La Desalmada. Crítica final de la telenovela

la desalmada livia brito caballo fernanda

La sorpresa del año

Por lo alto se fue La Desalmada, telenovela estelar de Las Estrellas de la cual nadie se esperaba unas audiencias tan altas. A pesar de las críticas (incluyendo la nuestra), esta versión de la telenovela colombiana La Dama de Troya se colocó como uno de los programas más vistos del año.

La Desalmada fue una producción de José Alberto Castro con libretos de Ximena Suárez, Julián Aguilar, Janely Lee e Isabel de Sara. Los protagonistas fueron Livia Brito y José Ron quienes repitieron pareja después de Muchacha Italiana Viene a Casarse (2014). Los antagonistas fueron Eduardo Santamarina, Marjorie de Sousa, Kimberly Dos Ramos y Daniel Elbittar.

(Spoilers) En el capítulo final Clara (Gaby Mellado) se reconcilia con David (Julio Vallado). Antonio (Francisco Gattorno) se queda sin dedos y es arrestado. Martina (Azela Robinson) también acaba en la cárcel y con el rostro marcado con cicatrices. Fernanda (Livia Brito) le confiesa a Rafael (José Ron) que ella fue la que le disparó. Octavio (Eduardo Santamarina) le ordena a Carmelo (Alberto Estrella) que mate a Lety (Marlene Favela) pero este en su lugar le revela a ella toda la verdad sobre Octavio. Octavio intenta abusar de Fernanda pero Rafael la salva y Carmelo le dispara. Pasa el tiempo y vemos que Rafael y Fernanda se reconcilian. César (Daniel Elbittar) se despide de ellos. Germán (Sergio Basáñez) le dice a Lety que Isabella (Kimberly Dos Ramos) está feliz en su nuevo trabajo y ella lo invita a que la acompañe a un viaje por Europa. En el burdel Espinoza Paz canta el tema de la telenovela y llega un vaquero encarnado por Pedro Moreno en una participación especial para contratar los servicios de una de las muchachas. La que le recomiendan es “La Venenosa” y resulta ser nada más y nada menos que Julia (Marjorie de Sousa). En una comida donde se reúnen todos los personajes, Luis (Raúl Araiza) les anuncia que él y Miriam (Cecilia Galiano) se casarán otra vez. Fernanda y Rafael se refrendan su amor en el campo mientras que Octavio oculto en una cueva jura que se las van a pagar. El letrero final dice “Fin…”

la desalmada final rafael y fernanda jose ron livia brito

Sobre el final

Con un conciso final de viernes terminó La Desalmada. Durante la primera media hora todo giró en torno a la muerte de Pachita (Ana Martin) y por ello estuvimos en vilo esperando a ver si tendría un final abierto para una segunda temporada. Afortunadamente en la segunda media hora todas las tramas se cerraron con excepción del destino de Octavio quien huyó y juró vengarse.

Durante el desarrollo del capítulo observamos varias cosas que no terminaron de cuajar. Entre ellas que Octavio le disparó a Fernanda estando muy cerca con intención de matarla, sin embargo solo la hirió en un brazo; Octavio parecía haber muerto pero con el paso del tiempo solo dijeron que se salvó y que huyó; Martina de repente apareció en la cárcel; Carmelo se hizo inexplicablemente una herida en la mano; Brenda (Jackie Sauza) sigue en la hacienda y tiene planes de acompañar a Lety a Europa.

Quien se llevó el capítulo fue Alberto Estrella confesando sus crímenes y los de Octavio a Lety en la iglesia. Tan solo por esa escena valió la pena este final.

La desalmada que no era desalmada

El núcleo de esta telenovela se supone que sería la venganza de la protagonista después de que su esposo fue asesinado y ella violada. Sin embargo, lo que menos hubo en La Desalmada fue venganza. A lo largo de los capítulos se fueron tejiendo las subtramas de los personajes secundarios mientras que Fernanda de desalmada solo tenía el apodo.

