velo de Novia y Corazones al Límite.

Su siguiente papel destacado fue el de Nicolás Linares en Barrera de Amor. Ahí fue un villano quien junto con su hija interpretada por Chantal Andere hacían sufrir a varios de los personajes de la última producción de Ernesto Alonso.

En la segunda mitad de la década de los 2000 fue requerido para actuar en dos telenovelas de época: Pasión donde interpretó al bondadoso padre de la protagonista Camila (Susana González) y Corazón Salvaje donde encarnó al villano Raúl de Marín.

Sus últimas actuaciones en telenovelas fueron en Amor Bravío donde realizó el papel del interesado Francisco Díaz y en Mentir para Vivir donde tuvo una actuación especial como un juez.

Descanse en paz un grande de la actuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.