La Mexicana y el Güero. Crítica de la semana de estreno

la mexicana y el guero logo grande

La única nueva

Sin más ni más La Mexicana y el Güero es la única telenovela mexicana nueva de esta temporada. El Dragón se cuece aparte.

La historia que ocupa el horario de las 8:30 de la noche por Las Estrellas es una producción de Nicandro Díaz. El original es chileno y esta adaptación está a cargo de Kary Fajer (Destilando Amor), Gerardo Luna (Destilando Amor) y Julián Aguilar (La Jefa del Campeón). La dirección de escena es de Aurelio Ávila (Soltero con Hijas) y Víctor Rodriguez (Un Camino Hacia el Destino).

En la primera semana vimos cómo tras la muerte de su madre adoptiva en Estados Unidos, el millonario Tyler Sommers (Juan Soler) decide ir a México a conocer a su familia biológica. La estafadora Andrea (Itatí Cantoral) se entera de esto y urde un plan para quedarse con el dinero del gringo. El plan de Andrea consiste en hacerse pasar por su hermana. Además contrata a una serie de personas con problemas económicos para completar una familia ficticia para “el güero”. Las cosas se complican cuando surge una atracción entre Andrea y Tyler.
la mexicana y el guero juan soler

Un nuevo aire

La Mexicana y el Güero representa un nuevo aire en la carrera de Nicandro Díaz. Tras tropezones por el tono errático de Hasta el Fin del Mundo, la espantosa concepción de El Bienamado y el mal guion de Hijas de la Luna, con esta nueva telenovela parece que el productor podrá sacarse la espinita.

En La Mexicana y el Güero hay mucho lugar para hacerse pues tiene un elenco muy numeroso. Empezamos por la pareja protagónica que mantiene en el aire una tensión sexual desbordante que no se podrá consumar pronto pues se supone que son hermanos.

El tinglado para defraudar a Tyler está bien montado pues la maquiavélica Andrea tiene en mente llenarlo de “amor familiar” para así poder exprimirlo a su gusto. El que salió sobrando en esta treta es René (Luis Roberto Guzmán), el novio de Andrea. Tan pronto llegó Tyler y a la cazafortunas se le olvidó que tenía a un galán con bigotito dispuesto a casarse con ella.

La banda de estafadores

La pandilla de Andrea se complementa con su hija Katya (Gala Montes), La Chabela (Montserrat Marañón) y Olinka (Sabine Moussier). Se da a entender que ellas se dedican a verle la cara a los demás para robarles su dinero.

El grupo de gente contratada por Andrea para fungir como los parientes de Sommers está encabezado por doña Maty (Jacqueline Andere). Los hermanos son: Mario (Julio Camejo) y Gonzalo (Rodrigo Abed). Sus respectivas esposas son Gladys (Irán Castillo) y Marcia (Gabriela Zamora). Viiyéri (Daniela Álvarez) fue contratada para hacer de hija de Gonzalo y Marcia. Diego (Sian Chiong) quien tiene una relación amorosa con Sebastián (Eleazar Gómez) fue contratado como el novio de Katya.

Sumados a todos ellos están sus verdaderos parientes entre los que se encuentran Nora Salinas, Laura Vignatti y Pablo Valentín.

Los conflictos de los demás personajes son comprensibles pero los más chocantes son los de la familia Heredia. Nora Salinas es la mamá sobreviviente del cáncer que es adoradora del “niñito muevecorazones” y no ve más allá de sus narices. El hijo Brandon (Rodrigo Brand) es un burro que ni ha terminado la prepa y cree que lo merece todo. Finalmente la hija Rocío (Elaine Haro) se la pasa quejándose de todo.

El desempeño

En conjunto la telenovela resulta buena para pasar un rato agradable. El tono, la dirección y sobre todo la integración del elenco hacen de este un producto respetable.

La Cantoral es una líder nata y aquí se ve que puede poner orden a todos sus secuaces. Juan Soler rápidamente se adueñó de su personaje y su interpretación de la necesidad de afecto de Tyler es enternecedora. La que se lleva las palmas por su labor es la grandiosa Jacqueline Andere. A ella es a quien podemos adorar como la matriarca “disipada” que nunca dice no cuando le ofrecen una copita de alcohol.

Entre lo que podría mejorar es la actuación de Sian Chiong quien aún está muy tieso; la de Gala Montes que le baje dos rayitas; y los parlamentos de Rodrigo Brand como el insufrible Brandon quien repite la palabra “ancestros” cada dos diálogos. Además, la trama del amor entre Diego y Sebastián peca de inocente ¿a quién se le ocurre que en esta era los novios se saludan con besos en la mejilla?

Calificación inicial: 8

Disfruta todos nuestros artículos sobre La Mexicana y el Güero dando click en su logo:
la mexicana y el guero logo chico

1 Comentario

  1. 11 septiembre, 2020

    […] el espacio de La Hora de la Novela, La mexicana y el güero se calificó con un 8/10 destacando que lo mejor de la comedia romántica […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.