Teniendo como antecedente a otras protagonistas vengadoras como Doña Bárbara y Rosario Tijeras, a “la desalmada” le quedó grande el sobrenombre. Hasta se sentía ridículo cuando su amado Rafael le decía “mi desalmada” de cariño.

Mucha belleza y poco cerebro fueron las cualidades principales de Fernanda Linares, la hembra que se infiltró en la vida de su violador y en el camino encontró un nuevo amor. La poca sagacidad de “la desalmada” la llevó a pensar que Rafael era quien había abusado de ella y le disparó dejándolo casi paralítico. Lo más triste fue que un inocente resultó señalado como el atacante de Rafael y fue asesinado sin deberla ni temerla.

El galán desubicado

Rafael fue un “jovencito” al que el estar siempre bajo la extrema protección de sus padres, le afectó su juicio. Él empezó la telenovela con un objetivo pero a cada rato situaciones externas le hacían cambiar de opinión.

Él e Isabella se conocían desde niños y de repente le entró la idea de que harían una buena pareja de esposos. Claro que eso es lo que le convenía a los intereses económicos de ella y Rafael cayó en sus redes, al menos hasta que apareció Fernanda.

Sin una pizca de vergüenza, Rafael comenzó a pretender a Fernanda mientras su boda con Isabella estaba en puerta. Tan voluble resultó el protagonista que el mero día de la boda, en el altar, le dijo a Isabella que siempre no. Después, como en muchas telenovelas, ella resultó embarazada y utilizó a su bebé para poder quedarse a lado de Rafael.

Triángulos sí, cuadrado no

En toda telenovela no pueden faltar los triángulos amorosos y en La Desalmada vimos unos de los más candentes en tiempos recientes. Mientras que Octavio y Julia saciaban sus más bajos instintos en todas partes, a la linda Lety le salían unos cuernos más grandes que los del logo de telenovela. Curiosamente Julia era la confidente de Lety, tal y como ocurrió con la protagonista y antagonista de la telenovela Fuego Ardiente también de este año.

Rigoberto (Gonzalo García Vivanco) e Isabella también se dieron sus buenos apapachos a espaldas de Rafael. Ángela (Laura Carmine) hizo buen clic tanto con Rigoberto como con Germán. Daniel Elbittar mostró buena química con Livia Brito pero en su debut en Televisa le tocó ser el galán alternativo.

El romance menos atractivo de la historia fue el chocante cuadrado representado por Luis y sus tres mujeres.

El talento

Qué gusto fue ver trabajar juntas a señoras actrices como Marlene Favela, Marjorie de Sousa, Azela Robinson y Ana Martin. Los caballeros Eduardo Santamarina, Sergio Basáñez, Alberto Estrella y Francisco Gattorno no se quedaron atrás.

Bien por Kimberly Dos Ramos, Gonzalo García Vivanco, Laura Carmine, Daniel Elbittar, Ale García, Julio Vallardo, Gonzalo Vega Jr., Macarena Miguel y Gaby Mellado.

Los contrastes

Lo peor de La Desalmada fue que arrastró los mismos temas durante toda su corrida. Las situaciones explosivas como las infidelidades, las traiciones y los secretos se alargaron durante toda la telenovela en lugar de haberse resuelto en su momento y que hubieran dado paso a más incidentes.  Eso es un problema de estructura dramática. Nos hubiera gustado que Octavio y Julia hubieran sido descubiertos mucho antes; que Fernanda hubiera desenmascarado a Octavio antes; que el destino de la pareja de Isabella y Rigoberto hubiera sido distinto, en fin. Qué desperdicio de tiempo para que la trama se pusiera buena gracias a los circos de las últimas semanas.

En las escenas en foro no evolucionaron nada. El look era anticuado, con escenografía e iluminación descaradamente artificiales. En cambio, sí hay que reconocer las bonitas locaciones ubicadas en Malinalco, Estado de México y Zempoala, Hidalgo.

Lo mejor de La Desalmada fue lo que representa para Televisa, un éxito que abrirá las puertas a más melodramas tradicionales en el horario estelar.

Calificación final: 7

Disfruta todos nuestros artículos sobre La Desalmada dando click en su logo:
la desalmada logo chico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.